Marchamalo decide ¿Y Guadalajara?

Marchamalo decide

Una de las imágenes de la campaña #MarchamaloDecide // Foto: Ayto. Marchamalo

Por Álvaro Nuño.

Un año más, el Ayuntamiento de Marchamalo ha puesto en marcha sus Presupuestos Participativos, una medida en la que el consistorio campiñero es pionero y que permite a todos los vecinos proponer y, en cierta medida, decidir directamente en qué se gastan sus impuestos el año siguiente. Bajo el lema “Marchamalo decide“, y utilizando para ello las nuevas tecnologias, hasta el 28 de octubre, los marchamaleros pueden realizar sus propias propuestas en la web homónima, extendiéndose después el plazo hasta el 17 de noviembre para votar ellos mismos las propuestas realizadas. Todo bajo la supervisión de los técnicos municipales que valoran inicialmente en la semana del 28 de octubre al 3 de noviembre la viabilidad de las diferentes propuestas para comprobar que son realizables y que hay presupuesto para ello, teniendo en cuenta que el Ayuntamiento destina este año 150.000 euros en este proceso. A partir de su aprobación, el Consistorio se compromete a incluir las inversiones en el capítulo correspondiente de las cuentas municipales y a llevarlo a efecto al año siguiente, en este caso a lo largo de 2020.

Sigue leyendo

Los cien primeros días

campus-Junta-Ayto-rector-610x408

Alberto Rojo (izda.) en la visita al futuro Campus Universitario. // Foto: GD.es

Por Álvaro Nuño.

Esta semana se han cumplido los 100 primeros días de gobierno que encabeza Alberto Rojo en el Ayuntamiento de Guadalajara. Es esta una fecha redonda ya clásica para que los diferentes grupos que componen todos los consistorios del país hagan una primera valoración de lo realizado por sus próceres, más todavía, como es el caso de nuestra ciudad, si estos son nuevos en sus responsabilidades. Pero creo sinceramente que cien días no son suficientes para valorar qué se ha hecho y se ha dejado de hacer en un mandato que dura cuatro años, es decir 1.460 días en total. Y menos en Guadalajara si tenemos en cuenta que tras la constitución del Ayuntamiento entró inmediatamente el verano -que deja a ralentí toda la actividad ciudadana, administrativa y política, y mucho más en este último ámbito este año tras dos campañas electorales seguidas-, estación que se cierra con las Ferias y Fiestas, que altera como nada el curso de la vida diaria.

Quizás este ha sido el primer examen para el nuevo Equipo de Gobierno, y podemos decir que lo ha pasado sin pena ni gloria porque el programa estaba prácticamente cerrado por el anterior y que no ha habido tiempo material para innovar nada, según la nueva responsable de Festejos y mujer fuerte del Grupo Socialista, Sara Simón. Ni siquiera el mal tiempo de viernes y sábado parece haber ensombrecido la Semana Grande, en la que no se han producido incidentes dignos de mención y todo ha transcurrido con normalidad. La única decisión que quedaba por tomar era dónde se iban a celebrar los conciertos y en eso incluso también la nueva coalición PSOE-Ciudadanos apostaron por la continuidad contra la opinión de deportistas y del propio PP, que dijeron en el último momento ser partidarios del cambio al Escartín, eso sí, ya sin responsabilidad ninguna sobre el asunto. En fin que para años futuros quedan pendientes decisiones importantes que están llamadas a cambiar el modelo festivo local, como solucionar las carencias del Recinto Ferial con su ampliación o su traslado, la propia ubicación de los conciertos o las de las peñas, ahora repartidas entre el otro lado de la autovía y las que aguantan en los remozados parques de la ciudad. A partir de ahora sí que habrá que retratarse y no habrá escusas sobre la herencia recibida.

