Un Dépor en caída libre

Por Pablo Vázquez.

do.jpg

Imagen del último partido del Guadalajara ante el Tarancón.| Foto: Mariano Viejo, CD Guadalajara

Una nueva derrota del Club Deportivo Guadalajara pone en alerta al Pedro Escartín. El Dépor ya suma cuatro jornadas seguidas sin ganar y confirma que se encuentra en un pequeño bajón tras un tremendo inicio de temporada. Los de José Luis Acciari son duodécimos con 14 puntos y ya vislumbran los puestos de playoff a cuatro.

Demostró ambición el Guadalajara en los primeros compases del partido. Pareció dejar atrás las malas sensaciones de los últimos encuentros y se fue directo a sorprender al Tarancón. Laucha, Aitor Rubio, Campoy y Doménech tiraron de coraje para buscar adelantarse pronto en el marcador. Laucha lo intentó con un disparo tempranero desde fuera del área a la salida de un córner, mientras que Fernando Doménech tuvo el 1-0 con un disparo que se marchó alto por poco desde la frontal del área chica.

Cuando parecía que los morados dominaban, un error garrafal en defensa lo torció todo. Un futbolista del Club Deportivo Tarancón le comía la tostada a Iván Moreno y corría para plantarse solo delante de Manolo. El capitán local, Alberto Alonso, llegaba para frenar la contra dentro del área pero el rival caía derribado y el colegiado señalaba pena máxima a favor de los conquenses.

El lance no estuvo exento de polémica, pues Alonso protestó mucho la acción y vista la repetición no parece haber contacto como para pitar penalti. Aun así, Manolo paró el lanzamiento desde los once metros y salvó momentáneamente a su equipo. Pese a ello, el Dépor se quedaba con uno menos y ya no iba a ser el mismo partido para los de Acciari.

El míster argentino reemplazó a Aitor Rubio -novedad en el once- para mantener cuatro jugadores en la línea defensiva y el Guadalajara dio obligado un paso atrás. La desgracia iba a llegar de todas las maneras pocos minutos después, obra de Cissé tras una buena jugada por banda derecha. El 0-1 también vino marcado por la polémica, puesto que un atacante del Tarancón estorbó a Manolo y en el momento del golpeo se encontraba en posición antirreglamentaria.

Ni el descanso ni los cambios refrescaron a un Deportivo Guadalajara que apenas chutó a puerta en los segundos cuarenta y cinco minutos. Doménech tuvo un disparo lejano con una falta que Ortigosa despejó a córner y poco más ofreció el equipo local hasta el final del choque.

Para añadir más picante, el colegiado volvió a señalar un penalti -más riguroso aún- de Manu que esta vez Cheki sí que transformaría. El Dépor y el Escartín acabaron desquiciados y sumando la segunda derrota de la temporada. El entrenador morado, José Luis Acciari, se mordió la lengua en la sala de prensa tras el partido a la hora de hablar sobre la actuación arbitral.