La campaña del absurdo

Elena Valenciano y Miguel Arias Cañete

Los cabezas de lista de PSOE y el PP, durante su debate televisivo. // Foto: EFE

Por Óscar Cuevas

Como a todo cerdo al que le llega su “sanmartín”, la campaña electoral apura el último sorbo en esta jornada de viernes 23 de mayo, a la sazón, día de Nuestra Señora del Rocío. Efectivamente, como peregrinos del Camino en pleno éxtasis místico, acabamos los españoles de transitar por esta quincena que se antoja alucinante, cual escena de éxtasis romero ante una blanca paloma almonteña.

Termina, digo, una campaña -eurocoñacísima– con excesos del absurdo, que pareciera una escena de Ionesco. Un periplo mitinero surrealista, cuyo guión también podría llevar la rúbrica del mismísimo José Luis Cuerda en una entrega genial de “Espabila, que no es voto”. Se acaba un carnaval de despropósitos, dos semanas (y pico previo) en las que el candidato favorito (el más-mejor, ya saben) se ha empachado, solito, de tanto soltar torpezas. En la que la “candidata sociodigital” ha encontrado un asidero en el que reflotar su mediocridad. Y en el que para aliño del potaje ha habido aderezados alucinógenos, con candi-tertulianos, salvapatrias, vísceras soltadas en la red, y periodismo irresponsable al albur de un ajuste de cuentas con resultado mortal. Vamos, que esto ha sido un cóctel de absenta que no lo supera ni el enésimo cubata del camino.

Elena Valenciano en la Ser

Elena Valenciano acudió a la Ser en la precampaña a decir que ella es “la chica de ayer”.// FOTO: Cadena Ser

Y el caso es que llegaron señales del cielo que avisaban de lo que se nos venía encima cuando, dos días antes de la “pegada de carteles”, Elena Valenciano quiso ver a Jesucristo, el Che y a Felipe González en una misma lógica trinitaria. Ella, Valenciano, que también soltó esa perla sobre que es hija de la Movida y el Penta. La “chica de ayer”, se explayó. Qué daño hizo la droga a la juventud de los 80, por cierto.

Hemos leído en la “prensa seria” docenas de titulares, que parecían sacados de lo mejor de “El Mundo Today”. Y gracias a ellos podremos recordar en las hemerotecas que esta campaña electoral ha sido la coronación de Miguel Arias Cañete como líder absoluto de los soltadores por la boca de lo primero que se pasa por la cabeza. El rey de los lácteos pasados de fecha ya dijo, años ha, que “no hay camareros como los de antes” porque los inmigrantes no sabían preparar una tostada “de manteca colorá”. También dijo en su momento que “el regadío hay que usarlo como a las mujeres, con cuidado, porque te pierden”. Pero ha alcanzado el cénit de su carrera política con esa perla, deliciosa, sobre la superioridad intelectual bien entendida. Luego pidió disculpas, pero sonaron caducadas como un yogur de los que fabricaba Ruiz-Mateos.

Ha sido impagable, también, descubrir en estas últimas semanas que tras un magistrado de postín se encontraba realmente un filón para el psicoanálisis; que IU es capaz de dar brillo a sus guerras más cainitas en pleno periodo electoral; que unas cuantas tertulias de televisión pueden convertir en éxito una insólita operación política cargada de egolatría. O que tras 30 años viviendo de la mamandurria bipartidista, alguien puede erigirse en el adalid anti-bipartidista, al tiempo que se pasa la vida tirando tejos a sus ex compañeros, tratando de evitar un previsible batacazo. Qué bien le queda la voz de Colombo a Vidal Quadras, por cierto.

En esta ceremonia del absurdo electoral, el candidato favorito (y más mejor) ha optado por huir de los focos, otrora buscados, tratando de que pase el temporal hasta el domingo, y a la espera de lo que se cueza en Panamá, por cierto. Por su parte, hemos visto a la candidata sociodigital poniendo carita de póker cuando un invitado socialista francés de postín defendía ante sus fans los mismos recortes (o casi) que ella critica a la derecha patria. C’est la vie.

Y claro, tanta situación insólita acaba reproduciéndose, como virus del Ébola lepeniano, y nos llega a las puertas de casa. Y Guadalajara se apunta a su propia dosis de surrealismo y/o torpeza política. La Junta Electoral le saca las vergüenzas al PP (sobre todo, aunque también Rafa Esteban ha recibido lo suyo) por usar todo tipo de artimañas saduceas. Que es que se han lucido Guarinos y Román, entre la publicidad del “Eje Cultural”, las visitas a obras en piscinas trenzadas de rondón, los TFTs de “a ver si cuela”, y hasta un boletín propagandístico municipal que ha sido repartido cuando era manifiestamente ilegal hacerlo.

Panel TFT de los autobuses de Guadalajara

El PP de la capital no tuvo empacho en seguir difundiendo una campaña expresamente prohibida por la Junta Electoral, ya en plena campaña, en los nuevos TFT de los autobuses.// Foto: O.C.

Luis de Grandes en Azuqueca

De Grandes, en el mitin de Azuqueca en el que no se permitió la presencia de periodistas.// Foto: PP

Pero entiendan ustedes que si Cañete cancela entrevistas pactadas, es normal que el PP provincial haga “fu” como el gato ante un inofensivo debate en una radio de instituto. Y en el colmo de la paranoia, llegar a impedir la permanencia de los periodistas en un acto público en Azuqueca, posiblemente para no evidenciar que, ni con la reencarnación de Romanones como cabeza de cartel, son capaces de llenar un salón de bar de 50 metros cuadrados. Que es que había cuatro y el del tambor, se lo digo yo. Y entiendan también que si Valenciano ha visto a Jesús en los ojos de Felipe, es lógico que el PSOE provincial vea la libertad de prensa y el sano periodismo en ese nuevo panfletillo que han impulsado, y que es anónimo, porque así no les pilla en renuncio la Junta Electoral.

Termina, digo, una campaña electoral loca de atar, durante la cual el Gobierno Regional ha mostrado gran capacidad de reflejos otorgando distinciones a los muertos (el que sepa los méritos de Adolfo Suárez padre para ser Medalla de Oro de Castilla-La Mancha que me lo explique). Y en la que, puestos a ver a Gila en un escenario, la Pantoja se forró porque estaba cegada de hormonas de amor, las revistas del corazón se inventaron una entrevista imaginaria con una princesa imaginaria, y hasta el Atleti, ex pupas, quedó campeón de Liga, y como te descuides, también de Champions. Para todo lo demás, nos queda Twitter. Pero ándate con ojo, chaval.

PD.- Arranco con esta entrega una nueva colaboración con mis compañeros de El Hexágono, a quienes agradezco la acogida. Trataré de suplir con éxito la ausencia de Yago, quien se despidió la pasada semana, como recordarán. Este nuevo blog toma el relevo de otros que anteriormente estuvieron en la red, como el que mantuve en El Decano de Guadalajara, o el más cercano en el tiempo de LaComunidad.info. Mi propósito es que los mismos principios de honestidad e independencia en la opinión guíen mis pasos ahora. Bienvenidos.