Otra campaña

2016.06.10 campaña1

Resultados de la encuesta publicada por GuadalajaraDiario.es

A las 12 de la noche de hoy viernes, ha comenzado de nuevo otra campaña electoral. Esta es la oficial, la que marca el calendario del Boletín Oficial del Estado porque, desde que el pasado 20 de diciembre las urnas arrojaran los resultados que todos conocemos, los diferentes partidos han estado de campaña continua, bombardeando con sus arengas a los propios y con sus críticas a los contrarios. La ley marca que únicamente durante estos 15 días, los diferentes candidatos puedan pedirnos explícitamente el voto a los ciudadanos, y lo podrán hacer hasta el viernes 24, dejándonos reflexionar las 24 horas del sábado 25 para votar el domingo 26 de este mes.

Sigue leyendo

Anuncios

Un engendro de legislatura

Patxi-Lopez-Congreso-subrayando-instituciones_911919808_103864336_667x375

El Presidente del Congreso, cerrando ayer la legislatura // Foto: Europa Press

Por Álvaro Nuño.

“Gaizki esanak barkatu eta ongi esanak gogoan hartu” (“Perdónenme las palabras equivocadas y recojan sólo las acertadas”). Con este viejo proverbio vasco, el presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, cerraba ayer mismo la última sesión de la que ha sido la legislatura más corta de nuestra historia democrática. El Rey firmará el decreto de disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones el próximo 3 de mayo y de nuevo habrá elecciones generales el próximo 26 de junio, seis meses después del 20 de diciembre de 2015, fecha en la que los ciudadanos ya votamos, con el resultado incierto que se ha visto en estos convulsos meses en los que la alta política y las razones de Estado han brillado por su ausencia, eclipsadas por los juegos de poder de los líderes de los partidos políticos, sus estrategias personales y un lamentable espectáculo que hemos visto un telediario sí y otro también.

Sigue leyendo

¿Otra vez elecciones?

gsgsd

El rey traslada a Patxi López que no hay ningún candidato con apoyos. / Foto: EFE

Por Míriam Pindado

Hoy tenía pensado escribir de un asunto más amable, más primaveral, más desenfadado… pero ayer por la tarde me senté delante del ordenador y en lo único en lo que podía pensar era: ¿De verdad que esto no va a acabar nunca?

El fracaso político e institucional del que fuimos testigos ayer dice mucho de esta “España de charanga y pandereta” y de esta “España de la rabia y de la idea” de la que escribió Antonio Machado en ‘El mañana efímero’ hace más de un siglo y que hoy ha vuelto a fracasar estrepitosamente.

Sigue leyendo

Debate, que algo queda

debate 7D

Sánchez, Iglesias, Rivera y Sáenz de Santamaría, justo antes de comenzar el debate del 7D. // Foto: Claudio Álvarez (El País)

Por Álvaro Nuño.

A estas alturas de campaña electoral -justo hoy en su ecuador-, todo el mundo debe estar ya saturado de política, incluso los propios políticos. ¿Todos? ¡No! Debo confesar que a mí  me gustan las campañas electorales, las pegadas de carteles, los mítines, los besos en las mejillas para ellas y apretones de manos para ellos, las entrevistas, los programas especiales en los medios de comunicación, la invasión de mensajes en redes sociales,… Pero lo que más me gusta de todo son los debates,  para mí sin duda la salsa de toda buena campaña, donde los candidatos demuestran su capacidad de expresarse, de dialogar, de confrontar ideas, defender las propias y argumentar las de los demás. Y tengo que decir que en esta campaña, por el momento no me puedo quejar
. Sigue leyendo

La otra campaña electoral

María José Establés.

María José Establés.

Por María José Establés *

Saludos y sonrisas, buenas palabras, fotografías entrañables, programas electorales, carteles, furgonetas con megafonía, globos, balones y hasta palomitas de maíz. En toda campaña electoral que se precie no pueden faltar estos clásicos. Durante dos semanas, vivimos una situación anómala donde a los ciudadanos se nos hace creer que somos importantes. Durante estos días, los partidos políticos nos convierten en su público objetivo, con el que se debe contar (para ir a mítines, para montar en bicicleta, para visitar a personas mayores,…) y al que van destinadas sus promesas electorales. Como saben, la realidad es que este espejismo se desvanece muy pronto, tan solo unas horas después de conocer los ansiados resultados en las urnas. Sigue leyendo

La campaña trae cola

Montaje de Guadaqué con fotos de la pegada de carteles de esta camapaña

Montaje de Guadaqué con fotos de la pegada de carteles inaugural de esta campaña

Por Óscar Cuevas

Cepillos, cubos de cola, escaleras, cuerdas y pancartas tomaron ayer las calles de los principales municipios de la provincia para cumplir con una ceremonia de la democracia que tiene más de ritual que de eficacia. A finales de los 70 y principios de los 80, cuando se abrió el champagne democrático, la efervescencia de la libertad hacía que estas cosas tuvieran su intensidad, notable. Se empapelaba todo: la fachada del vecino y la de la sucursal del banco, lo privado y lo público, lo humano y lo divino. Y se lanzaban octavillas al aire desde los coches en marcha, en una acción heredada de tiempos de clandestinidad y de correr ante los grises.

Hoy, una pegada de carteles de inicio de campaña es sólo una cita con la prensa, una excusa para juntar militancia, y una sonrisa ante un tablón puesto por el Ayuntamiento de turno. Hay que mantener las tradiciones, y seguimos haciendo de este tiempo un carrusel de carteles y banderolas. Aunque sirva de poco. Aunque los votos ahora se ganen más en el discurso ante los medios, en el argumento, en el mensaje eficaz vía nuevas tecnologías; y se pierdan en los errores de la gestión.

Es curioso que, a pesar de que nadie gana un voto ni lo pierde ya por un “quítame allá un cartel”, aún hay quien juegue a la trampilla de ir por detrás del partido rival poniendo carteles encima de los ya colocados. Ayer lo vi con mis propios ojos. Pero les contaré un secreto: Suelen hacerlo quienes denotan nerviosismo. Son errores del perfecto manual del candidato atacado.

Sigue leyendo

Un lienzo en blanco

La nieve pintó ayer en Orea un inmenso lienzo blanco que borró todo lo demás. // Foto: M.P.

La nieve pintó ayer en Orea un inmenso lienzo blanco que borró todo lo demás. // Foto: M.P.

Por Marta Perruca

La imagen me resultó realmente sobrecogedora. Apenas fueron unos instantes de vídeo, pero de tal intensidad que me encogieron el corazón. Me sentí como una  impostora en aquella escena de dolor a la que nadie me había invitado y en la que una mujer, con la mirada extraviada en un extraño infinito, abrazaba a una joven. Probablemente fuera una madre que está atravesando un auténtico infierno y no se consiente flaquear o derramar una lágrima, porque en medio de ese sinsentido no puede hacer otra cosa que consolar a su hija y aparentar fortaleza, mientras siente que sus propios cimientos se desmoronan. Esos segundos, que ya son eternos en mis retinas, se utilizaban para ilustrar la espera sin esperanza de esas otras víctimas del accidente del avión, que se estrelló el pasado martes contra los Alpes franceses.

Sigue leyendo