Hagan gasto en la tierra, que no todo es Amazon y Glovo

Por Sonia Jodra

No es la Semana Santa soñada, pero si pensamos en la que tuvimos hace un año, la actual nos puede parecer idílica. Hacer torrijas con un tutorial de Youtube fue el año pasado lo único con lo que pudimos celebrar la época de Pascua. Así que este año tenemos muchas cosas que celebrar. Celebremos la vida, el buen tiempo, los atardeceres y las vacunas que están llegando. Y ya que nos ponemos, hagámoslo con generosidad.

No podemos ir a la playa, a recorrer un país europeo en tres días ni a esquiar. Y aunque ver a los turistas franceses disfrutando de Madrid como nosotros no podemos hacer nos abre las carnes, hay motivos para disfrutar de este cierre perimetral regional que nos proporciona el placer de descubrir que, a veces, nos vamos muy lejos a buscar lo que tenemos muy cerca.

El turisteo por la provincia es tan ideal como el que nos obliga a pegarnos palizas de seis horas de coche con parada en Área de Servicio cutre. El Alto Tajo, el Barranco del Dulce y la Arquitectura Negra están espléndidos, en ese momento del año en el que todo brota. Las lluvias y la nieve del invierno han ido escurriendo poco a poco entre la tierra, generando ahora un espectáculo de colores y aromas inigualable.

Pero además de la vista y el olfato, esta primera Semana Santa de la era pandémica precisa de nuestra generosidad en el gasto. Gastemos con alegría. Cuando vayamos al pueblo, cuando visitemos la provincia, hagámoslo sin tacañería. No esperemos a que nos dejen ir a los centros comerciales de Madrid para gastar lo que tan bien le vendrá a nuestros hosteleros, comerciantes y restauradores en estos días.

Resulta irónico que prefiramos gastar en gasolina para irnos lejos a hacer la compra. No hombre, no. Compremos en los supermercados de los pueblos, echemos gasolina en las áreas de servicio del medio más rural, aunque sea más caro, y compremos todo lo que necesitemos en estos días en las tiendas de los pueblos. Si hay que salir, salgamos, con precaución, pero salgamos, a comer, a cenar, a tomar café, a merendar… Y cuando nos traigan la cuenta seamos sensatos a la hora de hacer comparaciones. En el tique que nos dan en el pequeño autoservicio de pueblo están incluidas muchas cosas que no tienen precio. No podemos pretender que los pueblos sigan siendo generadores de vida a coste cero. No sirve lamentarnos de que los pueblos se mueren y llegar con el coche lleno de todo lo que necesitamos cada vez que los visitamos. No sirve decir que nos encanta el senderismo de bocata y a la vez sentir que solo encontramos pueblos fantasmas en pleno invierno.

La vida urbana nos ha llevado a adquirir extraños hábitos que ya ni nos replanteamos. Pedimos cena barata a domicilio y obligamos a alguien a cruzarse la ciudad en bici, coche o moto para buscar nuestra cena y llevárnosla al otro punto de la ciudad. Damos por buenos este tipo de empleos precarios, fomentamos el empobrecimiento de los trabajadores y cuando vamos a un pueblo nos parece caro que nos pidan dos euros por un refresco y probablemente exijamos tapa, que el aseo tenga jabón de manos y que les den vasos de agua fresquita a los niños.

Estamos a tiempo, pero si nos aplicamos esa frase tan nuestra que desde pequeños nos han repetido; “no te estés”. Pues eso, no nos estemos a tonterías, seamos justos con nuestra tierra. Contratemos una visita guiada en Sigüenza o Guadalajara, igual que hacemos cuando vamos a Toledo, compremos regalos para los amigos, aunque nos parezcan caros y si hay que quedarse a dormir en Brihuega, mejor que mejor. Que, aunque esté cerca de casa, siempre es agradable despertarse en un sitio nuevo, con sonidos diferentes y aromas especiales.

Los pueblos se mueren, pero no lo hacen solos. Lo hacen con nuestra ayuda, nuestra indiferencia y nuestra distinta vara de medir. Pagamos 3 euros para que Amazon nos traiga a casa un boli que vale 4. Esperamos un mes para que nos lleguen de China unas zapatillas. Nos comemos la cena fría después de que haya hecho un absurdo viaje en moto. Pero cuando vamos al pueblo, pensamos que todo es caro, imperfecto y falto de sofisticación.

De verdad, celebremos que este año vivimos la Semana Santa en la calle, no como hace un año que estábamos encerrados. Con todas las precauciones, pero con todas las emociones que precisa una situación como esta. Hagan gasto, señoras y señores, que la tierra nos necesita. Compren, coman, beban, pernocten, alquilen, contraten… Porque tenemos motivos para celebrar y queremos seguir haciéndolo. ¡Feliz Semana Santa!

