Disculpas que no lo son

Por Gloria Magro.

Internacional de trabajadores americanos, desde el s.XIX, el sindicato mayoritario de la construcción en  Estados Unidos, LiUNA

Dos semanas ha tardado el concejal de Cabanillas del Campo, Jaime Celada, en disculparse por entonar el Cara al sol haciendo el saludo nazi en un restaurante de Guadalajara el pasado 31 de enero. Quince días después de que su partido le abriera un expediente disciplinario por estos hechos, el edil ha admitido que cantar himnos fascistas «no está bien». Sin embargo, no se plantea dimitir y compara el tema falangista con La Internacional, el himno que llama a la solidaridad de los trabajadores y que se canta en todo el mundo cada Primero de Mayo. Ni son disculpas, ni parece haber entendido nada.

Sigue leyendo