Abascalers contra Riverers

abasfans

Las autodenominadas “abasfans” en un mitin de Vox en Vistalegre. // Foto: Twitter

Por Patricia Biosca

Hace unos años, alrededor de una década, la política era un tema de tedio, sinónimo de trajes grises, de hombres maduros con gesto serio que contaban cosas aburridas acerca de producto interior bruto e inflación y que salían todos los días en las noticias. Por aquel entonces, decir “no me interesa la política” era lo más políticamente correcto, y el bipartidismo se repartía tranquilamente cada cuatro años el poder por márgenes más o menos ajustados. Y el esquema se repetía desde la escala nacional a la local, si bien esta última a veces era interrumpida por algún partido disidente que conseguía su pequeña parcela de poder, que apenas eran migajas. Pero hete aquí que un día se rompió este “equilibrio” y surgieron nuevos partidos que en la era de las redes sociales mostraron que la política puede ser “guay”, “cool”, “trendy”. Y entonces los políticos se convirtieron en las nuevas estrellas del rock.  Sigue leyendo

Lo bueno de Taburete

2019071018534968241

El cantante de Taburete, Willy Bárcenas. // Foto: CMM

Por Patricia Biosca

Eran las 16.30 y volvía a casa del trabajo. En la calle Francisco Aritmendi (figura del deporte español nacido en Málaga del Fresno que bien merece una entrada aparte) un sol de justicia cae sobre el asfalto, recién pintado y que da sensación de circuito de carreras. No hay nadie, ni siquiera se vislumbra una cola de algún gato de las decenas de felinos asalvajados que campan a sus anchas por el barrio. Al cruzar delante de la puerta de las pistas de la Fuente de la Niña, de repente el movimiento llama mi atención: son cuatro personas sentadas delante de los hierros de la entrada. “¿Qué hace esta gente ahí?” es la primera pregunta que cruza mi cabeza. Se trata de tres recién llegadas a la adolescencia -quizá alguna aún la mira desde el final de su infancia- y una mujer adulta. Están esperando para el concierto de Taburete.  Sigue leyendo

Las pistas son para Melendi

 

fuente

Festival Gigante en las Pistas de Atletismo. // Foto: web SER Castilla-La Mancha

 

Por Sonsoles Fernández Day.

Un año más, los conciertos de las Fiestas de Guadalajara se celebrarán en las Pistas de Atletismo de la Fuente de la Niña. Dice la concejala de Festejos, Sara Simón, que ‘aunque no les guste a los deportistas, y tampoco a este equipo de gobierno, no hay otra opción ni tampoco tiempo para trabajar en ella.’

Desde luego que no les gusta a los deportistas, pero su opinión no cuenta porque están en minoría. Se creó una petición en Change.org en la que se reclama el traslado de los conciertos a otro lugar, defendiendo que las instalaciones están muy cercanas a una zona residencial y además están recién reformadas y van a sufrir deterioros. Sería mucho mejor celebrarlos en el campo de fútbol o en el Recinto Ferial, ya que están más alejados. Pero tampoco prosperó. Según el Ayuntamiento, ninguna de estas dos opciones reúne las facilidades de acceso, parking, seguridad o comodidad que tiene la Fuente de la Niña.

Sigue leyendo

En paradero desconocido

Por David Sierra

El Ayuntamiento de Guadalajara busca sitio donde ubicar los grandes espectáculos musicales que están por llegar, léase el Festival Gigante que tendrá lugar del 29 al 31 de agosto y cuyo cartel ya se ha cerrado, y los conciertos de Ferias y Fiestas de Guadalajara de 2019 que este año cuentan con las actuaciones estrella de Taburete, Marea y Melendi y que, de momento, se encuentran en paradero desconocido. El recién estrenado alcalde de la capital, el socialista Alberto Rojo, no ha querido cerrar ninguna posibilidad en la primera intervención en rueda de prensa en la que le han preguntado por la cuestión, obviamente para no pillarse los dedos aunque la patata caliente que le ha pasado el anterior equipo de gobierno es de complicada resolución a tenor de los espacios con los que cuenta la ciudad para acoger este tipo de espectáculos. Es decir, ninguno.

