El relator

Firma de convenio para campus universitario de la UAH en Guadala

De izda. a dcha., el alcalde de Guadalajara, el presidente de Castilla-La Mancha, la ministra de Defensa y el rector de la Universidad. // Foto: Ayto. Gu.

Por Álvaro Nuño.

Es el oficio de moda desde que la no muy locuaz en esta ocasión vicepresidenta Carmen Calvo pronunció la palabreja que está desatando un verdadera revolución en todo el país. Nadie sabe muy bien para qué sirve realmente ni para qué servirá, pero por de pronto ya ha conseguido que las dos Españas se vuelvan a enfrentar envueltas en la bandera. Ese mismo día, el presidente regional, Emiliano García Page, estaba en Guadalajara y apareció en todos los medios de comunicación nacionales dejando clara su “perplejidad” como la de la mitad del país ante este nuevo anuncio del gobierno de Pedro Sánchez y todo mientras que llevaba cogida del brazo a su ministra de Defensa, Margarita Robles.

Pero, la verdad sea dicha, si nos atenemos a lo que el diccionario de la Real Academia de la Lengua define como relator, la persona que “hace relación de los asuntos tratados, así como de las deliberaciones y acuerdos correspondientes”, el “culebrón” del Campus de la Universidad de Alcalá en Guadalajara, sin duda necesitaría uno o dos, pues después de doce años, tres rectores, otros tres presidentes de Castilla-La Mancha, dos gobiernos en Madrid y -eso sí-, un solo alcalde, todavía no se ha movido allí un ladrillo y alguien debería dar fe de quiénes son  los responsables o irresponsables para que la película se haya alargado tanto, circunstancia que ayer todos los actores reconocieron pero sin asumir culpas, mirando de reojo al de al lado. Eso así, la iglesia de Los Remedios, vestida de paraninfo alcarreño de la universidad alcalaína, que contemos es ya el tercer acto que acoge con los primeros espadas en cada momento para oír buenas palabras e incluso compromisos por escrito que todavía no se han cumplido. Uno fue un 2 de abril de 2008 con José María Barreda, Virgilio Zapatero y Antonio Román como protagonistas, cuando acordaron la construcción del futuro campus en el polígono del Ruiseñor, una instalación al estilo americano, abierto, lleno de césped entre las facultades y con edificios de diseño, como nos mostraron en preciosos mapas e infografías. La segunda fue el 13 de enero de 2009, cuando el mismo ex presidente, el ex rector  y el mismo alcalde anunciaban nuevas titulaciones para ese futuro campus que nunca se llevó a cabo. Parte de ellas se están impartiendo hace años en un edificio prefabricado.

Por medio han quedado otras muchos actos públicos, comenzando con el propio anuncio del nuevo campus del 5 de abril de 2006; el protocolo firmado ya por el rector Fernando Galván, la entonces nueva presidenta regional, María Dolores de Cospedal, y el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, el 30 de marzo de 2015, ya desechado desde 2011 con la llegada del PP a Toledo el proyecto del Ruiseñor; y la asunción de la nueva ubicación y el nuevo planteamiento por parte de Page el 3 de febrero de 2016, visitando in situ Las Cristinas junto a Galván, Román de nuevo y el entonces director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Eduardo Zamarripa.

El último acto tenía lugar el miércoles con la presencia de la actual titular del Ministerio de Defensa que como casi todo el mundo sabe ya, “cede” el colegio de Las Cristinas por la nada desdeñable cantidad de nueve millones de euros, dos que paga la Junta en metálico y siete que pone el Ayuntamiento a cambio de cuatro parcelas urbanizables en la ciudad. La jugada no le ha salido mal del todo, pensando que el Ejercito tenía abandonadas completamente esas instalaciones desde hacía años  -su último destino fue ser un colegio público de enseñanza primaria- y sin visos ni posibilidades de emplearlo para otra cosa más fructífera. ¡Ya tenemos dinero para comprar más tanques y balas que esperemos nunca tener que utilizar!. ¿Qué va a hacer Defensa con esas parcelas? Pues se supone que venderlas porque no creemos que haga casas para militares. Y el alcalde le dio a Robles una buena idea: que utilice al menos parte del dinero para mejorar el Archivo Militar anejo al futuro Campus. De hecho, será el único edificio de toda la parcela que no servirá para la docencia universitaria y ya puestos, podrían trasladarlo a una de las nuevas parcelas y cederlo también. En este sentido, sigo pensando que es absurdo que se especule con terrenos e instalaciones públicas entre administraciones cuando su finalidad también seguirá siendo pública. Eso no es una cesión, es una venta.

