Lo que pudo ser y no ha sido.

2F218412-85CF-4C86-AEBC-240C55065450.jpeg

En ese punto de la calle Mayor Baja, el panorama es desolador a poco sentido estético que se tenga. Foto: Nacho Izquierdo.

 

Por Gloria Magro.

Apenas faltan unas pocas horas para que liquidemos 2018 y el año se nos queda ya anticuado y viejo. El pan y la sal del día a día son esos escuetos comentarios en Twitter surgidos de todas partes en un bombardeo perpetuo e incesante que no se detiene nunca y al que, en la práctica, es imposible seguir el ritmo. La nueva fuente de noticias que alimenta al mundo es universal y no necesita secciones ni redacción alguna. Todos podemos ser el medio y el mensaje, sin necesidad de filtros y con un feedback continuo e incesante. Vivimos en la aldea global de McLuhan, aunque nuestra aldea alcarreña siga anclada en otra época y Guadalajara empiece a recordar una ciudad de posguerra. Sigue leyendo

Anuncios