melendi

Melendi actuará en las Ferias de este año. Foto: Facebook @Melendi

Por ubicación, amplitud y seguridad, sin duda alguna las pistas de la Fuente de la Niña son el lugar más idóneo para albergar actuaciones de esta magnitud a falta de un espacio específico y prioritario dedicado a este tipo de eventos. Sin embargo, las obras de acondicionamiento del tartán y del césped de este complejo deportivo y del parque anejo son, sin duda, motivos suficiente para buscar otras opciones. No sería entendible que tras llevar a cabo estos trabajos se organice un acontecimiento que implique el inmediato deterioro del entorno y un nuevo coste para la ciudad en acometer una nueva recuperación de ese espacio.

La alternativa que barajaba el anterior equipo municipal que comandaba Antonio Román tampoco contaba con un claro convencimiento. Se trataba de trasladar estas actuaciones y eventos al campo de fútbol municipal Pedro Escartín. El hecho de que sea habitual que este tipo de infraestructuras se conviertan en escenarios para conciertos musicales no significa que sea lo más conveniente. Generalmente, los estadios de fútbol aprovechan las renovaciones de césped que suelen hacer cada cierto tiempo para acoger eventos de esta magnitud y, por supuesto, disponen de personal, presupuesto y maquinaria suficiente para subsanar los desperfectos que pudieran producirse sin que ello suponga un gran desembolso para el erario público. Sin embargo, el estadio de fútbol municipal de Guadalajara apenas tiene destinados los recursos suficientes para su mantenimiento por lo que alojar estos espectáculos no parece ser una buena idea.

Descartados ambos complejos deportivos, el nuevo recinto ferial podría ser un buen lugar donde situar el Festival Gigante y los conciertos de Ferias, pudiéndose mantener los escenarios en pie ante la proximidad de ambos eventos. En primer lugar, el espacio es suficientemente amplio como para albergar concentraciones multitudinarias y cuenta con las infraestructuras necesarias de agua y alumbrado. Las peñas en Ferias y la zona de acampada en el Gigante podrían situarse en el propio parking exterior del Corte Inglés cuyo centro comercial se beneficiaría de dar asistencia a los consumos de los asistentes a estos espectáculos.

Si esa fuese la decisión, quedaría simplemente por ubicar la Feria durante las fiestas, una cuestión menor que no supondría grandes inconvenientes. Una posibilidad podría ser la zona de aparcamiento que existe al lado del Instituto Brianda de Mendoza, que contaría con una buena conexión de comunicación para el público con la estación de autobuses prácticamente al lado. Además, serviría para involucrar en la ciudad a otras barriadas que históricamente han quedado excluidas de cualquier acontecimiento festivo. A ello se uniría también la ventaja en cuestiones de seguridad de la cercanía con la comisaría de la Policía Nacional, situada a tan solo unos metros de distancia de la zona propuesta.

Son éstas algunas alternativas que los nuevos responsables municipales, si leen este artículo, pueden valorar y que sirva para que nuestros lectores hagan las suyas y las den a conocer a través de los canales de comunicación que El Hexágono de Guadalajara pone a su disposición. A buen seguro que no caerán en saco roto.

