Cuando perdiendo se gana

Por Sonia Jodra

Blanca Calvo junto a los otros dos concejales de IU, Fernando Revuelta y Elvira Moreno, era entrevistada por Bernabé Relaño para Nueva Alcarria en el despacho de alcaldesa.

Se cumplen 30 años de un hecho singular en Guadalajara. En 1991, Guadalajara tuvo alcaldesa por primera y única vez. Blanca Calvo tomó el bastón de mando no por ganar las elecciones, sino por perderlas. En un extraño puzzle de piezas que no encajaban, IU con solo tres concejales alcanzó el gobierno de la capital contra todo pronóstico y contra todo resultado. El contexto era de cambio de tendencia, de final de época. La anécdota ponía fin a la alcaldía de Javier de Irízar, que también llegó a la alcaldía en 1979 por otra carambola de la política, por aquella candidatura que no llegó a tiempo o que alguien quiso que no llegara a tiempo.

Sigue leyendo

Preparados, listos,…

Pedro Sanchez

El presidente del Gobierno, en La Moncloa. // Foto: EFE

Por Álvaro Nuño.

Depende de la hora a la que esté leyendo este artículo y de la decisión que haya hecho pública el todavía presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, puede que este artículo haya terminado ya su vida útil, apenas unas horas después de escribirse. Está previsto que tras un Consejo de Ministros extraordinario, el también secretario general del PSOE anuncie a los españoles si adelanta las elecciones generales o no y para cuando. ¿El domingo 14 de abril, Día de la República, Domingo de Ramos y cumpleaños del líder de Vox, Santiago Abascal? ¿Dos semanas más tarde, el domingo 28 para evitar el anterior domingo 21 y no jorobar a nadie la Semana Santa? ¿El llamado “superdomingo”, 26 de mayo, haciendo coincidir todas las elecciones habidas y por haber: locales, regionales, nacionales y europeas -y a la ONU porque no hay todavía-? ¿O aguantará Sánchez a que las aguas se calmen un poco, el juicio del “Procés” finalice o al menos se quede visto para sentencia? Pasadas las diez de la mañana todos lo sabremos.

Sigue leyendo

Confluencia

2018.11.16 Podemos Ahora

Susana Martíneza, de Ahora Guadalajara frente a José García Molina de Podemos. // Foto: La Crónica de Guadalajara

Por Álvaro Nuño.

No sabemos si era el mejor día para comenzar el camino hacia las próximas elecciones municipales pero el secretario regional de Podemos, José García Molina y el de Izquierda Unida, Juan Ramón Crespo, eligieron el pasado martes 13 para iniciar una serie de reuniones que les llevarán por toda Castilla-La Mancha con el objetivo de unir en una marca electoral común a todas las candidaturas a la izquierda del PSOE que consiguieron representación en los plenos municipales en los últimos comicios de 2015. Y justamente comenzaron por nuestra ciudad, en el despacho de Ahora Guadalajara, formación que cuenta desde entonces con cuatro concejales en el Ayuntamiento.

Sigue leyendo

Molina: cuatro años con el mismo Presupuesto

Imagen del ayuntamiento molinés en la Plaza de España donde tuvo lugar el último pleno municipal, el 26 de enero. //Foto: R.C.

Imagen del Ayuntamiento de Molina de Aragón donde tuvo lugar, en enero, el último pleno municipal en el que se prorrogó el presupuesto de 2016. //Foto: R.C.

Por Raquel Gamo

El Ayuntamiento de Molina de Aragón acordó en su último Pleno del 26 de enero prorrogar los presupuestos de 2016 para el presente año. Es una decisión legal pero no recomendable porque revela dos cosas: o bien la parálisis política para gobernar el consistorio (falta de una mayoría clara) o bien parálisis en los retos y necesidades del municipio en cuestión. Llama poderosamente la atención que la prórroga de las cuentas públicas se produzca por cuarto año consecutivo. Es decir, el anterior presupuesto del consistorio molinés, aprobado gracias al apoyo del Partido Popular, Izquierda Unida e Independientes por Molina, data de marzo de 2013.

Sigue leyendo

Unidos Podemos… al Jerez

2016.05.20 Jerez

Ariel Jerez (dcha.) esta semana, junto a un camionera alcarreño en huelga de hambre. // Foto: Facebook Círculo Podemos Guadalajara.

Por Álvaro Nuño.