Una de las cuestiones más importantes que tenía pendientes la ciudad y que el nuevo alcalde ha logrado desatascar en estos primeros cien días es la adquisición al Ministerio de Defensa y su posterior cesión a la Universidad de Alcalá de su parte del antiguo colegio de Las Cristinas  para que esta ponga de una vez en marcha el proyecto del Campus Universitario. Lo hizo de manera urgente y prioritaria en una Junta de Gobierno convocada a tal efecto el pasado mes de julio. En palabras del primer edil “en menos de un mes” culminaba “una etapa de bloqueo” en este asunto que, incomprensiblemente todavía para el ciudadano, se ha alargado en el tiempo en demasía. ¿Quién era la administración que ponía palos en las ruedas? Es evidente que tras la resolución prácticamente inmediata por parte del nuevo Ayuntamiento, todas las miradas se centran en el ahora senador Antonio Román y su antiguo Equipo de Gobierno. Sin cambios en los otros actores -la Junta de Comunidades, el Ministerio de Defensa y la Universidad de Alcalá-, los populares podrían explicar ahora cómo ellos no consiguieron en cuatro años hacer lo que Alberto Rojo ha conseguido en un mes. Ni siquiera el siempre correoso portavoz de la oposición, Jaime Carnicero, salió en ese momento a decir ante los medios que Rojo solo culminaba lo que su Equipo de Gobierno había proyectado y comenzado, como está haciendo con otros muchos asuntos en los que puede llevar razón. Tampoco el nuevo equipo de Rojo se ha parado a explicar qué es lo que bloqueaba la cesión, quizás por lealtad institucional, pero algún día se sabrá si el enfrentamiento político en ese caso impidió el avance de un proyecto vital para la ciudad, como todo el mundo sospecha.

Otra de las cuestiones que todos los vecinos tendríamos derecho a saber es dónde están las parcelas urbanas que el Ayuntamiento tuvo que ceder al Ministerio de Defensa a cambio de la mitad del colegio de Las Cristinas, valoradas en nada menos que 7,5 millones de euros. No sólo donde se ubican sino qué piensa hacer Defensa con ellas, porque el Ministerio también es una administración pública y debe ser transparente con las propiedades, en este caso ya, de todos los españoles y no solo de los guadalajareños.

Otra de las actuaciones muy esperadas por la ciudadanía que los anteriores gestores del Partido Popular dejaron sin terminar y que han culminado socialistas y Ciudadanos es el nuevo acceso al Hospital General desde la rotonda de la Fuente de la Niña, una obra de mucha menor envergadura para la ciudad pero que también se esperaba desde hacía tiempo para descongestionar el nudo de Cuatro Caminos y aliviar los accesos al centro sanitario. Con unas pequeñas modificaciones sobre el proyecto original se abría ayer mismo tras recepcionarse el lunes por parte de los técnicos municipales y sin ser la solución ideal y definitiva, ya se puede circular a menos de 30 kilómetros por hora por su sinuoso trazado. Ahí sí tiene razón el anterior vicealcalde en que la obra la comenzó Román y la asumió completamente el Ayuntamiento, de diferente manera que en Toledo, donde la Junta ha ejecutado los accesos a su nuevo centro hospitalario. Al ciudadano le da igual si el terreno es titularidad de una o de otra administración. Lo que quiere es que se haga y poder utilizarlo.

