Tomarse la vida a retos

Por Sonsoles Fernández Day

El pasado 26 de septiembre un grupo de ‘locos’ deportistas subieron la Peña Hueva ni más ni menos que 44 veces seguidas, tardando 20 horas, 52 minutos y 51 segundos. El objetivo de este reto era completar un Everesting Challenge, es decir, hacer los 8.848 metros de altura del Everest, pero repitiendo, hasta conseguirlo, los 185 metros que tiene este cerro tan familiar y tan reconocible en el paisaje de la ciudad de Guadalajara. No se trataba de una locura sin más, el fin de esta hazaña era dar visibilidad y ayudar a los niños con parálisis cerebral.  A mí me llamó la atención, despertó mi curiosidad, y espero que también la de ustedes a partir de estas líneas.

Sigue leyendo