Un museo en la Santa Catalina

Por Gloria Magro.

En la entrada natural a la Sierra Norte, a poco más de una hora por carretera del centro de Madrid, aún se pueden ver a simple vista, esparcidos sobre el paisaje, los restos de lo que en su día fueron las principales minas de plata de España. Hiendelaencina (115 habitantes) contará en un futuro próximo con la primera mina musealizada de Guadalajara si sale adelante el anteproyecto que acaba de presentar su Ayuntamiento.

Sigue leyendo

Aquellos mineros de Hiendelaencina

Por Enrique Alejandre Torija*

“Así vosotras, no para vosotras hacéis la miel, abejas”.
Virgilio

Un agrimensor, de nombre Esteban Gorriz, descubrió en 1844 un crestón baritoso en las inmediaciones del pueblo de Hiendelaencina, que revelaba la existencia de una veta o filón de plata. Ese mismo año, el 8 de agosto, se constituyó la Sociedad Santa Cecilia y con ello el comienzo del aprovechamiento de los yacimientos. Desde ese año y hasta 1870 tuvo lugar el primer periodo floreciente de la explotación, en el que se obtuvieron dos tercios de la plata extraída en el total del distrito, de los que el capital inglés se llevo la parte del león, siendo su valor total de casi 258 millones de reales.

Sigue leyendo

La insurrección de los trabajadores de Hiendelaencina en 1854

Chimenea de la fundición La Constante, en Hiendelaencina. // Foto Gonzalo García.

Chimenea de la fundición La Constante, en Hiendelaencina. // Foto Gonzalo García.

* Por Enrique Alejandre Torija

La puesta en explotación de las minas de plata de Hiendelaencina supuso para los accionistas de la compañías que se crearon a tal efecto una fuente extraordinaria de beneficios, especialmente durante su primer periodo de aprovechamiento, entre los años 1844-1870: “Han continuado en la semana anterior las operaciones financieras bastante animadas. Las minas Santa Cecilia y Suerte, en Hiendelaencina, aumentan considerablemente en valor: de la primera se han realizado ventas de 190 a 192,000 rs., y la Suerte ha subido basta 231,000 r. a cuyo precio se han hecho bastantes trasferencias. La Santa Cecilia llamó a percibir el 23 del corriente a sus socios, 3,000 rs. por acción; igual cantidad reparte a los suyos la mina Suerte”, publicaba Revista minera en 1855 (Tomo V).

Un diario progresista madrileño de la época decía al respecto: “Los que con los sudores de los trabajadores encuentran la fortuna, no pueden olvidar que sin ellos nunca habrían alcanzado el resultado apetecido”. [El Pabellón médico, agosto de 1864].

Sigue leyendo