Primavera

Rotonda de Bejanque con los nuevos tulipanes y pensamientos blancos. // Foto: M.P.

Rotonda de Bejanque con los nuevos tulipanes y pensamientos blancos. // Foto: M.P.

Por Marta Perruca Me gusta el olor a primavera y ese momento especial en el que percibo por primera vez, después del invierno, cómo el sol comienza a calentar un poco más y empiezan a florecer los cedros y la genista y el campo se llena de amapolas y otras florecillas silvestres y corre una leve brisa transportando esa suave y cálida fragancia que desprenden. Llegué el martes a Guadalajara y mientras hacía la rotonda de Bejanque, tapizada de tulipanes y pensamientos blancos, pensé “qué bonitos están los parques, jardines y zonas verdes de Guadalajara. Se nota que se acercan elecciones”. Reconozco que fue una valoración injusta y bastante oportunista, porque la verdad es que todos los años la Concejalía de Parques y Jardines siembra la ciudad con miles de flores de temporada y las hemerotecas pueden dar fe de ello. Puede parecer algo frívolo o incluso paradójico, que nuestra ciudad se engalane con 40.000 flores cuando esta crisis –ya lo he dicho otras veces- ha puesto un mendigo en cada esquina o rincón conveniente de la ciudad.

Sigue leyendo