El amago de Román

2016.04.15 AntonioRoman

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, en una foto de archivo.

Por Álvaro Nuño.

Los últimos acontecimientos acaecidos en el número 1 de la Plaza Mayor esta última semana me han dejado un poco perplejo, la verdad sea dicha. Tras un año y medio asegurando que el Alcalde podía ser médico por las mañanas y dedicarse a los asuntos ciudadanos por la tarde -e incluso saludable políticamente hablando-, de repente, Antonio Román llevó a Pleno una propuesta propia deshaciendo el camino andado por él mismo y pidiendo su liberación como primer edil, aunque no a tiempo completo. Sin embargo, los tres grupos de la oposición, que llevan el mismo tiempo exigiendo justamente lo contrario, en ese Pleno rechazaron la propuesta del PP, por lo que todo queda igual que antes. El alcalde trabajando por las mañanas en el Hospital y la ciudad siendo representada por su segundo de a bordo.

Sigue leyendo