Y quizás la tercera actuación más destacable del nuevo Equipo de Gobierno en estos cien días haya sido el cierre del Mercado de Abastos, tras su furtiva y tormentosa apertura justo antes de las elecciones municipales. Efectivamente, eso olía a electoralismo por los cuatro costados y resultó completamente irregular como después confirmaron los propios técnicos municipales. La empresa que lo explotó ese escaso mes que estuvo funcionando no tenía licencia ni había pasado por ningún concurso para hacerse con la gestión de una instalación pública recién restaurada. Lo que sí se le ha reprochado a la ahora concejala de Hacienda y antigua portavoz del PSOE en la oposición, Lucía de Luz, es su cambio de criterio respecto al modelo de gestión del Mercado, que ella defendía antes como pública en la oposición y ahora se ha decidido privatizar por 20 años tal y como proyectó el Partido Popular. El concejal de Aike, Jorge Riendas, fue una de las voces discordantes que se alzó contra esta externalización de una instalación en la que no sólo piensan en abrir bares y terrazas, sino también en puestos de productos de proximidad, pequeños comerciantes o artesanos. Incluso defendiendo su uso hostelero en exclusiva, se podría haber hablado con los Federación que representa a este sector en la ciudad para plantear una gestión por parte de este colectivo local, que reúne a los hosteleros, antes de haber sacado el concurso al que por su volumen solo podrá acceder una única gran empresa que se haga cargo de todo.

Cómo funcione el tándem PSOE-Ciudadanos, si se cumplen las 76 medidas acordadas entre ambas formaciones y si la tan anunciada por ambos apertura de puertas y ventanas facilitando la participación de los ciudadanos en las decisiones que afecten a su ciudad se lleva a cabo, son cuestiones que iremos viendo a lo largo de los 1.360 días de mandato que nos quedan.

Luz y taquígrafos

2019-lucia-de-luz-concejala-de-hacienda

La concejala de Hacienda, Lucía de Luz. // Foto: web Ayto. Gu.

Por Álvaro Nuño.

Lucía de Luz, flamante concejala de Hacienda del nuevo Equipo de Gobierno del Ayuntamiento capitalino y única superviviente del grupo municipal socialista en el anterior mandato, anunciaba esta semana la decisión de realizar sendas auditorías a los dos patronatos municipales, el de Deportes y el de Cultura, pero centrando claramente el objetivo en este último, donde dicen que existe un informe de la propia Intervención Municipal que “alerta del riesgo de que se hayan producido irregularidades administrativas y constata la existencia de al menos 350.000 euros de facturas deportivas pendientes de pago y sin presupuesto, sobre las que se ha establecido un reparo legal”. Dice De Luz que cumplen además así una de sus principales promesas electorales de los últimos meses.

Sigue leyendo

El primer candidato

49348_algunas_de_las_autoridades_presentes_en_el_festival_medieval_de_hita_de_2018_

Alberto Rojo, en el pasado Festival Medieval de Hita // Foto: La Crónica

Por Álvaro Nuño.


Alberto Rojo. Es el nombre y el hombre de moda en Guadalajara ciudad en este momento, por ser el primer candidato a la Alcaldía que se disputará el próximo 26 de  mayo. Con él, el Partido Socialista da un paso adelante frente al resto de formaciones que todavía no han dicho “Esta boca es mía”, ni por supuesto han puesto nombres de candidatos encima de la mesa para manejar el bastón de mando de la capital durante los próximos 4 años. Todas los partidos -incluido el PSOE a priori- parecen estar pasando procesos tormentosos y turbulentos para elegir a un candidato o candidata debido a elecciones primarias dentro de sus filas, los frentismos abiertos entre las diferentes familias y las guerras entre los aparatos y los afiliados díscolos que no aceptan personas ni procesos impuestos -y, a mí juicio, hacen bien no haciéndolo-.

Sigue leyendo

Los 400 libros

93BEF6A9-9CE3-4133-B95C-896649F44040

Sala Infantil de la nueva Biblioteca Municipal.

Por Gloria Magro.