Canales

En la parte de comentarios de este artículo en https://elhexagono.wordpress.com/

Twitter: haz tu propuesta con el hastag #lugarconciertosguada

Facebook: deja tu opinión en la entrada de este artículo en https://www.facebook.com/ElHexagono/

 

Kiko Rivera y los 50 guadalajareños

kiko-rivera-guadalajara

Diferentes perspectivas del concierto de Kiko Rivera el pasado sábado. Arriba, la imagen que difundió el artista en sus redes sociales; abajo, la publicada por algunos usuarios de Twitter. // Foto: Kiko Rivera / La Crónica, Instagram / Twitter

Por Patricia Biosca

Mi princesa eres tú / La que aparece en mis sueños / Linda piel morada / Que despiertas pasión”. Estos cuidados versos en los que se habla de una “chica mulata” -por si lo de “piel morada” ha despistado a alguno pensando que trataban sobre la película Rocky o de los reptilianos- son de Kiko Rivera (Breve biografía: el artista antes conocido como Paquirrín, hijo del torero Paquirri e Isabel Pantoja). Su espectáculo fue el encargado de llenar el inmenso vacío dejado por el festival “I love 90’s” -con los cabeza de cartel Chimo Bayo y Rebecca, la de “Duro de pelar”-, que canceló por misteriosos “motivos técnicos de fuerza mayor”. Y por si al cóctel base le faltaba una pizca de surrealismo, llegó un playback defectuoso, diez chavalas en el escenario intentando cantar sin saberse una balada del dj, cantante, concursante y “mi pequeño del alma” delante de un aforo casi vacío y Telecinco. Y esta historia con la que a servidora se le hace la boca agua ocurrió el pasado sábado en Guadalajara. ¿Alguien da más?

Todo comenzó hace unos meses. El Ayuntamiento presentaba el cartel “más ambicioso desde 2008” de “Música en primavera”, lo que antes se conocía como “La Semana de la Música de Guadalajara”. Cantajuegos y espectáculos familiares para niños y padres resignados; Manolo García, Los Secretos o Love of Lesbian venían a contentar a los grupos “selectos”; y OBK, Chimo y sus secuaces a los que añoraban los ritmos machacones de los noventa -principios, medios y finales, para que nadie se sintiese desplazado-. Se vendió el espectáculo “I love 90’s: Viva la fiesta” como un revival en toda regla con entidad propia.

Poco importaba que la semana siguiente se celebrase en el antiguo Palacio de Deportes de Madrid un evento del mismo corte (y mismo promotor) pero con artistas internacionales noventeros y rompepistas como los injustamente (o no) olvidados Vengaboys – “boom boom boom boom I want you in my room” está a la altura de los versos de Kiko, sin lugar a dudas- y que repitiese el inmortal Chimo Bayo y el incombustible Paco Pil. Ni tampoco que el primer fin de semana de mayo fueran fiestas en la mitad de la provincia y que Marchamalo consiguiese a la Orquesta Panorama -como meses antes lo hizo Almoguera. Respect- y Cabanillas a los Trogloditas. La cosa estaba tan segura (o no) que incluso se invirtió en anuncios en radiofórmulas en las que la palabra sale al precio del salmón: se puede, pero hay que hacer el esfuerzo.

La noticia bomba llegaba a tan solo seis días del evento: se suspendía por causas de fuerza mayor de carácter técnico, aunque no se especificaba cuáles. Aún así, el Ayuntamiento aseveraba que ya se encontraba en negociaciones para suplir este concierto con una oferta parecida. Y qué mejor que el hijo de una de las tonadilleras más laureadas de los “noventa hasta hoy” (por seguir con la coña de las radiofórmulas) y el hermano de Juan Magán -que estuvo hace apenas dos semanas en el mismo escenario aunque con mucho más éxito de público, según afirmó el Consistorio-. Todo queda en familia de artistas -no, no era un error de cartel: Víctor Magán existe y también se dedica a la industria musical y canta cosas como “Mami, no me la pongas en China / piña / guineo (que es como se dice al plátano en  República Dominicana, pero este barcelonés es muy internacional) / melón / mandarina” (solo esta canción me da para todo un post, pero me voy a moderar. Si tienen tiempo para procrastinar, no duden en escuchar sus delicadas rimas).

