Refugiados de élite

Por David Sierra

Vienen para amedrentar. Para destrozarlo todo y sacudir a diestro y siniestro. Bajo el manto de las ideologías totalitarias, que exhiben sin pudor desde sus lugares de origen. Sin control y sin censuras. Lo hacen por todo el continente. Como seres supremos, superiores. En manada. Viajan con armas o, simplemente las adquieren allá donde paran. Y el sistema se caga cuando anuncian sus visitas, enmascaradas entre la grada. Aficionados a la violencia; que han vivido desde su niñez, en su infancia, en su entorno. Enfrentados a las normas con idea de transgredirlas y si se da el caso, hasta la muerte. Lo llevan dibujado. En el pecho o en el brazo. Son sus documentos de identidad. Los que permiten reconocer al salvaje y le diferencian del ciudadano que aparece en la imagen del pasaporte.

Sigue leyendo

Un Estado sin alma

2017-01-13-refugiados

Un grupo de inmigrantes hacen cola para recibir comida en Belgrado (Serbia). Foto: Marco Djurica (Reuters)

Por Álvaro Nuño.

La última ola de frío polar que está sufriendo nuestro continente ha vuelto a sacar a las portadas de los medios de comunicación imágenes que parecen extraídas de un archivo de mediados del siglo XX. Si no fuera por el color, nadie podría distinguir las colas de cientos de seres humanos ateridos de frío, arropados únicamente con mantas en busca de algo caliente que comer y rodeados de nieve que se están produciendo en todos los campos de refugiados de las fronteras mediterráneas, que las de aquellos seres humanos que huían de las batallas de la Segunda Guerra Mundial o del terror de las dictaduras. Las imágenes se pueden llevar setenta u ochenta años, tiempo más que suficiente para que la vieja y rica Europa hubiese terminado con la tragedia, pero la historia se repite sin que muchos de nosotros y la mayoría de nuestros representantes políticos muevan una ceja para ponerle fin.

Sigue leyendo

Refugio en Guadalajara

Imagen de la campaña de ACNUR contra la tragedia en el Mediterráneo. // Foto: ACNUR

Imagen de la campaña de ACNUR contra la tragedia en el Mediterráneo. // Foto: ACNUR

Por Concha Balenzategui

Si hay una situación que nos ha estremecido este verano es la tragedia que se vive a diario en el Mediterráneo, donde miles de personas han muerto tratando de huir de la guerra y la persecución. La catástrofe humanitaria de quienes tratan de escapar del horror que sufren, especialmente en Siria e Irak, pero también en Afganistán, Somalia, la República Centroafricana o Eritrea, es imposible de cuantificar pues es el fondo del mar el que lleva la cuenta de los cadáveres, pero ha sido comparada a la vivida en Europa tras la Segunda Guerra Mundial. La tragedia nos ha ido asaltando en cada rincón de nuestras vacaciones y a la vuelta de nuestras fiestas para mover nuestras ociosas conciencias con imágenes y cifras espeluznantes.

Sigue leyendo