Acostumbrados al incesante entrar y salir de gente y a la constante actividad que registra a cualquier hora la Biblioteca Pública en el Palacio de Dávalos, pasear estos días por las dos únicas salas que componen la nueva Biblioteca Municipal de Guadalajara José Antonio Suárez de Puga, produce una rara impresión. Ubicada de forma provisional en la segunda planta del Centro Municipal Integrado Eduardo Guitián de Aguas Vivas, en un espacio sustraído a lo que hasta ahora era la sala de estudio, el Ayuntamiento por fin ha decidido asumir sus competencias en esta materia  y dotar a la ciudad de un espacio municipal dedicado a los libros. Sin embargo, apenas un centenar de guadalajareños se han acercado por allí en las tres semanas que lleva funcionando. Inaugurada  por el alcalde, Antonio Román, la nueva Biblioteca Municipal viene a cubrir una demanda largamente esperada y necesaria para una ciudad en expansión y del tamaño de Guadalajara. De hecho, la nuestra era hasta ahora la única capital castellano manchega que no contaba con una biblioteca municipal -Ciudad Real, por ejemplo, tiene dos bibliotecas municipales además de la pública-, a pesar de tener una población  mayor.

En las últimas décadas, la Junta de Comunidades prestaba el servicio, primero en el Palacio del Infantado y desde 2004 en las instalaciones de Dávalos, dentro de la red de bibliotecas de Castilla-La Mancha, aglutinando todos los fondos bibliográficos disponibles para el público y los investigadores, así como los depósitos históricos. Bien dotada de personal y servicios, y con unas instalaciones a la altura, después de la minuciosa restauración del edificio histórico que la acoge, la Biblioteca Pública de Guadalajara ha sido en la última década un referente de reconocido prestigio en la ciudad, así como un foco de actividades que cubren un amplio espectro cultural, a la vez que contribuyen a dinamizar el centro histórico durante todo el año. Las cifras de actividades y usuarios que maneja esta institución apabullan y se pueden consultar en la web del Ministerio de Cultura.

6643724E-5468-4FE3-92C2-800CAD8AE665.jpeg

Una biblioteca sin fondo propio, ni libros.

A algo así aspira la nueva Biblioteca Municipal José Antonio Suárez de Puga, aunque a día de hoy se antoja un trabajo a muy, muy largo plazo, vistas las bases sobre las que se asienta este nuevo y precipitado proyecto del equipo municipal popular. El Ayuntamiento de Guadalajara ha optado por subcontratar todo el servicio, como si de un paquete turístico se tratara, a una empresa de Vigo, Pontevedra, Infobibliotecas, especializada en ofrecer servicios de préstamo de libros y de asesoramiento y que también se hace cargo de la dotación de personal. Según consta en su web, se trata de una organización “especializada en el suministro y gestión de fondos documentales en cualquier idioma y formato, exclusivamente con destino a Bibliotecas y Centros de Documentación”. Así, a través de Infobibliotecas el Consistorio habría optado por “simplificar los procesos de selección y adquisición en las bibliotecas con servicios de valor añadido para que éstas optimicen sus recursos”, tal y como se anuncia la empresa gallega. El personal de las nuevas instalaciones se reduce a dos personas con formación en Biblioteconomía y Documentación, contratadas por esta empresa.

