Lo que vale una vieja Barriguitas

Safira es trasladada por la ambulancia después del su desahucio. // Foto: Guadaqué

Safira es trasladada por la ambulancia después del su desahucio. // Foto: Guadaqué

Por Patricia Biosca

Imaginen esta situación: un niño juega a peinar a sus muñecas. Tiene varias, pero solo dos manos, por lo que debe aparcar a unas, como en la peluquería cuando las señoras esperan su turno, mientras atusa a la elegida. En ese momento aparece una prima que también quiere jugar a las muñecas. Pero el niño se niega a dejarle ninguna porque dice que son suyas, ni siquiera una Barriguitas medio calva que tiene abandonada. ¿Qué le dirían al niño si fueran sus padres? Sigue leyendo

Anuncios

22 minutos

Por David Sierra

Las banderas españolas ondeaban en los balcones. Tal y como Antonio Román había ordenado a sus feligreses. La patrona de los maños atendía las plegarias para que el huracán Leslie aminorase la marcha y no aguara la fiesta. Guadalajara se teñía de rojo y gualda en una jornada que parecía perfecta para rendir honores a la benemérita. Nada hacía presagiar que la desgracia pudiera estar presente en las calles de la capital alcarreña.

Sigue leyendo

El placer culpable de las orquestas

La Orquesta Panorama durante su espectáculo. // Foto: La Crónica

La Orquesta Panorama durante su espectáculo. // Foto: La Crónica

Por Patricia Biosca

El prodigio de las verbenas y sus orquestas es una cuestión que genera odio y amor a partes iguales. O adoras las lentejuelas, los pasodobles y la versión de “Final Countdown” que cierra el baile, o echas pestes del repertorio, de la sobreactuación de los cantantes y de la aglomeración de gente que lo mismo te canta por la Jurado a grito pelado que se emociona con Paquito el Chocolatero. Aquí, en Guadalajara, no se vive con tanto fervor el fenómeno desde la desaparición de Bailem, el mítico grupo que tenía hasta merchandising y fotos de estudio en blanco y negro con el que las jovencitas de la provincia forraban sus carpetas. Sin embargo, hay un lugar donde esa misma devoción continúa aún despierta. Un sitio donde los músicos (y sobre todo los cantantes) son admirados con los mismos gritos que recibían las boy bands en los noventa. Donde el espectáculo de chispas, luces y coreografías es comparable a las míticas galas de “Noche de fiesta” o de “Murcia, qué hermosa eres”. Ese paraíso verbenero es Galicia, y el pasado fin de semana un cachito de su idiosincrasia veraniega se paseó por La Alcarria gracias a la famosa Orquesta Panorama y su Deluxe Tour 2018 (chincha rabiña, José Luis Moreno). Sigue leyendo

Chiflados

Por David Sierra

Conducía por la autovía en la oscuridad a las tantas de la madrugada, sin destino y con velocidad de crucero. Eso decía. La línea continua del margen derecho de la carretera alertaba de la muerte en caso de ser rebasada. La mente se evadía al infinito en las largas rectas de las llanuras manchegas dando pie a las ideas más rocambolescas. Una daga invisible hendida en el corazón propiciaba un dolor inmenso que le hacía estallar el pecho. La soledad vestida de túnica y con guadaña acecha cuando la mente se torna frágil y endeble. Vehículos de frente con las luces largas deslumbrando le incitaban a ideas de volantazo para poner punto y final a tan acuciante sensación. Recuerdos que hubiera sido mejor olvidar, que le enmudecían el carácter o aireaban anhelos de situaciones que una vez le encumbraron a lo más alto para después desvanecerse, agotaban su memoria en cualquier estado sentimental.

afaus

No había vuelta atrás. Requirió ayuda para el olvido y encontró viejos compañeros de fatigas. Embotellados como siempre. Al principio surtía un efecto aliviador, pero iba perdiendo facultades a la par que aumentaba el número de tragos. Las noches eran cada vez más largas mientras que las horas de luz apenas tenían importancia. Y es que hasta de su propia sombra se avergonzaba. El miedo comenzó a rondarle sin excusa. Sin avisos. Los refugios fueron desapareciendo hasta el punto de que no se sentía seguro en ningún lugar ni en ningún estado emocional.

Cada escena en su vida era una oportunidad para arrojarse al vacío. Le obsesionaba la idea de aniquilarse hasta el punto de imaginarse yaciendo en el lecho, desangrado. Teatralizaba, en solitario, cómo sería ese final. Guionizaba su día a día con argumentos sustraídos de las dramatizaciones de los noticiarios que reforzaban eso de que nada merece la pena. Sin oportunidad de integrarse en ningún colectivo sobre el que sustentarse, las esperanzas puestas en la tecnología de la red social le llevaron a la más crítica de las situaciones, aquella de retar al miedo y ejecutar lo que la imaginación alienta. Por suerte, aún lo cuenta.

“El Acto más importante que realizamos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos”, decía el escritor y filósofo francés Albert Camus. Atender a este hecho, entre otros, en el mundo actual y con especial atención en los jóvenes ha sido lo propuesto en el Día Mundial de la Salud Mental que tuvo lugar el 9 de octubre. Y Guadalajara no ha quedado al margen, a pesar de la escasa visibilidad mediática y concienciación social que aún existe a la hora de abordar cualquier asunto que tenga relación con eso que llaman ‘salud mental’.

