Escuelas para crecer libres

Por Sonia Jodra

Volvemos a clase sin mascarilla, con pizarras digitales, paneles solares en los tejados de los centros y las ganas de por fin empezar un curso con normalidad que comparten los miles de docentes que desde hace varios días se afanan en preparar el curso que ahora empieza para alumnado y familias. Abrir cada día las puertas de los centros, subir las persianas y acoger al alumnado precisa de una ingente inversión por parte de las administraciones, la más importante junto a la de Sanidad.

Sigue leyendo

La avería del ascensor social que no permite subir a los hijos de familias pobres

Por Sonia Jodra

Que los hijos de familias ricas lo tienen más fácil en la vida es algo obvio. Precisamente el refuerzo de servicios públicos, la mejora en el acceso a la educación de calidad y el impulso de garantías sociales pretenden prevenir esa brecha. Pero los datos contradicen esa reducción de la brecha y alertan sobre lo contrario. Guadalajara no es de las provincias españolas en las que más difícil resulta salir de la situación de precariedad que heredas de tu familia, Andalucía y Canarias lideran el ránking, pero como en el resto de territorios se cumple la afirmación que hace unos días realizaba el investigador Julen Bollaín: el 80 por ciento de los niños y las niñas que nacen en familias pobres, mueren pobres.

Sigue leyendo

Estudiar artes escénicas en la ciudad de Buero Vallejo

Por Sonia Jodra

Buero Vallejo es una de las cuestiones indiscutibles que tenemos los de Guadalajara para presumir. Uno de los dramaturgos españoles más importantes de los últimos siglos es tan nuestro como los bizcochos borrachos. Y lo que es más importante, el autor de ‘Historia de una escalera’ o ‘El tragaluz’ siempre ejerció de guadalajareño orgulloso. Mantuvo vínculos personales con la agrupación teatral Antorcha y en Miguel Fluiters puede verse dónde estaba su casa. El magnífico teatro-auditorio de la ciudad lleva su nombre y los que estudiamos en el Instituto Buero Vallejo nos sonreímos al escuchar aquella frase suya: Es muy agradable comprobar que a uno se le recuerda todavía.

Sigue leyendo

El recreo, un espacio para aprender de los que enseñan

Por Sonia Jodra

Las ciudades no las hacen mejores sus edificios, sus parques o sus avenidas, ni siquiera sus gobernantes o representantes institucionales. Las ciudades avanzan, se transforman y se mejoran gracias a sus gentes. Por eso es inspirador conocer que cada día nacen nuevos grupos de ciudadanía activa, comprometidos con lo que pasa a su alrededor y dispuestos a compartir su experiencia y sus emociones con quienes se encuentran en su misma situación. Es el caso de la recién creada Asociación de Docentes Jubilados “El Recreo”. Entre sus primeros 40 socios y socias figuran algunos de los docentes que en las últimas décadas han formado al talento de la ciudad, el recurso más importante de una sociedad.

Sigue leyendo

Un aplauso para los “profes”

Por Sonia Jodra

Profesores, profesionales y profesantes de una vocación a prueba de pandemias. El colectivo docente de este país ha superado, y con nota, el difícil reto que dejamos en sus manos al inicio de este curso escolar. España es de los pocos países que ha mantenido abiertos los colegios en lo que llevamos de curso. Y el segundo trimestre se cerró con el 99,6% de las aulas de centros educativos abiertas y solo dos centros completamente cerrados, según datos del Ministerio de Educación con información de las comunidades autónomas. La tasa de contagio entre el profesorado y el alumnado ha estado en torno al 0,15%-0,20%.

Sigue leyendo

Póntelo, pónselo

Por David Sierra

Fue a finales de los ochenta, en 1988 concretamente, cuando un anuncio sobre las prácticas de riesgo para contraer el SIDA alteró las conciencias conservadoras hasta el extremo. El spot, encargado por el Ministerio de Sanidad dentro de la campaña de prevención de esta enfermedad, y recogido bajo el lema ‘SiDa / NoDa no cambies tu vida por el SIDA’, se retransmitió por TVE y mostraba dos dibujos animados con formas redondeadas manteniendo relaciones sexuales, pinchándose con jeringuillas, besándose o bebiendo litronas, entre otras conductas susceptibles de favorecer el contagio de este virus y cómo se debía actuar para evitarlo.

