Aquel tenebroso resplandor naranja

DESALOJAN A 180 PERSONAS POR LOS INCENDIOS DE LA SIERRA NORTE DE GUADALAJARA

Incendio de Aleas, en julio de 2014. // Foto: EFE

Por Patricia Biosca

A la gente le gusta el verano por las piscinas, las terrazas, los pantalones cortos, los vestidos, los helados, la playa, las vacaciones y muchas otras cosas que puedes usar en otras estaciones pero que solo valoras durante tres meses -fin del speech del odio a las temperaturas extremas de la chica que se pirra por el entretiempo-. Pero si hay una palabra que define la estación estival es calor. Calor pegajoso que no deja dormir, sentarte en el coche o en un banco sin sombra. Calor abrasador que no solo es incómodo, sino que muchas veces, mezclado con los kilos de imprudencia de la humanidad, se torna en fuego. Un fuego que deja de hacer gracia cuando lame el campo y lo deja negro carbón. Cuando se traga siglos de historia en tan solo unas horas. Cuando incluso acaba con vidas humanas. Sigue leyendo

Anuncios

El embrujo del Maratón

Maraton2018

Imagen de la edición de 2018 // Foto Marian Useros (Twitter Maratón)

Por Álvaro Nuño.

El tercer viernes de junio no es un viernes cualquiera en Guadalajara. Yo diría que es el viernes por excelencia, el más esperado por grandes y pequeños. Quizás sólo comparable al Viernes Santo para los cofrades, al viernes más cercano a la noche de las ánimas para los seguidores del Tenorio Mendocino, o el viernes de la Semana Grande de las Ferias, festivo local sobre la segunda semana de septiembre, especialmente para cientos de peñistas. Es uno de esos viernes que te levantas con otro ánimo, ya unido al optimismo habitual de que finaliza la semana laboral.

Decimos grandes y pequeños porque un vecino de Guadalajara que ronde la treintena no conocerá un final de curso sin el Maratón de los Cuentos cruzándose en su vida cotidiana, porque este año cumple su 28 edición, casi tres décadas siendo la ciudad de los cuentos, de narraciones y de historias, de telas de colores colgadas en la Calle Mayor ondeando al viento, de letras flotando frente al Palacio del Infantado -al que el Maratón vuelve tras su obligada mudanza el Liceo Caracense del año pasado-, de multitud de actividades alrededor del escenario principal por el que desfilan cientos de ciudadanos -1.524 lo hicieron en 2018– sólo con la intención de contar sus cuentos -716 fueron los narrados el año pasado- y de que los demás les escuchen atentamente -15.000 se calculan como público en la última edición-. Esa magia, esa química entre el contador anónimo y el público se repite durante 46 horas ininterrumpidas, comenzado el viernes 14 a las 17:00 y terminando a las 15:00 del domingo 16.

Eso en principio sí se sabe, que es el alcalde, como representante de todos los vecinos de la ciudad, quien comienza con el primer “Érase una vez…” -este año con el morbo de saber si Antonio Román cumplirá con la tradición porque, como hace cuatro años, el Ayuntamiento se constituye el sábado por la mañana y puede que las negociaciones para saber quién ocupará su sillón le permitirán bajar al Infantado o le mantendrán ocupado en esos procelosos menesteres- y que la Banda de Música, bajo la batuta de Nuria Matamala, interpretará el último “… colorín colorado” al fresco del zaguán del palacio con los más fieles bailando a su alrededor. Son imágenes que se repiten año tras año y que seguro que en esta edición no fallarán.

Pero el Maratón no sería posible sin las personas que unen esos dos puntos, sin la participación de aquellos que recitan los versos de los clásicos, los que inventan sus propias historias, los que las cantan o interpretan al son de la música, los más mayores que rescatan del baúl de los recuerdos esa narración que conocen desde pequeños, los escolares que preparan sus cuentos en las aulas con la ilusión propia de la edad y con la ayuda de sus maestras y maestros, los profesionales que viven del cuento y que vienen de todos los rincones del mundo a la capital mundial de la narración oral, de los amantes de los días tumultuosos en los que en el patio de los leones no cabe ni un alfiler, o de los que prefieren esas noches íntimas en los que las historias se susurran en la oscuridad. Todos son Maratón y sin sus minutos de participación a lo largo de estos 27 años, este evento no habría llegado a soplar 28 velas. Sin olvidar, por supuesto a las miles de personas que no se atreven a salir al escenario pero que contribuyen escuchando, paseando por los alrededores del Palacio o participando en las actividades paralelas; todas estas personas son las que conforman el denominado “ambiente del Maratón”, esa atmósfera mágica que envuelve la ciudad durante este fin de semana y que hace que a muchos se nos ponga esa sonrisa tonta e inexplicable estos días.