Pese a que es evidente que se hacía necesaria una nueva biblioteca en la ciudad, nada de esto consta en los presupuestos municipales de 2018 y de hecho no había noticias de ningún proyecto al respecto hasta que este pasado verano se iniciaron las obras de adecuación en el edificio Eduardo Guitián. Para la oposición municipal se trata de un nuevo proyecto fallido pese a que es una demanda histórica de la ciudad que hasta ahora el Ayuntamiento se negaba a asumir. “Pequeña, sin personal, sin servicios, sin estar incluida en la red de bibliotecas de Castilla-La Mancha, sin presupuesto, sin actividades y sin libros. Lo que podía haber sido una alegría para la ciudad se ha convertido en otra decepción”, en opinión de Susana Martínez, concejal de Ahora Guadalajara. El grupo municipal socialista, por su parte, también ha valorado negativamente las nuevas instalaciones. “Estas son las miras de este equipo de gobierno. Un espacio diminuto: quieren que nuestra imagen sea la de una ciudad diminuta”, según la concejal Lucía de Luz. Según anunció el pasado verano el propio alcalde en su cuenta de Twitter, las nuevas instalaciones iban a tener una superficie de 420 metros cuadrados con cuatro áreas diferenciadas: zona de lectura y actividades para uso infantil, zona de lectura para adultos, sala de actividades culturales y zona de atención al público y que en la práctica se han llevado a cabo a costa físicamente de la sala de estudio ya existente.  A cambio, los estudiantes se beneficiarán de la amplitud de horarios de la biblioteca y de su apertura también los fines de semana. Para ello, el personal de la Biblioteca se hará cargo del puesto de información y vigilancia en la entrada de las instalaciones del edificio Eduardo Guitián en ese nuevo tramo horario. Con esta medida, el Ayuntamiento se salta una norma hasta ahora inamovible, como es que la atención extraordinaria al público en dependencias municipales recayera siempre en sus funcionarios.El término biblioteca le viene ciertamente amplio a las dos salas vacías que componen a día de hoy las instalaciones. Dos salas inhóspitas con siete puestos de ordenador, apenas unas mesas  y algunas estanterías. La oferta de libros físicos es de unos cuatrocientos volúmenes, una dotación precaria en extremo y a todas luces insuficiente para la población a la que aspira a dar servicio, aunque existe la posibilidad de acceso online al fondo bibliográfico de la empresa que la gestiona. El anexo, la zona infantil está en la práctica, vacío. Una habitación enorme y desangelada donde está todo por hacer, sin apenas libros, material o decoración que la haga atractiva a sus pequeños usuarios. Y sin más actividad en todo el recinto que la de sus bibliotecarias, que se esmeran estos días por solventar todos los inconvenientes y corregir todos los defectos que las prisas por inaugurar cuanto antes han impedido pulir de antemano. De hecho, las prisas por poner en marcha el servicio, hacen que a día de hoy esté aún todo “en construcción”, término que se aplica a las páginas web sin acabar y que se adecua perfectamente al proyecto municipal. Parece ser que la carencia de libros en una biblioteca es, según el alcalde, una ventaja, “una apuesta por lo digital”. Por lo tanto y como si de una suscripción a Netflix se tratara, los usuarios registrados tienen como alternativa a la carencia de libros físicos, la posibilidad de acceder y descargar libros, películas y series a través de la plataforma que pone a su disposición la empresa adjudicataria, un fondo amplio y bien surtido del que disfrutar desde casa. Se trata sin duda de un formato de biblioteca bastante alternativo, sin inversiones, personal propio o dotación alguna. El contrato firmado con la empresa Infobibliotecas tiene una duración de seis meses y un coste, una vez más, indeterminado. El acuerdo con la empresa gallega estará en vigor hasta las próximas elecciones y no más allá.  De hecho, la oposición municipal cree que la Biblioteca Municipal saldrá a concurso próximamente pero se desconoce si tendrá continuidad a largo plazo. La dotación económica que figure en los próximos presupuestos municipales 2019 dará una idea clara de su compromiso con este servicio. Por el momento, en la página web figura una futura red de bibliotecas municipales con sedes en barrios y pedanías y que tendrían como epicentro la José Antonio Suárez de Puga.Lo que sí se sabe es que se tiene la intención de que las nuevas instalaciones sean provisionales y que su futura ubicación definitiva esté en las naves del Fuerte San Francisco, una vez la Junta de Comunidades termine de adecuarlas y las entregue al Ayuntamiento. Así se acordó en su día tras el traspaso de los terrenos y así lo ha venido solicitando reiteradamente el Ayuntamiento por vía judicial y para lo que ya cuenta con una sentencia firme que lo dictamina. A diferencia de todos estos años de litigio entre ambas administraciones, cuando el Ayuntamiento no acababa de definir un proyecto para las naves del Fuerte, parece que ahora el equipo de gobierno popular si tiene claro que allí se instalará la Biblioteca Municipal de Guadalajara. Falta por saber si la fórmula para su continuidad será la de seguir subcontratando, como se hace con los servicios de limpieza, basuras, el agua o con los socorristas de las piscinas.  De hecho, en la última convocatoria de plazas de funcionario que acaba de anunciar el Ayuntamiento no figura ninguna de bibliotecario. Tampoco se tienen noticias de como se van a dotar de contenido y de personal unas futuras instalaciones que por definición ocuparán un espacio mucho más extenso que la actual y que precisarán de presupuesto propio y de una amplia dotación de medios materiales para llenarlas de contenido y actividades. Habrá que esperar. 

