Remunicipalizar es tendencia

Marcha de protesta de la plataforma de Alcázar de San Juan, en una parada en Toledo. // Foto: eldiario.es.

Marcha de protesta de la plataforma de Alcázar de San Juan, en una parada en Toledo. // Foto: eldiario.es.

Por Rubén Madrid

La remunicipalización del agua es un signo de modernidad en todo el mundo. Capitales como París, Berlín, Bogotá, Buenos Aires, La Paz o Yakarta han retomado el control de un servicio de abastecimiento que antes habían externalizado. En Francia ha ocurrido en 94 ciudades y en Estados Unidos, en 58, entre ellas Atlanta e Indianápolis. En España se han producido ya 14 casos, en un goteo continuo que incluye pequeños y medianos municipios como Medina Sidonia (en 2003), Arteixo (en julio), La Línea (en septiembre), algunas pedanías de Jerez o la mancomunidad sevillana de Aguas de Huesna, con 17 municipios y unos 300.000 habitantes. Frente a estos casos, muchos y de procesos de muy diversa naturaleza, y frente al proceso de pertinaz resistencia al que asistimos desde la distancia con la batalla ciudadana en Alcázar de San Juan, Guadalajara ha corrido en sentido contrario: el agua está en menos de Guadalagua desde hace cinco años. El resultado del balance es desigual dependiendo de quién lo analice. La impresió general bien puede ser que la gestión no ha empeorado, pero a las familias arriacenses la factura del agua y el alcantarillado les cuesta un 60% más que en 2009. Sigue leyendo