Cuando los nietos juegan a las tragaperras

Tragaperras-1-

Máquina tragaperra típica de los 90. // Imagen: El Independiente

Por Patricia Biosca

No me acuerdo de su nombre, solo de su figura delgada vestida de negro, encorvada, coronada por un moño blanco muy apretado. Su cara, con múltiples pliegues provocados por el paso del tiempo, se iluminaba de amarillo, rojo, azul, verde… Mientras sus ojos se clavaban en aquellas cerezas, peras, campanas y símbolos del dólar que subían y bajaban al ritmo de una musiquilla infernal. No le hacía falta mirar hacia ningún lado más, pues se sabía con memoria mecánica dónde estaban cada uno de los botones, la rendija en la que metía la gasolina para una partida más, la trampa en la que caía el botín e incluso el lugar exacto donde había posado el café o el coñac -dependiendo del día- durante un momento para volver a llevárselo a los labios. Yo la miraba obnubilada, sentada desde el alféizar de la ventana del bar, sin comprender nada. No entendía cómo aquella anciana podía estar horas y horas allí, sin apenas mover los brazos, solo esforzándose por accionar una palanca. Cuando aprendí que hay una enfermedad relacionada con el juego, la personalicé en ella. Y hasta hace muy poco la ludopatía tenía su cara. Pero ahora el juego compulsivo se ha puesto gorra, zapatillas y bótox. Ya no es cosa de la tercera edad, sino que la primera también quiere su ficha.  Sigue leyendo

Casas de apuestas, cultura y juventud

Casa apuestas

Salón de juego ubicado en la céntrica calle Sigüenza // Foto: Guadaqué

Por Víctor Aparicio (*)

2013, Ley 2/13, de 25 de abril del juego y las apuestas de Castilla-La Mancha, se empiezan a regular en nuestra Comunidad las salas de juego presenciales -la regulación del juego online es competencia estatal y dio comienzo en el 2011-. En los primeros 5 años tras la promulgación de dicha ley se crearon 250 establecimientos de este tipo en la región. Actualmente en Guadalajara capital existen 14 salas de juego, entre bingos y casas de apuestas. Por otro lado, en nuestra ciudad ni está ni se espera la apertura de una Casa de la Cultura, al tiempo que seguimos sin contar con una Biblioteca Municipal en condiciones, puesto que el pobre proyecto del anterior consistorio popular de la Biblioteca Municipal “José Antonio Suárez de Puga” en las instalaciones del CMI “Eduardo Guitián” no se asemeja ni de lejos a lo que debe ser una institución de tal nombre.

Sigue leyendo

La droga de cada barrio

Por Borja Montero

Uno de los principales éxitos del capitalismo y de su refundación neoliberal de las últimas tres décadas es la capacidad de adiestrar una sociedad complaciente y poco crítica con los fallos del sistema. Esto se consigue, principalmente, a través del consumo, una actividad que desmoviliza a la población a base de enfocar la atención de los ciudadanos en cuestiones distintas de las sociales y políticas y de reducir sus recursos económicos impidiendo su inversiones en sindicatos, asociaciones, organizaciones o acciones de protesta cualesquiera y que, a su vez, funciona como una droga, ofreciendo breves momentos de placer que incitan a la repetición. Algunas de las modas introducidas en el mercado para enganchar a la gente pueden ser más o menos inocuas, más allá del problema de desmovilización ya comentado, pero hay otras que, siguiendo el símil de las drogas, tienen efectos que van mucho más allá de la ausencia de contestación social y política y el retorno del dinero a manos de las altas esferas.

Sigue leyendo