Castillejos y la casa de Santiesteban, herencias envenenadas (I)

Por Gloria Magro.

El Ayuntamiento de Guadalajara acelera la presentación de nuevos proyectos para la ciudad. Los dos últimos, la propuesta de concurso para un nuevo centro de ocio en la Finca Castillejos y la recuperación de la casa del pintor Carlos Santiesteban, han levantado ampollas. En ambos casos se trata de ejecutar dos herencias que a lo largo de los años y por diversos motivos se han revelado como envenenadas. Ningún equipo municipal hasta ahora ha sabido dar salida con solvencia y cierta continuidad a unos legados de gran relevancia. Sin embargo, si para algo ha servido que sus propietarios testamentaran a favor de la ciudad es para mantener su nombre en los titulares muchos años después de su fallecimiento. Que se cumplan sus deseos póstumos aún está por ver.

Sigue leyendo