La forja del negocio artesano

Demostración de alfarería tradicional de Zarzuela de Jadraque en el Día de la Sierra. // Foto: Asociación Serranía de Guadalajara.

Demostración de alfarería tradicional de Zarzuela de Jadraque en el Día de la Sierra. // Foto: Asociación Serranía de Guadalajara.

Por Raquel Gamo

Guadalajara acogió recientemente la XXII edición de la Feria de Artesanía de Primavera, una cita relevante en el calendario cultural de la ciudad que incluyó la participación de 19 artesanos del cuero, la madera, el textil, el vidrio, la joyería y los jabones; además de la organización de talleres y demostraciones de oficios en vivo. El éxito de público que cosechó la muestra constata la capacidad de atracción de los oficios de siempre. La cuestión mollar es superar aquello que solía decir por los pueblos de la Sierra el almendrero El Solfa, allá en los años cincuenta, cuando hombres y mujeres se arremolinaban ante su puesto con ojos saltones: “aquí, mucha miranda, pero poca compranda”. Pues eso es lo que necesitan los artesanos. Que se pase de la miranda a la compranda.

Sigue leyendo

Mil maneras de dinamitar el centro

El alcalde Román muestra el proyecto del Cívico al exalcalde Bris, también del PP. // Foto: Jesús Ropero / Ayuntamiento de Guadalajara.

El alcalde Román muestra el proyecto del Cívico al exalcalde Bris, también del PP. // Foto: Jesús Ropero / Ayuntamiento de Guadalajara.

Por Rubén Madrid

Alguna vez se habrán visto ustedes en la tesitura de tener que organizar una fiesta a toda prisa. Habrán salido corriendo hacia unos chinos o hasta la tienda de una gasolinera en busca de hielos y bebidas, unas banderitas, unas servilletas de papel y quién sabe si algún matasuegras para darle color a la improvisada sala de fiestas. Lo mismo también se ha animado con unos abanicos de flamenca. Pero sin ponerse exquisitos: cualquier cosa con tal de salir del paso.

El tuit que

El tuit que “dinamitaba la economía”, uno de los lapsus más divertidos de la cuenta del Ayuntamiento

Eso parece haberle ocurrido al equipo de Román. Después de legislatura y media haciendo oídos sordos al clamor sobre la ausencia de vida en el centro, intentando justificar que el plan de aceras bastaba como único plan para el casco antiguo, de un tiempo a esta parte le han entrado las prisas por dar ambiente, por dinamizarlo –que no dinamitarlo, como hace poco en un divertido lapsus de la cuenta de Twitter del Ayuntamiento–. Y ahora, en campaña electoral, más que nunca todo vale en este empeño, incluso abandonarse a la cultura de bazar, a las celebraciones con baratijas, al ocio de pandereta. Sigue leyendo