El relator

Firma de convenio para campus universitario de la UAH en Guadala

De izda. a dcha., el alcalde de Guadalajara, el presidente de Castilla-La Mancha, la ministra de Defensa y el rector de la Universidad. // Foto: Ayto. Gu.

Por Álvaro Nuño.

Es el oficio de moda desde que la no muy locuaz en esta ocasión vicepresidenta Carmen Calvo pronunció la palabreja que está desatando un verdadera revolución en todo el país. Nadie sabe muy bien para qué sirve realmente ni para qué servirá, pero por de pronto ya ha conseguido que las dos Españas se vuelvan a enfrentar envueltas en la bandera. Ese mismo día, el presidente regional, Emiliano García Page, estaba en Guadalajara y apareció en todos los medios de comunicación nacionales dejando clara su “perplejidad” como la de la mitad del país ante este nuevo anuncio del gobierno de Pedro Sánchez y todo mientras que llevaba cogida del brazo a su ministra de Defensa, Margarita Robles.

Pero, la verdad sea dicha, si nos atenemos a lo que el diccionario de la Real Academia de la Lengua define como relator, la persona que “hace relación de los asuntos tratados, así como de las deliberaciones y acuerdos correspondientes”, el “culebrón” del Campus de la Universidad de Alcalá en Guadalajara, sin duda necesitaría uno o dos, pues después de doce años, tres rectores, otros tres presidentes de Castilla-La Mancha, dos gobiernos en Madrid y -eso sí-, un solo alcalde, todavía no se ha movido allí un ladrillo y alguien debería dar fe de quiénes son  los responsables o irresponsables para que la película se haya alargado tanto, circunstancia que ayer todos los actores reconocieron pero sin asumir culpas, mirando de reojo al de al lado. Eso así, la iglesia de Los Remedios, vestida de paraninfo alcarreño de la universidad alcalaína, que contemos es ya el tercer acto que acoge con los primeros espadas en cada momento para oír buenas palabras e incluso compromisos por escrito que todavía no se han cumplido. Uno fue un 2 de abril de 2008 con José María Barreda, Virgilio Zapatero y Antonio Román como protagonistas, cuando acordaron la construcción del futuro campus en el polígono del Ruiseñor, una instalación al estilo americano, abierto, lleno de césped entre las facultades y con edificios de diseño, como nos mostraron en preciosos mapas e infografías. La segunda fue el 13 de enero de 2009, cuando el mismo ex presidente, el ex rector  y el mismo alcalde anunciaban nuevas titulaciones para ese futuro campus que nunca se llevó a cabo. Parte de ellas se están impartiendo hace años en un edificio prefabricado.

Por medio han quedado otras muchos actos públicos, comenzando con el propio anuncio del nuevo campus del 5 de abril de 2006; el protocolo firmado ya por el rector Fernando Galván, la entonces nueva presidenta regional, María Dolores de Cospedal, y el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, el 30 de marzo de 2015, ya desechado desde 2011 con la llegada del PP a Toledo el proyecto del Ruiseñor; y la asunción de la nueva ubicación y el nuevo planteamiento por parte de Page el 3 de febrero de 2016, visitando in situ Las Cristinas junto a Galván, Román de nuevo y el entonces director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Eduardo Zamarripa.

El último acto tenía lugar el miércoles con la presencia de la actual titular del Ministerio de Defensa que como casi todo el mundo sabe ya, “cede” el colegio de Las Cristinas por la nada desdeñable cantidad de nueve millones de euros, dos que paga la Junta en metálico y siete que pone el Ayuntamiento a cambio de cuatro parcelas urbanizables en la ciudad. La jugada no le ha salido mal del todo, pensando que el Ejercito tenía abandonadas completamente esas instalaciones desde hacía años  -su último destino fue ser un colegio público de enseñanza primaria- y sin visos ni posibilidades de emplearlo para otra cosa más fructífera. ¡Ya tenemos dinero para comprar más tanques y balas que esperemos nunca tener que utilizar!. ¿Qué va a hacer Defensa con esas parcelas? Pues se supone que venderlas porque no creemos que haga casas para militares. Y el alcalde le dio a Robles una buena idea: que utilice al menos parte del dinero para mejorar el Archivo Militar anejo al futuro Campus. De hecho, será el único edificio de toda la parcela que no servirá para la docencia universitaria y ya puestos, podrían trasladarlo a una de las nuevas parcelas y cederlo también. En este sentido, sigo pensando que es absurdo que se especule con terrenos e instalaciones públicas entre administraciones cuando su finalidad también seguirá siendo pública. Eso no es una cesión, es una venta.