Pero no todo comienza a las cinco de la tarde del viernes. Los miembros del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil llevan trabajando prácticamente desde que la Banda de Música dejó de tocar el año pasado para que todo esté preparado de nuevo, para que esta maquinaria de ilusión funcione, y todo ello con la inestimable ayuda de dos centenares de voluntarios reclutados de colectivos de la activa sociedad civil alcarreña, que dedican unas horas o unos días de su tiempo para que todo quede documentado en fotografías, radiado en directo, difundido por las redes sociales, ilustradas cada una de las historias, viajando por las localidades gracias a la colaboración de las 17 bibliotecas y ayuntamientos de otros municipios -el Maratón Viajero-, trasladando los cuentos a los diferentes monumentos de la ciudad -los Monucuentos-, a aquellas instituciones donde sus usuarios se ven con dificultades para presenciarlo en el Infantado -la Palabra Viajera- o colaborando en los múltiples talleres y actividades de calle dispersas ese fin de semana en los alrededores del Palacio del Infantado. Sin la aportación de cada una de estas personas, desde los alumnos y profesores de la Escuela de Arte que decoran los escenarios hasta los equipos de guardia -Los Guardianes del Alba- que este año estarán al quite en las madrugadas con sus propios cuentos en la recámara por si es necesario subir al escenario, el Maratón no sería hoy el gran evento cultural de la ciudad, reconocido ya como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Y este #28MaratónCuentos -así se denomina y comparte en las redes sociales- está dedicado a las brujas al igual que el año pasado viajó a las estrellas. Cada Maratón es temático y en esta ocasión, las personas que forman parte del Seminario se han querido acordar de esos seres misteriosos, personajes casi inseparables de cuentos e historias pero intentado aclarar sus casi siempre oscuros papeles. Dicen en el programa que eran “mujeres que se salían de la norma o molestaban al poder” por lo que “eran tildadas de brujas y perseguidas ferozmente”. El Maratón dice querer contribuir así al siglo de las mujeres pero intentando rehabilitar su figura. “Podremos saber si la historia que se cuenta es antigua o moderna porque, así como los cuentos tradicionales sólo presentan brujas que dan mucho miedo, los modernos ofrecen un perfil más cercano y humanizado del personaje”. Y buen ejemplo de ese cambio de visión es sin duda el de la bruja más popular de Guadalajara, “La Bruja Rotundifolia“, un personaje querido, ingenuo y alegre que cuenta sus historias a los boquiabiertos niños, encarnado por una de las tres hechiceras que metieron todas sus alocadas ideas en una gran marmita, mezclaron ingredientes y ungüentos de todos los colores y sabores, y urdieron este Maratón que todos conocemos. Sí, con ese nombre tan masculino y redondo, el Maratón sin embargo lleva nombres de mujeres en su ADN. Nos estamos refiriendo claro está a Estrella Ortiz y a sus amigas, las bibliotecarias Eva Ortiz y Blanca Calvo, creadoras de este hechizo mágico que 28 años después -ahora de la mano de otra mujer como es la actual presidenta del Seminario, Concha Carlavilla-, todavía surte sus efectos sobre todos nosotros,… al menos durante 46 horas al año.

La burocracia de las camas

Por David Sierra

En la vivienda de mayores de Espinosa de Henares las camas son antiguas. Tienen casi los mismos años que el centro y han envejecido junto a muchos de los residentes. A otros les han sentido ir. Cuando se pusieron estos lechos, aquellos que los ocuparon aún tenían la agilidad suficiente como para no necesitar ayudas extraordinarias. Levantarse, sentarse, acostarse eran movimientos habituales que podían realizar por ellos mismos. No había impedidos físicos que requirieran otros medios.

Sigue leyendo

No es otra estúpida película romántica alcarreña

mega_grafico-elecciones-guadalajara (1)

