La cultura del tortazo

Por David Sierra

1555324831_782580_1555324969_noticia_normal_recorte1El tendido estaba a rebosar. También todo el pasillo del anillo que rodeaba el coso. La expectación máxima. Chavales, algunos veinteañeros, otros expertos, esperaban apoyados con los brazos cruzados sobre las tablas. En los burladeros sobresalía algún capote. Tampoco hay huecos. Y cuando se aproxima la hora señalada la impaciencia se hace más evidente. Los cohetes, lanzados en trío de uno en uno, entronizan el cielo armando un revuelo. La puerta de toriles se abre con rapidez. Tira el torilero de cerrojos, ese que se asigna el cargo por afición, y con varias palmadas sobre la superficie de chapa, llama la atención de animal que brota desde la oscuridad, emergiendo con los pitones en alto.

Sigue leyendo

Anuncios

Jueces anónimos

 

Por Gloria Magro. 

Es lunes y aún no ha salido el sol. El albañil va con prisas, o tal vez no. Está haciendo una reforma en El Casar y se ha dormido. O a lo mejor es un hombre tranquilo y conduce con prudencia, no lo sabemos. Esa mañana tiene mil cosas en la cabeza, o no tiene ninguna, tampoco eso lo sabemos. La carretera es tranquila, rural, las urbanizaciones tras los setos se congelan en los márgenes de la M-117, aún somnolientas a esas horas. De vez en cuando cruza un conejo. Pasan pocos coches y en dirección contraria, la gente madruga para ir a Madrid a trabajar. Acelera, ya queda poco para llegar. Al fondo se ve una marquesina de autobús. Entra un mensaje en su móvil y baja un momento la mirada para leerlo, está solo en la carretera, ni se lo piensa. O tal vez abre la guantera del coche para buscar algo, o mira por el retrovisor, quien sabe. Es un segundo, un mísero segundo el que deja de prestar atención, pero un impacto brutal rompe el cristal del Mercedes y un cuerpo cae desplazado en la cuneta, inerte. Y después el silencio.  Sigue leyendo

De vergüenza

Yolanda Ramírez, la diputada provincial que ha abandonado las siglas de Ciudadanos. // Foto: Ciudadanos

Yolanda Ramírez, la diputada provincial que ha abandonado las siglas de Ciudadanos. // Foto: Ciudadanos

Por Álvaro Nuño.

Yolanda Ramírez Juárez, concejala de El Casar y hasta hoy, única miembro del grupo de Ciudadanos en la Diputación Provincial. Como militante de la formación naranja, hoy tendría que participar en las elecciones que decidirán si Albert Rivera sigue siendo su presidente o lo es otro militante. Sin embargo, la buena de Yolanda lo que votará realmente en el Pleno de la Diputación es mantener todas sus retribuciones como diputada no adscrita tras renunciar a su militancia en ese partido. Se da por tanto el enésimo caso de desvergüenza política en Guadalajara, la de aquellos que se presentan por unas siglas, ningún ciudadano les vota directamente pero, amparados por la ley, se toman su cargo en propiedad, con el consiguiente sueldo y prebendas; y, como siempre, con el discurso de la responsabilidad y del trabajar y representar a los ciudadanos por bandera. De vergüenza.

Sigue leyendo