A nuestro alrededor, en nuestra familia, o incluso nosotros mismos podemos ser uno de esos ‘locos’, de esos ‘chalados’, de esos ‘dementes’, de esos ‘chiflados’, de esos ‘que están para que les encierren’ ya que estamos expuestos a situaciones como la depresión, el estrés, los trastornos alimentarios, los ligados al consumo de sustancias como el alcohol o las drogas e incluso los surgidos por el uso excesivo de las nuevas tecnologías, que aparecen ante los retos cambiantes que se suceden en las sociedades actuales y que puede degenerar en decisiones tan trascendentales tal como el suicidio. De hecho, atendiendo a los datos que publica la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta patología figura entre las 20 causas de defunción más importantes a todas las edades a nivel mundial de tal forma que cada año casi un millón de personas acaban con su vida de manera voluntaria.

No obstante, este año las reivindicaciones de las asociaciones que trabajan con los colectivos que sufren algún tipo de alteración mental han estado dirigidas a poner de manifiesto la importancia que tiene el actuar de manera temprana en su detección, dado que cerca de la mitad de los trastornos mentales se manifiestan antes de los 14 años. Y, de hecho, el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a los 29 años.

Aunque las diferentes asociaciones y organismos relacionados con este asunto advierten que la manera más eficaz de combatir este tipo de trastornos es mediante la prevención y el reconocimiento de los síntomas, la sensibilización social es aún incipiente y el camino que queda es largo en materia de comunicación a pesar de los esfuerzos. Como en muchos otros temas centrados en la infancia y la juventud, la necesidad de estrategias integrales que combinen los esfuerzos en materia social, de salud y educación junto con la inversión necesaria para su puesta en marcha son el quid de la cuestión. Para eso, el primer paso es crucial y consiste en que las propias asociaciones abran las cortinas de sus centros, expongan los datos de manera pública, y sean acreditados con casos concretos para que permitan tomar la concienciación social que merecen.

El misterio de la estación de buses de Guadalajara

La

La “serpiente maldita” que se forma por las mañanas en la estación de autobuses de Guadalajara. // Foto: Foto: Javier @JaviHeavyM / Twitter

Por Patricia Biosca

Soy una ferviente seguidora de “Cuarto Milenio“, el programa dirigido por el periodista Iker Jiménez. Ahí he aprendido varias cosas: que después de la “fiebre del oro”, desde los años 70 hasta su cenit en la década de los 90 llegó la “fiebre del OVNI”, que fue parecida pero mirando al cielo en vez de al suelo; que en medio de Madrid tuvimos nuestro propio “Chernóbil” por una fuga radiactiva de la que sus responsables pasaron olímpicamente porque se iban de “finde”; o que en algunos lugares en los que se viven experiencias muy extremas queda impregnado en el aire la agonía de las gentes que padecen ese tedioso capítulo, lo que condena al lugar a repetir una y otra vez la misma escena que produjo tanto dolor y sufrimiento. Pues bien, Iker, le anuncio que en Guadalajara se está dando ahora mismo el tercer fenómeno descrito. En concreto, en la estación de autobuses de la capital alcarreña, donde las almas de los trabajadores y estudiantes de la vecina Comunidad de Madrid cualquier día acaban en uno de sus reportajes de sucesos. Sigue leyendo

“Juego de Tronos” no solo está en Zafra

Bellido (izquerda) abraza a Blanco (derecha) durante la toma de posesión del segundo como alcalde de Azuqueca de Henares. //Foto: Guadapress

Bellido (izquerda) abraza a Blanco (derecha) durante la toma de posesión del segundo como alcalde de Azuqueca de Henares. //Foto: Guadapress

Por Patricia Biosca

Con el olor a fiesta aún impregnado en las ropas de los azudenses, cuando aún la pólvora de los fuegos artificiales estaba en el aire, en ese momento feliz e inconsciente de cansancio en el que aún no ha llegado la resaca. Apenas acabas los festejos de Azuqueca de Henares, su alcalde junto con su equipo pensó que era el momento idóneo para hacer público un estudio de popularidad de los actuales cabezas de partido del pueblo. Una encuesta en la que el socialista y actual primer edil José Luis Blanco aparecía ante los ojos de los cuatrocientos vecinos participantes como el caballero de dorada armadura (¡Oh, sorpresa!) mientras sus rivales no llegaban ni al rango de aguador de escudero. Pero el paseo a caballo meneando pelazo y esgrimiendo sonrisa apenas le duró unas horas. El PSOE de Azuqueca de Henares (o sea, su propio partido) afirmaba en otro comunicado que no tenía ni idea de que se hubiera llevado a cabo un “supuesto estudio de valoración”, que la portavoz reflejada en la nota había sido sustituida y calificaba la jugaba de Blanco como “campaña de publicidad a destiempo”. Ya estoy escuchando los teléfonos porque Netflix, HBO, Amazon e incluso Apple se quieren hacer con los derechos del culebrón. Sigue leyendo

Odiosas comparaciones

Por David Sierra

Se les pusieron los ojos como platos cuando en la curva apareció un enorme dinosaurio de dimensiones desconocidas. Era el mundo de Parque Jurásico ante ellos. Los muchachos estaban impacientes, pero la espera había merecido la pena. Impresionaba. Los cohetes lanzados al aire iban marcando el ritmo a la vez que anunciaban la llegada del desfile, aunque las posiciones del público ya estaban tomadas con antelación decenas de minutos. Era la primera de veinticinco carrozas perfectamente decoradas. Cada una con un motivo que le daba sentido a todo el conjunto. El espectáculo había comenzado en Azuqueca de Henares unos minutos antes de que en Guadalajara terminara el bochorno de Ferias.

mega_dragon

Carroza de Parque Jurásico en Azuqueca de Henares. / Foto: Nueva Alcarria.

Sigue leyendo