28 años locamente arrebatados

Uno de los programas de Radio Arrebato de esta misma semana // Foto: ANP

Uno de los programas de Radio Arrebato de esta misma semana // Foto: ANP

Por Álvaro Nuño

Desde el pasado lunes, mi punto del dial vuelve a ser el 107.4 de la frecuencia modulada. Empecemos diciendo que soy un fan declarado e incondicional de la radio y mi familia es consciente de ello. En casa, tengo una en la mesilla, otra en el baño, otra en la cocina y otra en el salón, de tal manera que una radio siempre está encendida. Y cuando voy por la calle, no me verán sin los cascos enchufados a mi aparato de MP3 escuchando radio, por supuesto. Por no hablar de las facilidades que las nuevas tecnologías nos han traído a los radioyentes. Aplicaciones para escucharla en el móvil y en streaming o podcast en internet. Con todo ello, estoy encantado.Para mi, la radio es la reina de los medios de comunicación, sin lugar a dudas. No ha podido ser desbancada por la televisión y su maridaje con internet la ha revitalizado de tal manera que hoy no se podría entender la una sin la otra. Sigue leyendo