Bomberos quemados

bomberos Gu

Plantilla de bomberos de Guadalajara ante sus instalaciones // Foto: Archivo

Por Álvaro Nuño.

Las sirenas en el interior del Parque de Bomberos de Guadalajara vuelven a sonar sin que los camiones salgan y sin que sus trabajadores se pongan sus cascos y sus equipos. El pasado 31 de octubre publicaban en su página de Facebook un comunicado en el que calificaban su situación de “insostenible” ya que, “aparcando ahora problemas como el ruinoso estado de nuestro Parque de Bomberos, con goteras humedades, cucarachas, instalaciones de cocina lamentables, etc… esta vez estamos sin camiones que garanticen la seguridad de Guadalajara” afirmaban en un comunicado que se ha extendido como una llama en una gasolinera en esta red social. Sin acompañarla de ninguna fotografía y sólo utilizando las letras mayúsculas en algunas palabras para resaltarlas sobre las demás, la entrada ha sido compartida por el momento casi 800 veces, ha causado más de 500 reacciones y suscitado setenta comentarios, lo que sin duda es símbolo inequívoco del interés que ha generado entre los usuarios de Facebook que la han leído y suponemos que serán vecinos de la ciudad realmente alertados por esta denuncia pública.

Sigue leyendo

Dense prisa

Por Borja Montero

Lamentablemente no nos sorprenden demasiado las estremecedoras imágenes que en los últimos días hemos podido ver en Galicia, Asturias y en el norte de Portugal. La Península Ibérica, y por ende España, es un enclave con unas marcadas características climáticas, de sequedad prácticamente extrema durante los meses centrales del año, y con una extensión de tierras forestales y agrarias más que abundante, lo que hace que no sea raro que cada verano nos tengamos que lamentar de varios miles de hectáreas de pastos y bosques calcinados a causa de un accidente o de la acción, muchas veces maliciosa, del hombre. La alerta que nos está dando esta concatenación de incendios forestales que están afectando a las cuatro provincias gallegas, fuegos que se han extendido a una velocidad inusitadamente rápida y en una época del año en el que la humedad y las lluvias suelen estar más que presentes en el día a día de los gallegos, no tiene que ver con lo que ya sabemos, y llevamos décadas viviendo, sino con lo que viene, y de lo que ya tenemos algunas pistas bastante fehacientes. Sigue leyendo

La barbacoa

consejero

Por David Sierra

Hacía un calor de justicia. A pesar de ello, el grupo aguantaba el chaparrón a eso de las tres de la tarde con aperitivos y cervezas a mansalva. Dos de ellos se afanaban con las tenazas en las parrillas para dar los últimos toques a la barbacoa, que estaban a punto de degustar. Apenas había resquicios de sombra y cada toque de las ascuas levantaba pavesas surcando los aires. No tardó en salir el comentario. Menos mal que quedan unos días para que comience la campaña de incendios. Que si no… Como si la fecha marcara cuando el fuego puede empezar a prender los campos porque ya están los medios preparados con las mangueras al hombro.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, expuso hace unos días la relación de fuerzas con las que combatirán al fuego en los meses de verano. Como el General que se prepara para una batalla y muestra su poderío para ver si el enemigo se achanta. Más de 3.000 ‘soldados’ y cerca de 200 medios entre helicópteros, aeronaves y vehículos terrestres tendrán como objetivo impedir que las llamas se conviertan en noticia en nuestra región.

Sigue leyendo

Otra vez Chiloeches

chiloeches-ceis-final-incendio

Un momento del incendio declarado la madrugrada de este miércoles en el polígino de La Vega de Chiloeches, controlado a las pocas horas. Se trata del cuarto fuego declarado en las zonas industriales de esta localidad en menos de dos meses. // Foto: CEIS Guadalajara

Por Borja Montero

Un incendio ha sido declarado en una nave industrial del polígono de La Vega de Chiloeches. Y no es el primero. En apenas dos meses, esta localidad ha vivido un total de cuatro siniestros de este tipo, todos ellos en sus zonas industriales, una serie de catastróficas desdichas que ha dado como resultado el miedo de los empresarios y trabajadores de la zona, un cierto recelo de los vecinos, que, a pesar de la lejanía de los polígonos con respecto a las zonas habitadas, se han cansado de despertarse con el sobresalto cada pocos días, varias teorías conspirativas y una cierta preocupación medioambiental en una zona bastante castigada de por sí por la mano del hombre. Sigue leyendo

Una ley para los agentes del medio ambiente

Agentes medioambientales y efectivos del Geacam trabajando en la extinción de un incendio en Loranca. // Foto: APAM

Agentes medioambientales y efectivos del Geacam trabajando en la extinción de un incendio en Loranca. // Foto: @CCOOAgentesJCCM

Por Raquel Gamo

Antaño se les conocía en los pueblos con el nombre de guardias forestales. Ahora prefieren presentarse como agentes medioambientales. Y el léxico, como casi siempre, no juega un papel neutro en el espacio público. Ya no hay barberos, hay estilistas. Ya no hay guardias urbanos, hay agentes de movilidad. Y así.

Sigue leyendo

Los incendios se apagan en invierno

Efectivos de la lucha contra incendios desarrollan labores preventivas en Castilla-La Mancha. // Foto: Efe.

Efectivos de la lucha contra incendios desarrollan labores preventivas en Castilla-La Mancha. // Foto: Efe.

Por Raquel Gamo

“En la naturaleza no hay premios ni castigos, sino consecuencias”. La reflexión del escritor británico Annesley Vachell en The Face of Clay (El rostro de la Tierra) tiene un reflejo directo en la lacra de los incendios, que en España no parece que sepamos apagar ni con crisis, ni sin ella, ni con intereses urbanísticos de por medio, ni con el mercado inmobiliario estancado.

Sigue leyendo

El peor día de toda mi vida

El incendio de la Riba de Saelices dejó una gran columna de humo en el horizonte. // Foto: www.forocoches.com

El incendio de la Riba de Saelices dejó una gran columna de humo en el horizonte. // Foto: http://www.forocoches.com

Por Marta Perruca

Regresaba a casa después de un fatídico fin de semana de trabajo en aquel periódico con sede en la calle Miguel Fluiters. Desde la ventanilla del autobús contemplaba a lo lejos la monstruosa columna de humo que ascendía hacia el cielo. “Pero madre mía ¿Qué es eso?” Exclamó una mujer desde el asiento de mi derecha. Sorprendentemente, había permanecido ajena a todo lo que había ocurrido aquel fin de semana –cosas de los periodos vacacionales-, así que aún sobrecogida por la tensión vivida aquel domingo, traté de explicarle que se había declarado un incendio de dimensiones monstruosas en el que habían perdido la vida once trabajadores del retén y ya habían ardido varios miles de hectáreas -13.000 sería el balance definitivo-.

Sigue leyendo