¿Y ahora qué? se preguntarán. Según el nuevo rector, José Vicente Sanz, tras la firma del protocolo se inicia el proceso legal para que la Universidad sea la titular del terreno y las instalaciones, y  “en un plazo breve”, se comiencen los estudios topográficos, catas y auditoría del edificio para redactar y licitar el proyecto de ejecución que esperan que esté listo “este año” según el rector. “Llegamos al final del principio” dijo muy ilustrativamente Sanz, refiriéndose al tormentoso calvario que ha pasado el proyecto de este campus y resaltando la necesidad de nuevos espacios ante el aumento de un 17% de la matrícula de universitarios en la ciudad, hasta alcanzar los 3.500 en 2018.

Por su parte, tanto Page como Román, decidieron celebrar la ocasión enterrando al menos por un día el hacha de guerra entre PP-Ayuntamiento y PSOE-Junta para felicitarse mutuamente por la tan ansiada firma del acuerdo: “El compromiso de hoy es que esto no sea un papel más, un papel mojado -como habían sido hasta ahora todos los firmados-. Hay dinero -50 millones de euros- de por medio y tenemos unas ganas inmensas de empezar”, dijo el presidente castellano-manchego. Esperemos que nuestro relator lo vea y vaya corroborando que el proyecto avanza y la colaboración entre administraciones se mantiene con el mismo espíritu que el mostrado el pasado miércoles. Y si alguien vuelve a poner palos en las ruedas, ¡que nos lo diga!

Por cierto, también que nos cuente si el ambicioso Paque Científico y Tecnológico que iba asociado al proyecto incial se mantiene todavía como ese elemento dinamizador y modernizados que iba a ser de la ciudad y la provincia o ha pasado a mejor vida. Desde que el ruiseñor alzó el vuelo, no hemos vuelto a oír ni una sola palabra de él.

 

Anuncios

Las hojas marcadas del calendario

Por Borja Montero

No todos los días son iguales en la oficina. Hay algunas fechas que están marcadas en el calendario como ocasiones especiales, jornadas en las que la actividad se sale un poco de lo habitual. En el caso de los representantes políticos, que debido a su particular actividad laboral nunca tienen un día rutinario, hay fechas que también tienen un mayor peso que otras, con reuniones de mayor calado, puesta en marcha de nuevos proyectos, inauguraciones o actos más mediáticos o multitudinarios. Estos días hemos tenido el anuncio de uno de estos días para resaltar en rojo o con rotulador fluorescente en el calendario: el 6 de febrero. O quizás sea solamente un día más en un largo, largo proceso. El tiempo lo dirá. Sigue leyendo

Page vuelve al tajo

Hospital de Guadalajara

Emiliano García Page (en el centro) durante la visita a las obras del hospital. // Foto: Guadaque

Por Álvaro Nuño.

Por fin el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, acudía el pasado miércoles a Guadalajara capital a visitar unas obras, y no unas obras cualquiera sino quizás el reto –“institucional y político”, según sus propias declaraciones- que tiene la Junta en esta provincia, que no es otro que la finalización del Hospital Universitario. Como en las grandes ocasiones ya casi olvidadas de las épocas de vacas gordas, Page y una numerosa cohorte de cargos políticos y técnicos, seguidos de las cámaras de los medios de comunicación, se calzaban el casco de albañil y el preceptivo chaleco fosforito de seguridad para recorrer el interior de esos edificios fantasma coronados durante los últimos años por unas grúas inertes que vistas desde el horizonte parecían el monte del Calvario.

