Escapar con lo que nos hace felices

amigas

Por Sonsoles Fernández Day

No sé si también lo han notado, pero a mí me da la impresión de que anda la gente nerviosa, algunos algo deprimidos y otros yo diría que hasta de mal humor. Será porque las fechas navideñas no gustan a todo el mundo, porque las compras nos estresan y agobian mientras se nos echa el tiempo encima, porque aún no tenemos ni pensado lo que vamos a poner de cena y de comida en los días señalados, o porque las futuras obligadas reuniones familiares están crispando los nervios a más de uno. Habrá reuniones en las que la falta de esa persona especial resulte demasiado triste, y habrá otras en las que aflore de lo más hondo el instinto asesino después de aguantar un rato al pariente insufrible. Sigue leyendo