¿Y qué narices hago aquí?

Por David Sierra

Allí estaban. Con la mirada perdida en el horizonte. Una sonrisa torcida, de esas que cuestionan el ‘¿y que narices hago aquí?” y se responden solas con un ‘calla, que esto va en el sueldo”. Los trajes impolutos, de ese negro enlutado que es cada vez menos propenso. Los palios rectos. Y siempre una mirada de reojo a ese párroco que, repentinamente se muestra pletórico del mismo modo que, entre bambalinas, defendía su postura futbolística con las razones por las que el Madrid no termina de carburar. Los representantes de la plebe y los de los dioses, juntos ante la talla de esa Virgen por la que muchos van a brindar estos días hasta hartase el paladar.

Sigue leyendo

Anuncios

De lobos, pastores y corderos

Lobos con piel de pastor

Portada del libro del periodista alcarreño. // Foto: Edit. San Pablo

*Por Juan Ignacio Cortés.

El escándalo de los abusos sexuales de menores dentro de la Iglesia católica fue definido por Benedicto XVI como la mayor crisis de la institución desde la reforma protestante. Lo que comenzó como un leve rumor sobre algunos sacerdotes más cariñosos de lo debido en Estados Unidos, se reveló con el tiempo un complejo entramado de horror y silencio en el que jugaban un papel esencial centenares de sacerdotes abusadores, miles de víctimas y una jerarquía eclesiástica que no quiso darse por enterada y que trabajó duro para ocultar los abusos creyendo así defender la reputación de la Iglesia. Con su actitud solo consiguió agrandar el abismo de dolor en el que habían caído las víctimas.

Sigue leyendo