Y, como era de esperar -y seguramente se olieron los promotores de “I love 90’s”- poca alma fue al recinto ferial, ni aunque fuera un evento gratuito. Kiko Rivera a los platos en una carpa vacía recordaba a los momentos finales de una discoteca móvil entre semana de las ferias, muy lejos del ambiente verbenero registrado en muchos otros puntos de la provincia. Ni Paquirrí Junior (uno de ellos, porque recordemos que el torero puso su mismo nombre a dos de sus hijos) saltando entre el público, ni sentándose al borde del escenario para ponerse íntimo, ni sacando a diez chicas a cantar una balada que ninguna se sabía. Ni siquiera el playback acompañó, jugándole algunas malas pasadas en las que se escuchaba su verdadera voz de tenor.

Lo siento, mi cabeza no está al 100%”, se excusaba el artista que apenas acaba de salir de un reality, a ver si por la rama televisiva podía agarrar algo de épica sabiendo que las redes sociales mueven montañas. Y así ocurrió: al día siguiente, Telecinco se hacía eco de su concierto “fail”, dándole unos minutos de gloria, asegurando que uno de los escasos asistentes había informado a un programa de “chumeteo” de que “no cantaba del todo bien”. Con Chimo Bayo y Rebecca esto no hubiese pasado. ¿O sí?

¿Un modelo asentado?

 

2017.09.07 Ferial

El acceso al Recinto Ferial por la calle Sigüenza se encuentra en obras // Foto: ANP

Por Álvaro Nuño.

“Que todo transcurra sin incidencias” y “que todo el mundo disfrute son nuestras mayores preocupaciones durante estos días” dice el Alcalde en el “Saluda” que abre el programa de estas Ferias y Fiestas 2017 que hoy ya estamos disfrutando. Son las décimas de Antonio Román como alcalde, diez años en los que junto a su concejal de Festejos y hombre de confianza, Jaime Carnicero -sustituido en los últimos años por Armengol Engonga-, han ejecutado un cambio radical en el modelo festivo de la ciudad, comenzando por adelantar las fechas de la llamada “Semana Grande” de la tercera a la segunda de septiembre y acercándola así a la celebración de la festividad de la Virgen de la Antigua. Este cambio –acertado en mi opinión- permite que las fiestas coincidan con el comienzo del curso escolar, de tal manera que se puede decir que con los fuegos artificiales del último domingo se terminan las vacaciones. Además de afectar al tiempo cronológico, otra de las ventajas es que las Fiestas se desarrollan dentro del verano y, por tanto, hay más probabilidad de que haga mejor tiempo meteorológico que a finales de septiembre, aunque aquí hay que hacer la salvedad de que parece que la lluvia está esperando al primer cohete del encierro del jueves para hacer acto de presencia. Diga lo que diga la predicción meteorológica, tengan a mano la chaqueta o el jersey porque en Ferias tradicionalmente refresca.

Sigue leyendo

Haters y Lovers de Ferias

El grupo Fangoria, en concierto. // Foto: Guadanews

El grupo Fangoria, en concierto. // Foto: Guadanews

Por Patricia Biosca

Las Ferias y Fiestas de Guadalajara son el momento perfecto para que los haters (cuyo significado en español vendría a ser “odiador”; una persona que, por sistema, muestra una actitud de “mosca cojonera” constante y nada le parece bien, ni aunque se salve una especie en peligro de extinción) y los lovers (contrario de los haters y que les parece bien todo lo que se proponga, manifestándolo con vehemencia aunque con muy pocos argumentos) salgan a la luz. Con aquello de “sobre gustos no hay nada escrito” por bandera, el cartel musical propuesto por el Ayuntamiento es la excusa ideal para sacar frases típicas como “más de lo mismo”, “yo me voy de Guadalajara” o “ya era hora que trajeran a ‘ponga aquí el grupo/cantante que elija’ a la ciudad” seguido por el “está bien, pero que vuelva ‘nombre de cantante que ya estuvo el año pasado’”. Una perita en dulce para comentar de la que se relame el lobo de caperucita roja.

Sigue leyendo