El pan nuestro de cada día

IMG_7648

Pan casero con mezcla de harinas, cocido en cacerola en el horno de la cocina.

 

Por Gloria Magro.

El papel higiénico no fue lo único en volar de las estanterías de los supermercados cuando la gente intuyó la que se nos venía encima. También desapareció la harina común. El chiste es fácil, tiene su lógica que se acaparase el Scottex, dado su uso diario, pero ¿la harina? ¿Porqué hemos acaparado harina como si no hubiera mañana? ¿Pensábamos darnos todos al rebozado compulsivo en caso de desabastecimiento? Al parecer, además de salir a los balcones y grabar todo tipo de gracietas caseras, lo que más estamos haciendo estos días de confinamiento es amasar pan. Cuando esta situación acabe más de uno habremos sacado al panadero que llevamos dentro, pero también muchas pequeñas panaderías y hornos de pan habrán sucumbido a la pandemia. Sigue leyendo

Del productor al consumidor, alimentarse de cercanía.

thumbnail (2).jpg

Huerto ecosostenible de la cooperativa BAH! en Galápagos. Foto: Manuel Caballero

 

Por Gloria Magro.

Los turistas y los veraneantes que vienen a conocer Guadalajara se pirran por nuestros tomates, patatas y cebollas autóctonos. Y compran legumbres para todo el año, nueces y cualquier cosa que se les ofrezca en un cajón con pinta de acabar de ser traído del campo si se coloca estratégicamente ante cualquier puerta de pueblo.  Los forasteros pagan lo que se les pida porque valoran lo que producen nuestras huertas. Sin embargo, la mayoría de nosotros, viviendo también en Guadalajara, cuando se trata de hacer la compra no contemplamos más opción que dirigimos al súper más cercano. Y llenamos el carro de bandejas de todo tipo, con el único criterio de la prisa y la comodidad. Sin embargo, hay otras alternativas de consumo indudablemente mejores para nosotros, la economía local e incluso, como si de un efecto mariposa se tratase, la salud global del planeta.

Sigue leyendo