(Último) compás de espera para el Hospital de Guadalajara

Por Gloria Magro.

20091105_barreda-hospitalgu_1

El proyecto de la remodelación del hospital se adjudicó a la UTE Vías y Construcciones SA – Isolux Corsán Corviam SA por 124 millones de euros y comenzó a ejecutarse el 6 de noviembre de 2009. Se puso como plazo de finalización de la obra la primera mitad del año 2013. Hasta el momento de la paralización, según fuentes del PSOE, de los 124 millones de euros del presupuesto de adjudicación se habían certificado actuaciones por valor de 20 millones de euros, quedando pendientes 104 millones hasta 2013, el plazo previsto para el final de las obras.

El nuevo Hospital Universitario de Guadalajara está terminado y listo para empezar a funcionar. Esta semana tendría que haber comenzado lo que en términos técnicos se denomina migración de servicios, el traslado de los recursos hospitalarios desde las antiguas instalaciones a las nuevas, conectadas a través de las actuales Urgencias. Y, sin embargo, todo se encuentra en compás de espera. Para el PP se trata de una demora en lo que denomina con sorna «las obras del Escorial», obviando que fue su Gobierno quien paralizó las obras durante cuatro años. Para los ciudadanos no deja de ser un recordatorio constante y doloroso de las consecuencias que tiene a largo plazo supeditar la gestión autonómica a criterios empresariales por encima de los servicios asistenciales como fin último y válido en sí mismo. El Campus Universitario de Guadalajara, aún en construcción, sería el otro gran ejemplo que aún remite a la infausta legislatura de 2011 cuyas derivadas parecen no terminar nunca.

Sigue leyendo

Page vuelve al tajo

Hospital de Guadalajara

Emiliano García Page (en el centro) durante la visita a las obras del hospital. // Foto: Guadaque

Por Álvaro Nuño.

Por fin el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, acudía el pasado miércoles a Guadalajara capital a visitar unas obras, y no unas obras cualquiera sino quizás el reto –«institucional y político», según sus propias declaraciones- que tiene la Junta en esta provincia, que no es otro que la finalización del Hospital Universitario. Como en las grandes ocasiones ya casi olvidadas de las épocas de vacas gordas, Page y una numerosa cohorte de cargos políticos y técnicos, seguidos de las cámaras de los medios de comunicación, se calzaban el casco de albañil y el preceptivo chaleco fosforito de seguridad para recorrer el interior de esos edificios fantasma coronados durante los últimos años por unas grúas inertes que vistas desde el horizonte parecían el monte del Calvario.

Sigue leyendo

Pendientes del 0’10%

2016.08.26 Hospital Echaniz

Imagen de las obras del aparcamiento del hospital de junio de 2015. // Foto: castillalamancha.es

Por Álvaro Nuño.

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ponía hace una semana algo de luz sobre las razones por la que el nuevo aparcamiento del Hospital General, dos años después de su finalización, todavía no se ha abierto. Las explicaciones del regidor, además, fueron muy precisas: el Consistorio no puede otorgar la preceptiva licencia de apertura -como le había solicitado previamente el Consejero de Sanidad- porque, por ejemplo, las pendientes de las rampas de acceso para peatones «tienen 6,10 por ciento y la ley dice 6. La norma la ha puesto la propia Consejería, si han ejecutado mal la obra no es culpa del Ayuntamiento”. Para el primer edil, todo lo que está ocurriendo con el Hospital de Guadalajara y lo que le rodea “es la imagen del fracaso de Page en Guadalajara, llevamos dos años y medio y no ha movido un ladrillo”, declaró.

Sigue leyendo

Humanización y profesionalidad

El equipo de Oncología del Hospital Universitario de Guadalajara. // Foto: Javier Ramos. Sescam

El equipo de Oncología del Hospital Universitario de Guadalajara. // Foto: Javier Ramos. Sescam

Por Concha Balenzategui

Hace unos días, la visita del consejero de Sanidad, Jesús Fernández, venía a certificar y publicitar la reforma acometida en el área de Oncología del Hospital Universitario de Guadalajara. No se trata de una gran obra, no. Se han invertido alrededor de 65.000 euros entre la ampliación, la reforma y el equipamiento, lo que parece pecata minuta respecto a las grandes obras que se hacían -o se programaban sin llegar a culminar- en los tiempos del ladrillo y rosas en las instalaciones sanitarias.

Sigue leyendo