Después de la tormenta

Creo que tod@s llevamos unos días complicados en una situación que por mucho que nos decían, no nos creíamos que llegaría. Y que llegó peor de lo que pensábamos. Pero es de bien nacido ser agradecido. En primer lugar, gracias porque fuisteis los primeros ante todo este caos, a la Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Bomberos, sanitarios, ambulancias, Protección Civil, SOS 4×4, agricultores, conductores y empresas de Bulldozer, retroescavadoras, autoniveladoras, quitanieves y ayuntamientos. Por ayudar, por estar ahí, por intentar que pudiéramos funcionar, movernos, conducir y socorrer. Por horas sin descanso y perdonadme si me olvido de alguien. A todos, gracias. Llegó el ejercito, que es verdad que viene de maravilla y estamos agradecidos, pero todos vosotros fuisteis los primeros y eso, NO SE OLVIDA. GRACIAS”. Eva Martínez. Facebook.

Por Gloria Magro.

Después de la tormenta dicen que viene la calma. Quien inventó semejante sandez debería de haber pasado con nosotros la semanita que llevamos sufrida en Guadalajara. Después de Filomena en vez de calma y sosiego lo que ha llegado es una semana ártica y un colapso épico que aún nos tiene sepultados en toneladas de nieve y hielo. A siete días vista, la ciudad continúa convertida en una estación de esquí a gran escala por arte y gracia de un fenómeno atmosférico de proporciones nunca vistas y cuyos efectos a corto plazo no parecen tener fin.

Sigue leyendo