Vacaciones de interior (I)

thumbnail

Establecimientos rurales como Casa La Nuri en Utande esperan completar sus reservas durante todo el verano. Foto: Picapau Fotografía.

Por Gloria Magro.

Visto como está el panorama nacional e internacional planear unas largas vacaciones de interior se antoja la mejor opción para este verano y la más deseada. Se espera que en las próximas semanas haya un éxodo masivo a los pueblos, un plan familiar seguro y asequible que en la práctica podría suponer la reactivación económica de muchas localidades. Y también una oportunidad de negocio y de viabilidad con repercusiones muy positivas en provincias como la nuestra. Guadalajara tiene suficientes recursos naturales y servicios para acoger este verano a un gran número de veraneantes entre residentes retornados y turistas.

Sigue leyendo

Lavanda, esplendor en la Alcarria.

A90EBFC2-0B68-4CCF-9EFE-1EC32E503DB2.jpeg

El aceite esencial de lavandina no tiene propiedades medicinales pero su aroma está presente en todo tipo de productos industriales de gran consumo. Foto: Alcarria Flora.

Por Gloria Magro. 

Más arriba de Almadrones, en una finca de ocho hectáreas que mira al monte San Cristóbal, en lo que ya es Parque Natural del Barranco Del Río Dulce, el zumbido de cientos de abejas laboriosas sobre el espliego pone banda sonora a una somnolienta tarde de finales de julio. Las plantas, perfectamente alineadas y de un color lavanda intenso, desprenden un aroma inconfundible a aceites esenciales, un manto impecable a la altura de cualquier fotografía de la Provenza francesa o la Toscana italiana. Y sin embargo esta finca está en Algora, al abrigo de miradas indiscretas pero también fuera de la última ruta que está poniendo a Guadalajara en el mapa turístico internacional, la de la lavanda. Podría decirse que de la gestión de este recién descubierto recurso depende el despegue económico de una amplia comarca de la provincia. La Alcarria será lavanda o no será.  Sigue leyendo

Archivo de Manu Leguineche: una crónica general del mundo

Los autores, que han investigado el fondo personal del reportero vasco afincado en Brihuega, destacan el hallazgo de miles de artículos y fotografías, y decenas de cuadernos, acreditaciones, escritos inéditos y objetos personales.

La UAH y el Archivo Histórico de Euskadi han mostrado interés en la puesta en valor de un material indispensable para calibrar la talla personal y profesional de Leguineche.

Manu Leguineche

Se acaba de saber que la familia ha cedido, que no donado, su documentación privada de Brihuega al Archivo Histórico de Euskadi.

Por Pedro  Aguilar* y Raul Conde*

Resultaba imprescindible sacar a la luz el archivo personal de Manu Leguineche si, como sabemos, se trata de un testigo presencial de los acontecimientos históricos ocurridos en el mundo durante la segunda mitad del siglo XX. Como periodista, entrevistó y mantuvo conversaciones con los personajes que protagonizaron este período histórico. La mayoría de los testimonios que recogió forman parte de sus reportajes y de sus libros, que siempre entendió como una prolongación de sus crónicas periodísticas. Pero intuíamos que entre las estanterías, en los armarios y en los cajonestenía tenía que haber documentos que completasen esa gran crónica general del mundo según Manu Leguineche que forman sus escritos publicados en uno u otro formato. Sigue leyendo

El mariquita del pueblo

Una pareja en el campo de lavandas de Brihuega. // Foto: Javier Hernández

Una pareja en el campo de lavandas de Brihuega. // Foto: Javier Hernández

Por Patricia Biosca

En los pueblos siempre ha habido un mariquita. Junto con el borracho y el tontico han formado parte imprescindible de la cultura rural, ¡hombre!”. Así describe el programa de humor “La hora chanante” uno de los roles que se repiten casi tanto como el ajo en los pueblos. Siempre hay uno, aunque no sea cierto. Y siempre se califica como un insulto, incluso dentro de ese cajón difuso que abarcan frases como “con cariño”, “no me molesta, pero que no se me arrime mucho” o “yo tengo muchos amigos gays”. A modo de tradición, o por costumbre de tribu, los homosexuales han estado en el punto de mira como el negro Sam de “Casablanca”: solo servía para tocar el piano, como los mariquitas para aguantar las mofas. Independientemente de su orientación sexual, la mayoría pasó un infierno y tuvo que emigrar a otros lugares, que no tenían por qué ser más tolerantes, pero sí más anónimos. Eso o la resignación. Sigue leyendo

Descubrir Guadalajara

2017-01-20-siguenza

La catedral de Sigüenza, uno de los monumentos más visitados de la provincia // Foto: turismoensiguenza.com

Por Álvaro Nuño.