Sigue leyendo

Un futuro (incierto) para el Fuerte

IMG_6276.JPG

Almacenes de maquinaria, excelente ubicación para una biblioteca pública. Foto: El Hexágono.

 

Por Gloria Magro. 

Hace unos días un paseo familiar nos acabó llevando a lo que antes era el complejo del Fuerte San Francisco. Desde la calle Italia entramos por el Espacio Tyce y deambulamos sin prisa en busca de gatos con los que entretener a los niños. No encontramos gatos pero sí naves abandonadas, pavimento en mal estado, suciedad y mucha dejadez en todo el recinto. Una cofradía ensayaba con un trono y el sonido de la música de Semana Santa acompañaba nuestros pasos solitarios pese a ser una soleada tarde de domingo. El Fuerte, lo que debía de ser a día de hoy un espacio cultural vibrante recuperado para la ciudad, sigue siendo un recinto olvidado en el mismo centro de Guadalajara. Casi veinte años después de que lo cediera el Ministerio de Defensa, las antiguas instalaciones militares duermen el sueño de los justos, prisioneras de los desacuerdos políticos entre el Ayuntamiento y la Junta de Comunidades. Sigue leyendo

Reservistas, soldados S.A.

DSCN3707.JPG

Casi cinco mil civiles componen la Reserva del Ejército español hoy. Foto: M.A.Núñez Castro.

Por Miguel Ángel Núñez Castro*

La Reserva Voluntaria se crea en el año 2003 como una necesidad defensiva y con el fin de reforzar las capacidades de las Fuerzas Armadas. La filosofía de la Reserva española es la de ciudadanos voluntarios que apoyan, individualmente, a las unidades armadas en función de su experiencia y formación civil. No forman unidades de reservistas combatientes, ni ocupan puestos de combate, salvo que hayan tenido formación y experiencia militar previa. Esos cometidos individuales abarcan todo el rango de profesiones civiles que tengan aplicación en el apoyo a las fuerzas armadas, desde conductores hasta expertos en redes informáticas, medicina, etc… para ello se solicita del reservista disponibilidad para su formación y para participar en ejercicios, así como disponibilidad para prestar servicio en el destino asignado.

Sigue leyendo

Cospedal ETT

Por Borja Montero

El ser humano es un animal social, una especie gregaria que necesita indispensablemente de los otros para ver colmadas sus necesidades vitales. Pronto se superó la organización similar a las manadas, propia de otras especies animales, y las poblaciones se estabilizaron, tanto geográficamente, estableciéndose en lugares fijos, como jerárquicamente, creando roles que, en la mayoría de los casos, son estables y admiten poca permeabilidad. La dependencia y la colaboración con los otros ha sido indispensable en las distintas etapas de este evolución y en todos sus estamentos. Este carácter gregario del ser humano provoca que, indefectiblemente, uno cree a su alrededor grupos de personas en las que confía y en las que, en caso de pertenecer a los grupos sociales mandatarios, delegar algunas funciones. En este sentido, María Dolores de Cospedal es un ser humano en toda regla, y ahora veremos por qué. Sigue leyendo

El privilegio de lo público

Por Borja Montero

Guadalajara había sido en los últimos meses el escenario de una de las noticias más llamativas, por lo arcaico de la misma, del panorama nacional. Resulta que, debido a unos viejos acuerdos de cesión, Guadalajara debía ofrecer al duque del Infantado el Palacio que lleva su nombre para su uso y disfrute siempre que lo solicitara, al que, gracias a una sentencia judicial no tan vieja, se ha convertido en la obligatoriedad de ofrecer una “solución habitacional” para que el noble dentro del emblemático inmueble, un mandato que fue tomado para sí por el Ministerio de Cultura, que inició los trámites para habilitar una vivienda en el torreón del Palacio. Esta decisión, tan estamental y feudal, parece que no va a llevarse a cabo ya que el Ayuntamiento de Guadalajara ha procedido a denegar la licencia de obras basándose en las normas urbanísticas vigentes en la ciudad. Sigue leyendo