Seis meses después, Ariel Jerez, candidato por Podemos en la provincia de Guadalajara en las pasadas Elecciones Generales del 20 de diciembre, volverá a encabezar las papeletas de la ahora coalición Unidos Podemos, fruto de la confluencia con Izquierda Unida. Vuelve por tanto  el partido morado a confiar en un paracaidista llegado de Madrid y nombrado a dedo por su aparato la misión de conseguir arrebatar el tercer diputado provincial en liza a Ciudadanos, que también repite candidata -la campiñera Orlena de Miguel– olvidándose de sus propios principios de democracia interna, la participación de las bases, el sistema asambleario, los famosos círculos, las primarias y toda la retahíla que Pablo Iglesias y sus dirigentes repiten machaconamente una y otra vez en cada mitin. 

Sigue leyendo

Idealismo político en el Ayuntamiento molinés

En los próximos días se debate la composición del equipo de Gobierno del Ayuntamiento molinés. // Foto: M.P.

En los próximos días se debate la composición del equipo de Gobierno del Ayuntamiento molinés. // Foto: M.P.

Por Marta Perruca

Habrá quien me tache de idealista –lo cierto es que lo soy- pero yo no creo que estas situaciones que surgen ahora y que parece que requerirán de pactos políticos, incluso a tres bandas, tengan que ser sinónimo de inestabilidad. Lo que no me parece razonable es que un partido, por el simple hecho de obtener la mayoría absoluta, pueda maniobrar a su antojo, pasándose por el arco del triunfo su propio programa electoral. No me parece razonable, ni democrático y si la maquinaria de este sistema hubiera estado convenientemente engrasada tendríamos que haber asistido a un desfile importante de dimisiones.

Soy así de idealista, o quizá simple y llanamente ilusa, qué le vamos a hacer, pero estoy convencida de que en Democracia la existencia de opiniones contrapuestas que alienten el debate, la discusión y la necesidad de alcanzar acuerdos que respondan al interés general de los ciudadanos no sólo es positivo, sino necesario y la gobernabilidad de los ayuntamientos no se debería ver interrumpida o impedida por ello sino, en todo caso, enriquecida por las aportaciones de las distintas fuerzas con representación en los gobiernos municipales, siempre y cuando se dejen al margen las cuestiones personalistas y personales –que parece lo mismo, pero no es igual- y exista voluntad de gobernar para los ciudadanos y de hacer lo mejor para el pueblo.

Sigue leyendo

La otra campaña electoral

María José Establés.

María José Establés.

Por María José Establés *

Saludos y sonrisas, buenas palabras, fotografías entrañables, programas electorales, carteles, furgonetas con megafonía, globos, balones y hasta palomitas de maíz. En toda campaña electoral que se precie no pueden faltar estos clásicos. Durante dos semanas, vivimos una situación anómala donde a los ciudadanos se nos hace creer que somos importantes. Durante estos días, los partidos políticos nos convierten en su público objetivo, con el que se debe contar (para ir a mítines, para montar en bicicleta, para visitar a personas mayores,…) y al que van destinadas sus promesas electorales. Como saben, la realidad es que este espejismo se desvanece muy pronto, tan solo unas horas después de conocer los ansiados resultados en las urnas. Sigue leyendo

De Franco al aquelarre

Retirada de la estatua de Franco, con una grúa, hace diez años. // Foto: Efe.

Retirada de la estatua de Franco, con una grúa, hace diez años. // Foto: Efe.

Por Rubén Madrid

Franco murió hace cuarenta años, pero de Guadalajara no se fue hasta hace sólo diez. El lunes se cumplió el décimo aniversario de aquella decisión controvertida del entonces alcalde Jesús Alique, que se adelantó por unos meses a la Ley de Memoria Histórica del gobierno de Zapatero y decidió bajar del pedestal al dictador, objeto a menudo de un vandalismo de baja intensidad.

