Buscando motivos de esperanza

madre y mascarillas

Foto//: Twitter @Jjorgegsegovia

Por Sonsoles Fernández Day

Duermo mal, ¿ustedes no? Me despierto en mitad de la noche y me cuesta mucho conciliar el sueño de nuevo. Puede ser por la edad, lo asumo. Ya he pasado la odiosa barrera a partir de la cual dormir ocho horas del tirón es un bonito recuerdo del pasado. Pero esta vez no se trata de los años, es por tener demasiadas cosas en la cabeza, como nos pasa a muchos en este confinamiento contracoronavirus. Las últimas tres noches, en mi desvelo, intentaba encontrar un tema para hoy que no fuera negativo ni duro ni deprimente, huyendo del empacho de malas noticias que llevamos encima. Pregunté a algunos amigos que trabajan en centros médicos de Guadalajara, buscando un mensaje de esperanza y la respuesta fue unánime, que no hay otra realidad, que es todo tal y como nos cuentan, incluso peor. La situación es dura y deprimente. No hay buenas noticias de momento. Sigue leyendo