Un mal ejemplo de ciudad sostenible

Por David Sierra

Que Guadalajara es una ciudad con un eminente carácter deportivo no lo vamos a poner en cuestión ahora mismo. Las políticas, con sus luces y sombras, llevadas a cabo en las últimas décadas relacionadas con la promoción deportiva a nivel aficionado han ido dando sus frutos hasta el punto de que cualquier acontecimiento organizado en sus calles tiene una aceptación más que notable. El deporte se convirtió en una de las principales banderas del anterior equipo de Gobierno de la mano de su concejal, Eladio Freijo, que tomaba el testigo de un buen puñado de iniciativas ya encaminadas a proyectos que le permitieron incorporar a su gestión una base sólida de infraestructuras sobre las que sostener cualquiera de sus propias ideas.

Momento de la salida en el Día de la Bicicleta. / Foto: Dirección General de Tráfico.
Sigue leyendo