 

Para acceder a los servicios de la Bilblioteca Municipal es necesario ser portador de la tarjeta ciudadana Xguada y registrarse personalmente en sus instalaciones. Las primeras actividades culturales en la José Suárez de Puga se espera den comienzo en diciembre, especialmente dirigidas a niños y personas mayores. Se podrán consultar en la revista municipal Guadalajara Cultura. La Biblioteca aspira a albergar de forma permanente clubes de lectura y está abierta a todo tipo de actividades que los usuarios propongan, para cuyo desarrollo aceptan la colaboración ciudadana. Se espera que próximamente puedan celebrarse talleres relacionados con las nuevas tecnologías, dirigidos a mayores, entre otras iniciativas con las que trabaja su personal ya de cara a 2019.La Biblioteca Municipal José Suárez de Puga cierra los lunes. El horario de martes a viernes es de 11 a 21h;  Sabados de 10.30 a 21h. Y los domingos de 10.30 a 14h.   

 

 

Embrollo presupuestario.

Resultado de imagen de parque san roque guadalajara

La remodelación de La Concordia y San Roque había quedado en suspenso, y también la Media Maratón. Todo en el mismo lote.

Por Gloria Magro.

Ni Guadalajara se quedará sin Media Maratón en diciembre, ni a los funcionarios del Patronato de Deportes les van a cortar la luz por impago, ni tampoco el pavimento del paseo de La Concordia hasta San Roque dejará de renovarse próximamente. Tan extraños compañeros de presupuestos son los que ha hecho el grupo municipal popular y como era de esperar, después de una semana de anuncios grandilocuentes y rupturas escenificadas en público, las aguas han vuelto a su cauce y la ampliación de crédito que pedía el Ayuntamiento para solventar tan distintos asuntos fue aprobada ayer viernes con el voto, ahora sí, de Ciudadanos, sus socios de gobierno. Así, los eventos deportivos vuelven al calendario, los suministros municipales están asegurados y las obras, en este caso la renovación del eje La Concordia-San Roque hasta Adoratrices, seguirán su curso. Lo difícil es explicar que ha pasado y porqué. La oposición no lo entiende y seguramente la ciudadanía, tampoco.  Sigue leyendo

#26M

voto-urna-elecciones

El año político que ahora comienza fnalizará con las elecciones del 26 de mayo. //Foto: Internet

Por Álvaro Nuño.

Domingo, 26 de mayo de 2019, a las 20:00 horas. Es el día y la hora en el que finalizará el intenso curso político que acaba de comenzar en casi todos los municipios de España salvo en los que todavía disfrutan de fiestas como Azuqueca de Henares. Los ciudadanos tendremos ante nosotros tres urnas a falta de las dos habituales porque a las elecciones al Ayuntamiento de cada municipio y, en nuestro caso, a los comicios regionales, se suman este año las elecciones al Parlamento Europeo, ese en el que descansa -perdón, ejerce quise decir- plácidamente nuestro eurodiputado alcarreño del Partido Popular Luis de Grandes. Incluso hay quien vaticina ya que puestos a votar, ¿por qué no se ponen una cuarta y quinta urnas ya y así elegimos al Congreso y al Senado, terminando con la sorpresiva legislatura del socialista Pedro Sánchez y su ministra también del terruño Magdalena Valerio?

Sigue leyendo