cambies-vida-Sida_EDIIMA20191127_0478_19

Sigue leyendo

Las elecciones del hastío

debate-cinco-elecciones-27_g

Los candidatos antes del debate.                         Foto:/EFE/REUTER/EP

Por Sonsoles Fernández Day

El próximo domingo 10 de noviembre los ciudadanos españoles estamos llamados a votar en las que serán las cuartas elecciones generales en cuatro años. Como dijo Federico Trillo: ¡Manda huevos! No voy a hacer ahora un análisis político que tampoco tengo ganas de meterme en jardines ni enfrentarme a nadie, pero necesito expresar el aburrimiento que me produce ver a los candidatos repitiendo el mismo discurso desde el mes de abril, el cansancio de escucharles criticándose unos a otros en lugar de presentar su proyecto político, y la pereza que me da votar otra vez, que tiene pinta de que volvemos a la casilla de salida. Las encuestas van dibujando el mapa de los posibles resultados otra vez sin una mayoría absoluta, pero con algunos cambios respecto a los comicios de abril. Puede que, pensando en los futuros pactos de los partidos, el indeciso se mueve más ahora por estrategia que por un voto de castigo. El castigo es volver a votar. Y a quien le haya tocado estar en la mesa electoral, que se consuele confiado en que le convalida varios años de purgatorio.

Sigue leyendo

El cuento de la Universidad

Campus de Guadalajara, vista lateral. // Foto: Wikicommons

Campus de Guadalajara, vista lateral. // Foto: Wikicommons

Por Patricia Biosca

Tal día como hoy hace 14 años me encontraba esperando las noticias de la Comunidad de Madrid sobre mi futuro: había elegido una decena de carreras y universidades diferentes en riguroso orden de preferencia, sabiendo que allí estaban mis -al menos- próximos cinco años de vida. Yo no tenía nada claro qué es lo que quería hacer con ellos, lo que sí sabía es que bajo ningún concepto quería pasarlos en el campus de Guadalajara. Pero mientras yo soñaba con un piso de estudiantes en Madrid -que nunca llegaría-, una beca Erasmus en el lugar más lejano y remoto del planeta -que tampoco realicé- y sentir mía aquella ciudad de la que cantaba Joaquín Sabina -a la que nunca he terminado de coger el punto-, había muchos compañeros para los que el argumento contrario les podía más que aquella prometedora aventura. Ellos (porque había más de uno) escogieron bajo la premisa de estudiar sin coger la Continental (ahora ALSA) o el Cercanías, lo que limitaba en mucho el abanico de carreras a escoger. Enfermería, Magisterio, Arquitectura Técnica, Empresariales y Turismo. Como las lentejas, si quieres las comes y si no las dejas. Sigue leyendo

Las hojas marcadas del calendario

Por Borja Montero

No todos los días son iguales en la oficina. Hay algunas fechas que están marcadas en el calendario como ocasiones especiales, jornadas en las que la actividad se sale un poco de lo habitual. En el caso de los representantes políticos, que debido a su particular actividad laboral nunca tienen un día rutinario, hay fechas que también tienen un mayor peso que otras, con reuniones de mayor calado, puesta en marcha de nuevos proyectos, inauguraciones o actos más mediáticos o multitudinarios. Estos días hemos tenido el anuncio de uno de estos días para resaltar en rojo o con rotulador fluorescente en el calendario: el 6 de febrero. O quizás sea solamente un día más en un largo, largo proceso. El tiempo lo dirá. Sigue leyendo

El monstruo del saco viene al colegio

Las entradas de los colegios se llenan de coches. // Foto: Diario Sur

Las entradas de los colegios se llenan de coches. // Foto: Diario Sur

Por Patricia Biosca

Paseando por Guadalajara un lunes, de repente sorprendía una masa de gente y coches concentrada en un punto de una céntrica calle. Lo primero que se viene a la mente de aquí quien escribe es que ha habido algún suceso. No sé por qué, en este tipo de situaciones imagino a una señora con la cadera rota, atendida por los viandantes, que miran preocupados la escena esperando a que llegue la ambulancia, mientras la anciana dice entre la lástima y la adivinación: “¡Lo sabía! ¡Si es que sabía que esa acera no estaba bien y que me iba a escurrir…! ¡Lo sabía!”. Pero no. Pocos segundos después me he percatado que la media de edad de los allí presentes les aleja en muchas décadas de la jubilación y que sus caderas aún tienen mucho trote. Se trataba de la puerta de un colegio, pero paralizaba de igual manera que el percance imaginario de la señora toda la vida de un punto de la ciudad. La diferencia: se produce todos los días, al menos dos veces. Diez a la semana. Cuarenta al mes. Sigue leyendo