¿Y ahora qué? se preguntarán. Según el nuevo rector, José Vicente Sanz, tras la firma del protocolo se inicia el proceso legal para que la Universidad sea la titular del terreno y las instalaciones, y  “en un plazo breve”, se comiencen los estudios topográficos, catas y auditoría del edificio para redactar y licitar el proyecto de ejecución que esperan que esté listo “este año” según el rector. “Llegamos al final del principio” dijo muy ilustrativamente Sanz, refiriéndose al tormentoso calvario que ha pasado el proyecto de este campus y resaltando la necesidad de nuevos espacios ante el aumento de un 17% de la matrícula de universitarios en la ciudad, hasta alcanzar los 3.500 en 2018.

Por su parte, tanto Page como Román, decidieron celebrar la ocasión enterrando al menos por un día el hacha de guerra entre PP-Ayuntamiento y PSOE-Junta para felicitarse mutuamente por la tan ansiada firma del acuerdo: “El compromiso de hoy es que esto no sea un papel más, un papel mojado -como habían sido hasta ahora todos los firmados-. Hay dinero -50 millones de euros- de por medio y tenemos unas ganas inmensas de empezar”, dijo el presidente castellano-manchego. Esperemos que nuestro relator lo vea y vaya corroborando que el proyecto avanza y la colaboración entre administraciones se mantiene con el mismo espíritu que el mostrado el pasado miércoles. Y si alguien vuelve a poner palos en las ruedas, ¡que nos lo diga!

Por cierto, también que nos cuente si el ambicioso Paque Científico y Tecnológico que iba asociado al proyecto incial se mantiene todavía como ese elemento dinamizador y modernizados que iba a ser de la ciudad y la provincia o ha pasado a mejor vida. Desde que el ruiseñor alzó el vuelo, no hemos vuelto a oír ni una sola palabra de él.

 

Anuncios

El Parador parado

paradormolina

Estructura del futuro Parador de Molina, prometido en 2006 // Foto: Ser CLM

Por Álvaro Nuño.

Cada vez que en Molina de Aragón oyen hablar a un Secretario de Estado de Turismo, la carcajada recorre toda la comarca. Es como si desde la Zarzuela se emitiera un comunicado anunciando la decisión del actual rey de España de que la infanta Sofía volviera a ostentar la corona de Aragón y que, para ello, cursará ESO y Bachillerato en la capital del Señorío. Las posibilidades de que esto ocurra suenan tan irreales como las palabras de la actual titular de este cargo, la socialista Isabel Oliver, que en una comparecencia este martes ante la Comisión de Industria, se ha vuelto a acordar del olvidado Parador molinés, asegurando que se le va a dar “un fuerte impulso”, aunque sin concretar nada, ni presupuesto ni, por supuesto fechas de finalización de las obras o de apertura de la instalación.

Sigue leyendo

Page vuelve al tajo

Hospital de Guadalajara

Emiliano García Page (en el centro) durante la visita a las obras del hospital. // Foto: Guadaque

Por Álvaro Nuño.

Por fin el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, acudía el pasado miércoles a Guadalajara capital a visitar unas obras, y no unas obras cualquiera sino quizás el reto –“institucional y político”, según sus propias declaraciones- que tiene la Junta en esta provincia, que no es otro que la finalización del Hospital Universitario. Como en las grandes ocasiones ya casi olvidadas de las épocas de vacas gordas, Page y una numerosa cohorte de cargos políticos y técnicos, seguidos de las cámaras de los medios de comunicación, se calzaban el casco de albañil y el preceptivo chaleco fosforito de seguridad para recorrer el interior de esos edificios fantasma coronados durante los últimos años por unas grúas inertes que vistas desde el horizonte parecían el monte del Calvario.

Sigue leyendo

¡Qué Fuerte!

