Las aves del Henares

henares-manoloandres (2)

Las aves conocen instintivamente las leyes del agua y sus ritmos. Foto: Proyecto laBORINg.

Por Manuel Andrés Moreno. (*)

Muchas veces no somos capaces de valorar aquello a lo que estamos acostumbrados, lo que nos rodea desde que tenemos recuerdo. Y si lo concretamos al ámbito del paisaje o del patrimonio natural, -si es que fueran cosas distintas-, esta no-valoración puede ser o estar muy próxima, incluso, al desprecio. El río Henares, junto a sus ríos hermanos, los ríos Salado, Dulce, Cañamares, Bornova, Aliendre, Sorbe, Badiel y Torote y antes de fundir sus aguas con el Jarama, constituye una cuenca de 4.144 kilómetros cuadrados, la mayor parte en la provincia de Guadalajara. Sigue leyendo

Anuncios

Se fueron con el viento

Un momento de la inauguración de la exposición temporal en el Museo de la Evolución Humana de Burgos. // Foto: M.P.

Un momento de la inauguración de la exposición temporal en el Museo de la Evolución Humana de Burgos. // Foto: M.P.

Por Marta Perruca

Tenía unas ganas enormes de conocer el Museo de la Evolución Humana y la oportunidad me la pintaron calva, porque el Museo de Molina de Aragón, en el que trabajo, cedía algunas de las curiosidades de sus fondos para la exposición temporal “Se fueron con el viento. La sexta extinción”  que se inauguraba la semana pasada. Así que pusimos rumbo a Burgos para ver el resultado de la muestra y cómo lucían en las vitrinas nuestro huevo de ave elefante de Madagascar (Aepyornis Maximus) del Pleistoceno final-Holoceno, el más grande del mundo, incluso por encima de los de los dinosaurios, que por cierto, son bastante más pequeños y también se pueden ver en nuestro museo; un cráneo de bisonte del Pleistoceno (Bisón Priscus), procedente de la Antigua Checoslovaquia y un fragmento de mandíbula de mamut del Pleistoceno final (Mammuthus Primigenius). Junto con los nuestros, también se mostraban las postrimerías de otros animales como el oso de las cavernas, el rinoceronte lanudo, el uro, el caballo salvaje, el miotrago, la holmesina, la macrauquenia, el gliptodonte o el megaterio.

Sigue leyendo