En el amanecer del 24 de marzo no apareció el rostro de la efigie pintado de colores ni la cabeza cubierta por un cubo de basura, como era frecuente. Aquella mañana la estatua de Franco ya sólo estaba en los periódicos, que daban cuenta de que había sido apeada en plena noche, en una decisión que tampoco esperó al veredicto de una comisión de expertos, como se había anunciado. Y con la desaparición de Franco de su lugar frente a dos colegios le llegó también su hora al pomposo monumento a José Antonio Primo de Rivera en la Concordia: su presencia allí no sólo manchaba el nombre del propio parque (concordia, nada menos) sino que resultaba aberrante en un espacio para juegos infantiles. Sigue leyendo

Maxi y la convergencia

Maximiliano

Maximiliano, en un Pleno del Ayuntamiento del año 2007 // Foto: Archivo El Decano

Por Óscar Cuevas

Lleva casi toda la vida trabajando en el Ayuntamiento. Primero, como policía local de la capital, que lo es de plantilla -“y por oposición”, como le gusta recordar- desde 1982. Luego, como asesor liberado del Grupo Municipal de IU, entre 1999 y 2007. Y desde entonces, como único concejal de la coalición en la corporación local. Esta semana hemos conocido que abandona la política, en una decisión sobrevenida, impensable hace apenas unos días, y que personalmente me ha sorprendido mucho. Creo que la izquierda de Guadalajara, en su conjunto, pierde mucho con este adiós de José Luis Maximiliano.

Sigue leyendo

25 de mayo: ¿El final del bipartidismo?

El círculo vicioso del bipartidismo en una viñeta. // Foto: cuadernoderetales.blogspot.com

El círculo vicioso del bipartidismo en una viñeta. // Foto: cuadernoderetales.blogspot.com

Por Marta Perruca

La verdad es que nunca me he considerado una buena analista y tampoco la persona más indicada para hacer predicciones de tipo político, porque el funcionamiento de la política es algo que se escapa a mi entendimiento y a lo que yo considero razonable y reconozco que no me suelo manejar bien en ese “todo vale” para mantenerse en el poder. Sí, es cierto que existen algunos instrumentos –como el barómetro del CIS, que salía publicado la semana pasada- que pulsan a la opinión pública, pero estos métodos sólo sirven para medir, de alguna manera, la intención de voto en un momento determinado o hacernos una idea de hacia donde pueden inclinarse los resultados electorales,  pero todos sabemos que es extremadamente complicado, por no decir imposible, preguntar, uno a uno, a todos los votantes, por lo que nos tenemos que fiar de la muestra.

Y es que, aunque  consigamos reunir la información suficiente como para hilar bastante fino en cuanto a, por ejemplo, quién podría ganar en Guadalajara, o quiénes serán los candidatos de uno u otro partido en tal o cual ayuntamiento, lo que los votantes no podrán siquiera imaginar es cómo será su gestión. Alguien podría decirme que lo que acabo de decir es una perogrullada como un templo y el caso es que sí lo es, pero no debería ser así. En teoría, los partidos concurren a las elecciones con un programa electoral, que debería representar un compromiso firme con los votantes y los ciudadanos a los que se pretende gobernar, una partitura con la que deberíamos ser capaces de intuir la melodía que van a tocar durante los siguientes cuatro años y decidir cuál es la que más nos gusta,  pero a estas alturas de la política todos sabemos que estos programas vienen a ser meros panfletos propagandísticos que, una vez han llegado al sillón, se convierten en papel mojado, por lo que el derecho al sufragio no es más que en un auténtico ejercicio de fe.

Así que ruego a los lectores que me disculpen, pero llevo varios días dándole vueltas a este artículo y, por algún motivo, cuando me planteo sobre qué escribir esta semana, esta cabeza loca siempre termina llevándome a la misma idea. Desde el sábado me encuentro disfrutando de unas breves vacaciones en Dublín y sé que es osado, porque os aseguro que me he perdido los últimos capítulos, pero es ese gen molinés cabezón que no he conseguido aplacar, el que se ha empeñado en aferrarse a ello.

Lo que propongo esta semana es intentar trasladarnos  en el tiempo con el propósito de responder a una pregunta casi de pitonisa: ¿Cómo será Guadalajara después del 25 de mayo?

Sí, soy consciente de que me estoy metiendo en un buen berenjenal ¿Quién podría predecirlo a ciencia cierta con todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor?

Recuerdo que cuando salieron a la luz los papeles de Bárcenas mi padre me llamó por teléfono muy preocupado: Marta, ¿Y ahora en quién confiamos? Hasta ahora había acudido a las urnas con total confianza en lo que votaba. Desde el PP vendían honradez y él los creía a pies juntillas.

