Disfunción decimonónica

pp en elecciones

El PP fue el partido más votado en Guadalajara en la noche del 20D. // Foto: PP Guadalajara

Por Borja Montero

Las elecciones generales del 20-D y sus nunca vistos resultados han traído consigo análisis de todo tipo. Además de aquellos al respecto del contenido ideológico de las propuestas y los mensajes, de las “líneas rojas” que cada uno traza o de los posibles ‘compañeros de cama’ que la nueva composición arco iris del parlamento puede traer a quien pretenda gobernar, el método de designación de los escaños también ha sido uno de los temas que más se han sacado a colación desde la noche del domingo. Todas las formaciones políticas, excepto quizá el PSOE, han aludido a la actual Ley Electoral al sentirse perjudicados por la forma en la que está prevista la celebración de los comicios, los recuentos y el posterior reparto del pastel, algo a lo que tradicionalmente solo hacían referencia los partidos más pequeños. Incluso el PP guadalajareño, a través de su presidenta, ha reflexionado acerca de la justicia o no de la designación de diputados en la provincia en estos comicios, a pesar de los beneficios en forma de actas de diputado que, dadas las reglas del juego, esta formación ha obtenido a nivel nacional (y, en anteriores ocasiones, también en Guadalajara). Sigue leyendo

Andalucía, desde Castilla-La Mancha

Susana Díaz, victoriosa en Andalucía. // Foto: diariosur.es

Susana Díaz, victoriosa en Andalucía. // Foto: diariosur.es

Por Concha Balenzategui

Librado ya el primero de los embates en las urnas de este 2015 saturado de convocatorias electorales, todos los analistas hacen sus conjeturas sobre si las tendencias marcadas el pasado domingo en Andalucía van a seguirse en el resto de España. Los resultados tienen varias lecturas, pero algunas están fuera de discusión. La primera es que Susana Díaz se ha impuesto con claridad al resto de las fuerzas políticas, manteniendo el mismo número de escaños en condiciones adversas, concretadas en el ascenso de las nuevas formaciones y los casos de corrupción en los que se han visto envueltos sus antecesores en el Gobierno y sus compañeros de lista. En su favor han jugado su posición de partida desde la Presidencia de la Junta andaluza, la estrategia de adelantar las elecciones y una campaña en la que ha tratado de centrarse en «los andaluces», reduciendo las siglas socialistas y la presencia de líderes nacionales a lo mínimo imprescindible.

Sigue leyendo