Pan, con las manos en la masa

IMG_6592

Baguettes premiun de una panificadora mayorista que trabaja con materia prima de calidad.

 

Por Gloria Magro.

Harina, agua, levadura y sal. Con tan sencillos ingredientes, dos manos para amasar y un horno donde cocinarlo, cualquiera puede elaborar un pan digno. O al menos cocerlo y venderlo en casi cualquier sitio y a cualquier hora. Basta con poder ubicar un horno donde meter una masa precocida. El pan convertido por arte de la evolución tecnológica en artículo de consumo rápido e inmediato, aunque apenas unas horas después de sacarlo de la gasolinera de turno o de cualquier tienda de esas que parecen no cerrar nunca, esté como una piedra, incomible. Y sin embargo, al mismo tiempo han surgido como setas nuevas panaderías artesanas, ecológicas, despachos de pan coquetos y estilo boutique de mil y una franquicias de nombres apetecibles y evocaciones francesas que ofrecen mil posibilidades distintas de harinas y acabados a precio de solomillo. Pese a tanta oferta y precios muy bajos o francamente desorbitados, algunos tenemos la sensación de que hoy comemos peor pan que nunca. Sigue leyendo

Yo ví “E.T.” en el Moderno

moderno

Foto: Manuel Ùnica. Obra sobre papel. Ediciones de Arte.

Por Gloria Magro.

Todos tenemos una magdalena de Proust guardada en el armario de la memoria, bien candada. La mía se abrió inesperadamente hace unos días con la imagen que ilustra estas líneas. La foto de 1983 de la puerta del Teatro Moderno y sus largas colas para ver el estreno “E.T. El extraterrestre”  Será que estos días navideños son especialmente melancólicos, será que éste es el último fin de semana del año, aunque a mí me pille en pleno verano austral, al otro lado del mundo literalmente. Será que de todo ya no hace veinte o veinticinco años, sino treinta o más. Qué mala es la memoria, qué traicionera. Te sientes joven, eternamente joven, y de repente aparece una imagen y en un momento retrocedes a ese instante y te das cuenta de que efectivamente tienes un pasado en blanco y negro, un pasado de niña con parka y pantalones acampanados, de señoras alrededor con faldas bajo la rodilla y botas. Un pasado de ciudad de provincias y colegio de monjas. Sigue leyendo

La Guadalajara rojiblanca

2016.05.27 AtletiNeptuno

Dos atléticos abrazan la escultura de Neptuno en el Jardinillo tras ganar la liga 2013-2014. // Foto: ANM (Facebook)

Por Álvaro Nuño.

Empecemos este artículo por reconocer una cosa evidente: Guadalajara es merengona en su inmensa mayoría. Por eso desde este blog -que suele ir casi siempre a la contra y rescatar del olvido aquellos aspectos de la actualidad quizás más obviados-, dedicamos el artículo de hoy, en la víspera de la final de la Copa de Europa que disputaran el Atlético de Madrid y el Real Madrid en Milán, a los aficionados alcarreños y rojiblancos, esa gran minoría entre la que yo mismo me encuentro. Porque ser del Atlético de Madrid y de Guadalajara siempre ha sido complicado. No nos podemos comparar con nuestro club vecino, con su poderío económico, con su historia y con su sala de trofeos, repleta de copas de Europa (una decena), ligas y copas del Rey -y del Generalísimo, que tampoco disimulaba sus simpatías por el club de Chamartín-, pero aquí estamos, finalistas de la Champions por segunda vez en tres años y frente a nuestro eterno rival, que nos la ganó en 2014 en la prórroga. Y desde Guadalajara, un buen puñado de rojiblancos esperamos celebrar esta vez sí la victoria en la plaza del Jardinillo, porque aunque haya mucho madridista, en la ciudad, no existe estatua de la diosa Cibeles a la que acudir. Pero nosotros sí podemos celebrarlo con nuestro propio Neptuno, una ventaja, sin duda, que une a la ribera del Manzanares con la del Henares.

Sigue leyendo