Más que un número: David Sigüenza Moreno

Poli1

David Sgüenza, con su uniforme de Policía Municipal de Guadalajara.

Por Eduardo Díaz Pérez (*)

Recientemente, en concreto el 28 de febrero del presente año, mis compañeros de trabajo me realizaban un homenaje de jubilación en el Centro Municipal Integrado “Eduardo Guitián” donde ejercí mi labor en los últimos años al servicio del ciudadano. Entre las personas que me acompañaron se encontraba mi amigo y compañero David Sigüenza, el cual se había jubilado tres años antes y allí, entre la alegría de los demás, bailó, brindó y cantó con su alegría característica canciones de su ídolo Antonio Molina entre las que no falto la de “Soy Minero”.

Sigue leyendo

Historias del fútbol (infantil).

FUTBOL-CAT-MENORES1

Con mi equipo de Fútbol Sala tuvimos que salir corriendo a toda velocidad de una pista en un pueblo cercano porque no se nos ocurrió otra cosa que ganar en los últimos segundos al equipo de allí… Salió un montón de gente a por nosotros. Menos mal que pudimos meternos en los coches de nuestros padres y salir pitando. Pedro J. Ortega (Facebook)

 

Por Gloria Magro. 

El coordinador del equipo no daba crédito al mirar la ristra de mensajes en el whasup de padres. Una docena o más de respuestas airadas y malévolas se sucedían a su petición de apremio de pago de la cuota del semestre del club, visto que ya era enero y había que haber cerrado cuentas en diciembre. Para ser una colaboración poco menos que voluntaria, al padre que hacía de nexo entre el equipo de alevines y las familias de los niños se le estaba atragantando el café esa mañana mientras miraba el móvil. Historias del fútbol, infantil para más señas.

Sigue leyendo

Bares, que lugares (II)

 

64612667_2297356023633554_1836175179911266304_o

“El histórico Bar Club, en la calle Cristo de Rivas, junto a la Calle Mayor, que en su día lo regentó el inolvidable Graciano y que ahora es dirigido por Tomas y su mujer, Charo, que hace unas tapas para chuparse los dedos. La especialidad de la Casa: las pelotitas de carne”.  Eduardo Díaz.

 

Por Gloria Magro.

Hace unos días le pedí al periodista Alberto Moreno que me escribiera una semblanza del bar de su familia, el inolvidable Casa Víctor. Alberto, que es incapaz de negarle nada a un amig@, se comprometió a ello y aún así, no fue capaz de escribir una sola línea sobre el tema. Me cuenta que cada vez que se ponía a escribir la historia de su familia, recordaba a su padre y le embargaba la emoción, impidiéndole avanzar en el texto. Así que con su permiso y con mucha responsabilidad, voy a transcribir sus palabras, aunque Casa Víctor, en la calle Bardales, continúa vivo en la memoria de los guadalajareños. Sigue leyendo

Historias de la España vaciada: el éxodo (II)

Un desierto de piedras, en tiempo fueron hogares, tuvieron vida y esperanza. Ganaderos, más bien pastores que mantenían sus familias. Sin agua corriente pero sí la más pura de los manantiales y arroyos, sin electricidad, tenían el sol, el resplandor de las llamas de sus chimeneas, el calor de los animales que compartían una parte de la casa. El atender a hijos y mayores, los quehaceres diarios, los días de cosecha y matanza, preparar las conservas para afrontar el largo invierno. Todo al traste por un puesto de trabajo en una cadena de montaje, o.. sentado durante horas en un camión… en talleres, fábricas…”. Emilia Fátima Taberné.

55929368_2161021170651381_5471026764387975168_o

La Guadalajara vaciada. Ruinas del pueblo de La Romerosa. Foto: José Parra.

 

En una conferencia pronunciada a principios del año 1962 en la Casa de Guadalajara en Madrid por el entonces gobernador civil, José Manuel Pardo Gayoso, este dijo entre otras cosas:Nadie piense que estos 35.000 paisanos nuestros -el número de guadalajareños que en el decenio 1950-1960 emigró de la provincia de Guadalajara- han huido de su tierra atraídos solamente por la luces de la ciudad. Se marchan de su provincia nativa porque en ella hay un déficit de 11.355 puestos de trabajo y porque a nadie le agrada la idea de pasarse la vida arañando una tierra estéril que no compensa el esfuerzo que se le dedica”. Nueva Alcarria, 1962. (*)

 

Por Gloria Magro.

Guadalajara se vacía inexorablemente. La historia de muchas familias se puede rastrear en un par de generaciones atrás hasta la alcarria, la campiña o la serranía. En algunos casos hasta lugares que hoy solo existen en el recuerdo y que son poco más que ruinas de paso inesperado para cazadores y excursionistas ocasionales. El mapa cartográfico de Guadalajara no recoge puntualmente las localidades que ya no existen, que se perdieron, pero los datos estadísticos demográficos que la Diputación Provincial ofrece en su web son desoladores y dan idea de hacia adonde nos encaminamos en materia de población rural. Sigue leyendo

Cuando no vuelven a casa por Navidad.

Lola vive en Melborne, difícil que llegue a conocer Jadraque, el pueblo de origen de su familia materna. Son ellos los que han ido a Australia por Navidad. Foto: M. Castro.

Lola vive en Melborne, difícil que llegue a conocer Jadraque, el pueblo de origen de su familia materna. Son ellos los que han ido a Australia por Navidad. Foto: M. Castro.

Por Gloria Magro.

Hablando de los planes navideños de este año, contaban mis compañeros de empresa la diáspora en la que se han convertido sus familias una vez los hijos han crecido y ya no es que hayan abandonado el  nido, es que han abandonado el país e incluso en muchos casos, el continente. Y no van a volver a casa por Navidad sino que serán los padres quienes un año más se desplacen hasta lugares de lo más remotos para propiciar la ansiada reunificación familiar. El anuncio de turrón El Almendro no siempre se hace realidad. Sigue leyendo