Ayer se celebraba el Día de Guadalajara en el expositor que Castilla-La Mancha ha instalado en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra desde el miércoles y hasta el domingo en el Ifema de Madrid. Es esta una nueva oportunidad para sacar a relucir los muchos encantos que posee nuestra provincia, la eterna joya por explotar. Dicen los expertos que tenemos de todo: cultura, folclore, naturaleza, gastronomía y, además, todo a dos pasos de Madrid -como decía un acertado mensaje publicitario-, el gran mercado de millones de personas deseando de abandonar el asfalto, el ruido y el aire contaminado de la gran urbe y cambiarlo, al menos un fin de semana de vez en cuando, por paz, sosiego, trinar de pájaros, olor a campo, buen comer y cultura en muchos casos desconocida. Por eso hay que aprovechar todas las oportunidades como esta para dar a conocer a esa gran desconocida.

Sigue leyendo

Que viene el cerdo

Cartel que ilustra la recogida de firmas contra el proyecto de una granja de cerdos en Brihuega.

Cartel que ilustra la recogida de firmas contra el proyecto de una granja de cerdos en Brihuega.

Por Concha Balenzategui

No, no vamos a hablar de matanzas, aunque noviembre sea la época dorada de esta sabrosa fiesta. Hablamos de los proyectos para instalar granjas de cerdos en nuestra provincia, y la oposición a su implantación, que son noticias que estamos viendo de forma intermitente en la prensa durante los últimos meses. Tengo la sensación de que, a pesar de todo lo leído en esas noticias, nos falta información. No hay demasiados datos fehacientes sobre los proyectos, sus dimensiones y su estado de tramitación, aunque sí muchas afirmaciones que dan por sentado cuáles son las pretensiones de las empresas y sus fatídicas consecuencias.  Sigue leyendo

La cofradía y el club

Procesión de la Virgen de la Peña, en Brihuega. // Foto: http://www.virgendebrihuega.net/

Procesión de la Virgen de la Peña, en Brihuega. // Foto: http://www.virgendebrihuega.net/

Por Concha Balenzategui

Pongamos el caso de un club de un determinado deporte que tiene entre las normas de sus miembros unos horarios de entrenamientos, llevar un régimen de comidas o vestir la equipación adecuada. Pongamos que uno de los integrantes del club no tiene intención de cumplir con alguna o varias de estas exigencias, y de hecho, no lo hace. Cualquiera entendería que fuera expulsado.

Pongamos que en lugar de un club hablamos de una cofradía, una asociación católica, vinculada a una determinada parroquia, en la que una persona homosexual, integrante de la hermandad, quiere ser miembro de su junta directiva. Y no se le permite, dado que su conducta no es acorde con la moral cristiana. Es la razón esgrimida por el párroco de Brihuega, Mariano Marco Escolano, para impedir a un joven de Brihuega la posibilidad de pasar al órgano de mando en la cofradía de la Virgen de la Peña. Y el del club deportivo es el ejemplo puesto por el vicario general de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, Agustín Bugeda, para explicar el veto impuesto.

Sigue leyendo

Luto deportivo

Por Ana G. Hernández

Cancha polideportiva vacía. Foto: El Baluarte de Cádiz.

Cancha polideportiva vacía. Foto: El Baluarte de Cádiz.

No se cómo expresar mi malestar después de conocer que ni el Brihuega FS ni el CEBA Guadalajara seguirán adelante con sus proyectos deportivos que, por un lado, llevó a los briocenses a Primera División y que, por otro, mantuvo a los morados en LEB Plata como uno de los equipos fuertes de esta categoría. Como muchas veces antes, el dinero ha echado por tierra lo que estos equipos se han ganado en sus respectivas canchas.

Sigue leyendo

El turrón de los encierros

Collage con imágenes de César García en plena labor de recorte // Foto: PueblosTaurinos

Collage con imágenes de César García en plena labor de recorte // Foto: PueblosTaurinos

Por César García Navarro*

¡Ya estamos de nuevo al turrón! No es que vaya a llegar la Navidad, sino que empieza la temporada taurina, algo que los aficionados a los festejos populares de Guadalajara esperamos con ansiedad. En estos meses ya hemos podido disfrutar de algunos encierros, como los de Ciudad Rodrigo, Chiloeches, Soria o Yunquera; pero es ahora, en los meses de julio, agosto y septiembre, cuando realmente saboreamos “el turrón de los encierros”. Así, llega ya San Fermín, los encierros más famosos del mundo, los de Pamplona, en los que multitud de guadalajareños y alcarreños disfrutamos desde hace muchos años. Para algunos -es mi caso- es una fecha muy marcada en el calendario, casi como una religión, como la peregrinación a la Meca: cita obligada. Pero no una vez en la vida, sino todos los años. Los aficionados a los sanfermines invertimos unos días de nuestras vacaciones en poder sentir de nuevo el “subidón” de adrenalina de las 8 de la mañana en las calles del encierro. Es un minuto tan intenso que no se puede explicar con palabras, hay que vivirlo. Pero lo voy a intentar… Sigue leyendo