Ahora que todos los partidos tradicionales se encuentran atrapados por el fango, parece que la cosa está en demostrar cuál de los dos grandes partidos es menos corrupto, aunque la verdad es que el escenario es más complicado ahora, porque las opciones se han multiplicado, de tal manera, que hay quien ya asegura el final del bipartidismo. Yo, sin embargo, no estoy tan segura.

Creo que el surgimiento de nuevas alternativas políticas no solo es bueno para el ejercicio de la Democracia, sino que me atrevería a decir que incluso, en estos momentos,  es necesario. Pero, quizá desde mi atalaya contemplo a esta provincia y a esta región todavía como demasiado conservadoras como para protagonizar un giro de este calibre, que termine por romper la baraja. Mi bola de cristal no es demasiado efectiva, pero cuando miro en su interior, parece que el escenario político no va a cambiar tanto como podría parecer.

El otro día escuchaba en una tertulia decir a uno de los contertulios que mucha de la gente que tiene intención de votar a Podemos no lo haría porque esté convencido de su ideario político, sino con la intención de castigar la corrupción de los partidos tradicionales. Yo me pregunto qué será lo que pese más a la hora de que los vecinos de esta provincia elijan la papeleta que introducirán en la urna: Si el voto de castigo o el más vale malo conocido y “los experimentos con gaseosa”.

Parece ser que los partidos de izquierdas, hasta ahora minoritarios, van a optar por presentarse a las elecciones municipales unidos lo que, posiblemente, incremente sus posibilidades de hacerse con algún ayuntamiento o, en su defecto, aumenten su representación en la bancada de la oposición.

Con todo ello, a pesar de la expectación que ha levantado “Podemos” en el escenario de las elecciones generales, no creo que su peso, aún unido al de otros partidos, sea demasiado significativo en nuestra provincia, al menos, no tanto como para desbancar a los viejos partidos de los gobiernos del Ayuntamiento de Guadalajara o de la Diputación y no sé por qué, no me imagino a esta fuerza en el Palacio de Fuensalida, a pesar de lo que puedan decir otros sondeos.

En la capital, y teniendo en cuenta los tres nombres que concurrirán a las Primarias en el Partido Socialista, el PP, probablemente, seguirá siendo la fuerza más votada, aunque quizá esas izquierdas que han manifestado ya su intención de presentarse unidas puedan quitarle un trozo importante del pastel.

La Diputación es lo que puede quedar un poco más en el aire, al elegirse de manera indirecta, teniendo en cuenta los resultados alcanzados en los municipios pero, casi con toda seguridad (o sin el casi), será Popular o Socialista. Ya sabemos que la realidad política en los pueblos de la provincia dista mucho de lo que ocurre en las grandes ciudades y en los partidos a nivel nacional y, en nuestros pueblos, más cuanto menor es su número de habitantes, se vota a la persona.

A mí, lo que realmente me preocupa es lo que pueda llegar a suceder en las elecciones autonómicas. El PP de Castilla-La Mancha asegura que maneja encuestas por las que Cospedal alcanzaría la mayoría absoluta y no es la primera vez que los sondeos le dan mayoría a la presidenta regional. Lo cierto es que María Dolores Cospedal ha comprado suficientes boletos como para no ser reelegida y hay que tener en cuenta que éste ha sido un feudo tradicionalmente socialista, pero también debemos recordar que, como otros lo hicieron antes, la presidenta ha hecho las reformas en el Ley Electoral, que ha considerado oportunas para salir beneficiada. Tampoco me atrevería a afirmar que, el que hasta ahora parece que será el candidato socialista para medirse con Cospedal, Emiliano García Page, sea un candidato sólido y un firme oponente. Estoy casi convencida de que el Gobierno de la región se debatirá entre PP y PSOE, pero ¿y si se confirmaran esas otras encuestas y las elecciones del 25M dieran lugar a unas Cortes regionales con multitud de tendencias (PP, PSOE,Podemos, IU, Ciudadanos y UPyD) ?

Habrá que esperar a ver qué sucede el 25 de mayo, si gana esa corriente que afirma que Cospedal ha cavado su propia tumba durante esta legislatura o se materializan esos sondeos que maneja el PP.

De cualquier manera, como ya ocurriera en 2011, parece obvio que se va a consolidar la tendencia de ayuntamientos multicolor, que acogen en sus bancadas la aparición de nuevos partidos políticos, pero ¿realmente en Guadalajara y en Castilla-La Mancha estamos asistiendo al final del bipartidismo?