Concejales en las últimas elecciones. //Foto: Nueva Alcarria

Por Patricia Biosca

A mis treinta y pico de señora aún me siguen chiflando las comedias románticas adolescentes. Esas películas que siempre pasan en los pasillos de los institutos americanos entre taquillas, animadoras, deportistas con hombreras, “nerds” con gafas y que están en el grupo de matemáticas, amén del amigo gracioso que solo está ahí para aportar los chistes con un peinado horrible. Es el legado que las películas de Disney (la primera película de amor adolescente que vi fue “La princesa cisne”, y que me aspen si alguien está en contra de incluir esta maravilla del séptimo arte bizarro a la lista de comedias románticas) y las canciones punkis “light” de las sagas de “American Pie” han dejado en mi alma. Muchas veces he tratado de arrancar esta huella indecorosa que no se puede sacar a relucir cuando te acercas a la Feria del Libro o en las peleas dialécticas de títulos tan independientes que solo el director y la persona que lo menciona conocen su nombre. Como mucho, puedes hablar de que “Grease” o “Footloose” supuso el despertar sexual para muchos adolescentes que veían movimientos pélvicos frenéticos o que “Dirty Dancing” hablaba de la lucha de clases e introducía el tema de los abortos clandestinos. Pero, desde hoy, la vergüenza se terminó. Y voy a demostrar que este género ya ha inventado todas las tramas, incluidas las que no se sabe cómo terminarán, como la Alcaldía a Guadalajara. Porque montarse una película de vez en cuando debería ser ejercicio obligatorio. Sigue leyendo

El diferido de las elecciones en Guadalajara

8bd746ff62668aaccd1a41895b139cca

Emiliano García Page celebrando la victoria con un sonriente Bono a su izquierda. // Foto: La Cerca

Por Patricia Biosca

Por si no lo saben, hay veces que los periodistas nos dejamos textos preparados a falta de poner el último párrafo con la incógnita central de la historia. Si hacemos la crónica de un concierto, buscamos playlist de anteriores citas con el artista o frases de canciones que nos puedan servir para hilar el artículo; cuando se cubren actos institucionales en los que hay un riguroso horario y en la que solo en el caso de que que una de las personalidades se diera de bruces contra el suelo o que algún invitado acudiera vestido como el payaso de “It” dando volteretas, podría llevar al traste el calendario; incluso todas las redacciones guardan una carpeta con los obituarios de gente que aún está viva, pero de la que todos sospechamos que por poco tiempo -no se escandalicen, que luego bien que quieren leer las noticias según ocurren-. Cada maestrillo con su librillo, que dirían. Pues bien, este artículo será algo parecido, pero haciéndoles partícipes a todos del momento exacto en el que fueron escritos los párrafos. Porque ahora mismo son las 18.39 horas del domingo y no tengo ni idea del resultado de las próximas horas, decisivas para tantos españoles. Bienvenidos a lo que acabo de bautizar como “experimento bioscalectoral”. Sigue leyendo

Voten

elecciones-candidatos

Cinco de los seis candidatos a la Alcaldía de Guadalajara. Falta el de Vox. // Foto: GD

Por Álvaro Nuño.

Parecía que no iba a llegar nunca pero el 26 de mayo ya está aquí y el largo periodo electoral que comenzó hace dos meses con la convocatoria de las elecciones generales del 28 de abril terminará a las ocho de la tarde del próximo domingo cuando se cierren los colegios electorales y se empiece con el recuento de los votos. O quizá ese sólo sea el final de la participación directa de los ciudadanos en la constitución de ayuntamientos, diputaciones y gobiernos autonómicos porque el panorama político nunca había estado tan abierto y fragmentado como hasta ahora, con al menos cinco formaciones políticas con posibilidades de obtener representación institucional en los plenos. Y eso conllevará de manera prácticamente segura a que los partidos políticos, con sus respectivos votos y concejales en el bolsillo, deberán pactar y ponerse de acuerdo para constituir gobiernos locales y autonómicos.

Sigue leyendo

El debate a seis: “Juego de tronos” alcarreño

D7CElWKWkAAfMRE

De izquierda a derecha, Antonio de Miguel (Vox), José Morales (UP), Antonio Román (PP), Rosa San Millán (moderadora), Alberto Rojo (PSOE), Rafael Pérez Borda (CS) y Jorge Riendas (AIKE). // Imagen: Guadalajara Media (Twitter)

Por Patricia Biosca

Llegué al debate local “Like a virgin”, que diría Madona en sus tiempos de pechos picudos. Pongo la televisión hastiada de las generales: después del empacho del 28A, el 25M me da tanta pereza como la alarma del despertador por la mañana -a pesar de esta frase sea  políticamente incorrecta y más aún viniendo de una periodista-. Me agarro a una pizca de curiosidad y sintonizo Guadalajara Media. A las 20 horas exactas saluda una impecable -y así seguirá hasta el final- Rosa San Millán, encargada de liderar el enfrentamiento cara a cara de los seis candidatos a la Alcaldía de Guadalajara. Conclusión a grandes rasgos: una película más coral de lo imaginado -a pesar de algún actor que parecía haberse equivocado de género-; con más “chicha” y debate más o menos improvisado de lo esperado; pero con un guion poco original en cuanto apuestas. Vamos, como la octava temporada de “Juego de Tronos” en versión alcarreña. Sigue leyendo