El Centro de Cultura Activa

2017.06.02 edificio negro

La remodelación del Centro Cívico supondrá el desalojo de una docena de asociaciones. // Foto: Archivo

Por Álvaro Nuño.

“Las Asociaciones Culturales de la ciudad reclaman un Centro de estas características pues el Ateneo Municipal no puede prestar adecuadamente los servicios que demanda el asociacionismo cultural de Guadalajara, cada vez más vivo. Un moderno centro que ofrezca oficinas para sede de las asociaciones que lo soliciten, al tiempo que salas de reuniones, biblioteca/hemeroteca, sala multimedia, y espacios de expresión y de creación artística es, a nuestro juicio, algo que puede concretarse en lo que hemos venido a llamar Centro de Cultura Activa, para el que solicitamos dotación para redactar su proyecto que bien podría acometerse a través de un Concurso de ideas”.

Sigue leyendo

Anuncios

Negras perspectivas

Por Borja Montero

El Centro Cívico Municipal, esa mole arquitectónica conocida como el Edificio Negro que alguien creyó acertado construir en un enclave íntimo del centro de la ciudad, lleva unos años siendo un quebradero de cabeza para los gestores municipales, y ahora lo va a empezar a ser para sus habituales inquilinos. Si, en los últimos tiempos, el debate se había centrado en cuáles eran las obras de reforma y mantenimiento necesarias para el edificio y si debía procederse a un cambio de imagen y/o de uso para intentar naturalizar la presencia de tamaña intromisión urbanística en su entorno, ahora, cuando las obras están decididas y a punto de comenzar, la polémica se centra en qué va a pasar con los actuales usuarios y moradores del edificio una vez que se adecente el inmueble. Sigue leyendo

Canallas, princesas, piratas… jóvenes y teatro

musical Alfonso Losada Sanz

LiberArte sobre el escenario del Ateneo de Arriaca. / FOTO: Alfonso Losada

Por Míriam Pindado

Muchas veces pasamos por alto pequeños proyectos que al final resultan ser más “grandes” de lo que imaginábamos. Los periodistas, y también los propios vecinos de esta y otras localidades, obviamos el trabajo de muchos colectivos a los que solo prestamos atención cuando nos tocan de cerca o cuando son reconocidos por los de más arriba. Bien es cierto que es imposible seguir la labor de todas las asociaciones, plataformas u organizaciones de esta provincia (que no son pocas), pero quizá deberíamos mostrar más interés por ellas cuando nos topamos (casi sin querer) con su trabajo.

Hace poco, mi compañero Borja Montero dedicó un artículo a la importancia del tejido asociativo en Guadalajara. Y hoy me sumo a sus reivindicaciones pero, esta vez, tendiendo la mano a los más jóvenes y poniendo como ejemplo a la compañía LiberArte Teatro Musical.

Sigue leyendo

La sangre en las venas

presentacion siglo futuro

Presentación de las nuevas actividades del 25º aniversario de la Fundación Siglo Futuro. // Foto: culturaenguada.es

Por Borja Montero

Todo cuerpo, por muy bien conservado que tenga todos sus órganos, precisa de la sangre, un líquido bastante abundante pero no por ello menos importante, ya que es quien dota de vida, alimento y calor a todos y cada uno de los sistemas que hacen funcionar el organismo. Del mismo modo, toda comunidad, por muy efectivas que sean sus instituciones y bien tejidas que estén sus redes, suele precisar de una sociedad civil activa para vertebrar las necesidades y demandas de la ciudadanía y llegar allá donde la mano de los poderes públicos o la búsqueda de rentabilidad de las entidades privadas no pueden llegar. Asociaciones, plataformas, colectivos, sindicatos y clubes de todo tipo son los que tienen que llenar esos vacíos, lamentablemente cada vez más amplios.

Esta semana, la Fundación Siglo Futuro ha presentado el inicio de los fastos que servirán para conmemorar su vigésimo quinto aniversario, una longevidad que les ha llevado a poner a disposición de los guadalajareños 2.360 actos públicos de diferente índole hasta el momento, y lo que les queda por delante. Al margen de otra nueva guerra de cifras en cuanto a las conmemoraciones (el Club Siglo Futuro fue fundado el 1 de junio de 1992, por lo que no le toca soplar tantas velas hasta dentro de 18 meses), se presenta un año en el que, nuevamente, la inventiva de Juan Garrido y sus colaboradores deberá sobreponerse a las siempre tozudas cifras, ya que cuentan con 52.000 euros para cubrir un año de actividades de calado, que no todos los cursos se celebran cifras de esta envergadura. Lo que se sabe por ahora así lo hace prever: Ángel Gabilondo, Fernando Savater, Amelia Valcárcel, Almudena Grandes, la XXV Cumbre Flamenca o nuevos certámenes musicales y literarios. Sigue leyendo