Superman con burbujas

Por Patricia Biosca

Gabinete Caligari cantaba aquello de “Bares, ¡qué lugares! tan gratos para conversar…”, y al “calor de este amor”, pero con tintes rurales, la marca de refrescos Coca-Cola ha ideado su nuevo anuncio publicitario, que tiene como protagonistas los locales habilitados para este fin (barra centro social, barra centro cultural, barra pseudoayuntamiento) en los municipios guadalajareños de Fuencemillán, Montarrón y Puebla de Vallés. Utilizando de pretexto la despoblación de la Serranía Celtibérica, bautizada por los medios como la “Laponia del sur de Europa”, pone al bar del pueblo como el último reducto de vida, su “alma”, como si fuese el único nexo que le ata a su existencia. El chato de vino como revitalizante de un lugar que agoniza (o perdón, el misterioso líquido que contiene la archiconocida botella de vidrio con tonos verdosos, aunque en el imaginario social no encaja tan bien como el primer referente. Coca-Cola, un poco traído de los pelos, perdona…). Sigue leyendo

Anuncios