129-2988_IMG

El Fuerte de San Francisco, en una imagen aérea de 2017 // Foto: ANP

Por Álvaro Nuño.

En apenas tres meses, la Justicia ha dado la razón en dos ocasiones y de manera clara al Ayuntamiento de Guadalajara en su pelea porque la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha cumpla con el convenio que se firmó allá por 2005 y que obligaba a la administración regional a rehabilitar los edificios y las naves del antiguo Fuerte de San Francisco. Trece años después -se dice pronto- y ante la absoluta pasividad de los diferentes gobiernos regionales, el del socialista José María Barreda, la popular María Dolores de Cospedal y el actual de Emiliano García Page, el alcalde, harto de ver cómo un convenio firmado entre administraciones no se terminaba de cumplir, llevó el asunto a los tribunales, que le dieron punto por punto la razón a todas sus demandas.

Sigue leyendo

A palos y sin ruedas con el campus

Por David Sierra

Cuando con apenas una docena de años Jerónimo escuchaba los primeros cantos de sirena sobre una posible construcción de un campus universitario en Guadalajara, aún no tenía claro qué destino formativo le depararía el futuro, aunque sí se abría una ventana a que pudiera cursar aquello que más le gustara en la ciudad en la que siempre había vivido. Nada más lejos de la irrealidad, pues éste ahora estudiante de medicina viaja casi todos los días a la capital de España para cursar ese grado con idea de establecerse allí, al menos, hasta que termine su periodo universitario. Harto de los retrasos de los cercanías y de los atascos de entrada y salida a Madrid que en hora punta son imposibles de evitar en la Conti.

uah2

Foto: lalunadealcala.com

Sigue leyendo

Reformar el Estatuto

El Pleno de las Cortes debe aprobar la modificación del Estatuto por mayoría absoluta. // Foto cortesclm.es

Por Álvaro Nuño.

Hasta el próximo lunes, 15 de mayo, todos aquellos ciudadanos que quieran dar su opinión sobre la futura reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha vigente desde 1982 pueden hacerlo a través de una encuesta colgada en la página web regional. Se articula así un proceso participativo que se inició mediante una Resolución firmada por el vicepresidente de la región, José Luis Martínez Guijarro, el pasado 13 de marzo, pero que ya impone el propio Estatuto a los poderes públicos en su artículo 4.2, obligándoles a “facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política. Este mandato cumple una función importante de integración de la ciudadanía en el proceso de elaboración de la reforma estatutaria”. Las nuevas tecnologías hacen el resto, “democratizando” la posibilidad de aportar su opinión a todos los ciudadanos con cualquier aparato conectado a internet, algo muy extendido hoy en día, aunque sin duda la Junta deberá facilitar también durante este proceso la participación de colectivos que no puedan o no quieran hacerlo por este medio, como personas mayores o simplemente ciudadanos que no tengan acceso a internet, algo muy común en nuestro ámbito rural.

Sigue leyendo

La utopía de la Alcarria

2016-12-16-pagefomento

A la derecha, Emiliano García Page e Íñigo de la Serna, tras su reunión en Toledo // Foto: GuadalajaraDiario.es

Por Álvaro Nuño.

Como la famosa cantinela del hiperconocido anuncio de una popular marca de turrón, podríamos cantar eso de “Vuelve a casa, vuelve por Navidad”, refiriéndonos a este proyecto, o como los ojos del Guadiana, que aparecen y desaparecen por arte de magia, sin saber muy bien ni cuándo ni dónde. Así ocurre con la “Autovía de la Alcarria”, uno de los tramos de una supuesta supercunvalación que iba a rodear Madrid cuando se pensaba que todo el monte era orégano y las inversiones en suelo e infraestructuras se contaban por miles de millones porque las previsiones de uso también se contaban por cientos de miles de personas. Pensemos en una gran rueda: el eje indiscutible sería una saturada Madrid, nuestra autovía de La Alcarria iba a ser parte del neumático, al igual que las autopistas radiales servirían de nuevos radios. Pero la bicicleta se quedó en triciclo, la cámara se pinchó y ahora nos enteremos que lo que costara arreglar esos radios rotos de titanio lo tenemos que pagar entre todos.

Sigue leyendo