Adiós maestra

Por David Sierra

Suena el reloj. Las campanas repican con entusiasmo avisando de la algarabía. La plaza del pueblo se alborota. Carreras, juegos, ese pilla-pilla que poco a poco se torna cada vez más agresivo. Los primeros sudores tras el desayuno no amansa a las fieras a las que les cuesta mantener la atención y el orden. En la puerta, el automóvil de la maestra y su presencia en el portalillo convierte la anarquía en dictadura. La fila, corta como un tren sin vagones, se forma de inmediato. En parejas, uno queda solo. La lástima de ser impares en el aula. La escuela ha conseguido salvar un año más su existencia. Un alivio. Otros ya no pueden contar lo mismo.

Escuela-Campilllo-de-Ranas-1

Escuela de Campillo de Ranas. / Fuente: Henares al Día.

Sigue leyendo

Anuncios

El arte de enseñar

Por Borja Montero

No cabe duda de que el sector de la educación ha vivido una verdadera revolución en la última década, una proceso de cambio constante que ha afectado a diferentes frentes. No se trata únicamente de que los libros de texto se cambien prácticamente cada año, diversificando a su vez tamaños, formatos y complemente, lo que hace la vuelta al cole un poco más gravosa para las familias, que no pueden aprovechar los manuales de hijos mayores, familiares o vecinos, sino de un proceso de evolución constante que pretende dejar atrás las viejas formas de enseñar y conseguir una educación más efectiva y atractiva para el alumno. Sigue leyendo

Querido maestro

El maestro junto con los chicos de Cabanillas que se quedaron estudiando en la Biblioteca Municipal. // Foto: @lauripeco

El maestro junto con los chicos de Cabanillas que se quedaron estudiando en la Biblioteca Municipal. // Foto: @lauripeco

Por Patricia Biosca

Llevo la mayoría de mi vida estudiando. 25 de mis 31 años siempre tenía algún examen que aprobar, algunos apuntes que pasar, alguna clase que no me podía perder (y eso que mi debilidad por el sueño ha ganado en mucho a mi compromiso con la escuela). Conozco de primera mano casos en los que el colegio, las aulas, los libros, los profesores y/o los compañeros han sido un viacrucis bíblico, un tránsito equiparable al de Frodo y Sam de camino al Monte del Destino, un picor agudo en la espalda de esos que no resuelves si no te ayudas con algún artilugio o con una mano amiga. Sin embargo, mi experiencia no ha sido así y, aunque todo no fue un camino de rosas (maldita adolescencia, que crea inseguridades que se contagian como la gripe en invierno), en general, guardo muchas lecciones.Tuve la suerte de contar con bastantes maestros del tipo que se refleja en las películas y se suben encima de sillas para enseñar pensamientos libres; de esos cuya vocación sobrepasa el trabajo y sientes su cariño por el mero hecho de ser su alumno; aquellos cuya huella imborrable permanece en mi personalidad grabada a fuego, junto con sus costumbres y sus lecciones. Esas “doñas” y “dones” a los que a veces la inercia hacía que les llamases “papá” o “mamá”, seguida de un enrojecimiento de mejillas comparables a la lava de la montaña de Mordor. Sigue leyendo

Enseñar y educar

Por Borja Montero

Siempre es grato que a uno le den la razón, aunque sea con un desfase de seis años. Esta semana se ha conocido la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba las sanciones impuestas a un profesor de Primaria de Cabanillas del Campo por explicar a sus alumnos las razones por las que participaría en la huelga de enseñanza del 29 de febrero de 2012 y enviar a los padres una carta anunciando su ausencia esa jornada. Algo que parece una cuestión de cortesía para quienes son beneficiarios directos del trabajo de uno, y que ese día se verían privados de él por las razones extraordinarias comentadas en el aula y en la misiva, se convirtió para este docente en un proceso sin sentido por vía administrativa que acabó en los juzgados de Guadalajara, que se alinearon con la Consejería de Educación en la tesis de que el docente poco menos que malversó bienes públicos (unos folios y su tiempo de trabajo como funcionario) para corromper intelectual y políticamente a unos menores. El TC finalmente ha quitado yerro a un asunto que nunca debió tenerlo. Sigue leyendo

Entre la utopía y el desastre

Por Borja Montero

La gestión de la cosa pública está siempre, como no podría ser de otra manera, bajo el constante examen de los ciudadanos, beneficiarios o víctimas, según el resultado final de la acción política en sí, de lo administrado. De este modo, y a pesar de las interpretaciones siempre superlativas, por lo interesado, de los implicados en estas tareas, el vecino puede y debe ponderar si las medidas y decisiones tomadas por las administraciones que le afectan son beneficiosas o útiles para su vida, poniendo de este modo la calificación justa entre la utopía que prometen los que las ponen en marcha y el desastre que vaticinan sus contrincantes políticos. A veces, sin embargo, se da la posibilidad de que una medida traiga consigo ambas facetas, tanto el paraíso que se persigue con su adopción como el infierno de su plantación en la realidad.  Las razones de esta bipolaridad de una misma decisión pueden ser diversas, pero casi siempre suele ser un error de calculo, como si un ingeniero no tuviera en cuenta la resistencia de los materiales antes de abordar una obra, lo que lleva al colapso de las buenas intenciones.

Sigue leyendo

Los niños son el futuro

Escuela-Infantil-Alfanhui-Guadalajara-Ayuntamiento_EDIIMA20161017_0592_19

La escuela infantil de Aguas Vivas, Alfanhuí, es una de las tres guarderías de titularidad pública que existen en la ciudad de Guadalajara. // Foto: eldiario.es

Por Borja Montero

La frase que encabeza estas líneas es una de esas afirmaciones de perogrullo. Nuestros hijos nos sobrevivirán y se convertirán en los presidentes, alcaldes y catedráticos universitarios del futuro; también los electricistas, dependientes y periodistas (si es que sigue existiendo tal cosa) de dentro de unas décadas. Hasta que llegue ese momento, ese relevo generacional, quedan aún muchos momentos de toda condición, algunos de ellos cotidianos y burocráticos, como la solicitud de plaza en las escuelas infantiles públicas, cuyo plazo está abierto estos días (en el caso de las municipales, hasta el 15 de mayo; para las regionales, hasta este viernes). Sigue leyendo