Apagón cultural

 

jca_6645

La cultura dinamiza durante todo el año la vida social de la provincia y genera una importante actividad económica que en estos momentos se encuentra paralizada.

 

“En Guadalajara no nos rendiremos nunca, no nos pararemos, proyectaremos nuestro Maratón de Cuentos, construiremos una cabaña, nos refugiaremos en ella, encenderemos la luz y el espectáculo dará comienzo un año más en la Ciudad de los Cuentos: cultura viva de sabiduría popular, ancestral y libre”. Concha Carlavilla.

 

Por Gloria Magro.

La cultura popular ha resultado ser el último campo de batalla donde obtener réditos políticos aunque en juego haya miles de puestos de trabajo y un sector económico muy rentable que podría salir seriamente dañado, también en Guadalajara. En estos tiempos de pandemia, cualquier asunto, por importante que sea, si no está referido a la situación por la que atravesamos, es visto como algo superfluo, frívolo, secundario y falto de empatía. Y si además resulta un tema que pueda tener alguna doblez o al que se le pueda sacar algún tipo de ventaja política, bienvenido sea.

Sigue leyendo

Historias de la España vaciada: el éxodo (II)

Un desierto de piedras, en tiempo fueron hogares, tuvieron vida y esperanza. Ganaderos, más bien pastores que mantenían sus familias. Sin agua corriente pero sí la más pura de los manantiales y arroyos, sin electricidad, tenían el sol, el resplandor de las llamas de sus chimeneas, el calor de los animales que compartían una parte de la casa. El atender a hijos y mayores, los quehaceres diarios, los días de cosecha y matanza, preparar las conservas para afrontar el largo invierno. Todo al traste por un puesto de trabajo en una cadena de montaje, o.. sentado durante horas en un camión… en talleres, fábricas…”. Emilia Fátima Taberné.

55929368_2161021170651381_5471026764387975168_o

La Guadalajara vaciada. Ruinas del pueblo de La Romerosa. Foto: José Parra.

 

En una conferencia pronunciada a principios del año 1962 en la Casa de Guadalajara en Madrid por el entonces gobernador civil, José Manuel Pardo Gayoso, este dijo entre otras cosas:Nadie piense que estos 35.000 paisanos nuestros -el número de guadalajareños que en el decenio 1950-1960 emigró de la provincia de Guadalajara- han huido de su tierra atraídos solamente por la luces de la ciudad. Se marchan de su provincia nativa porque en ella hay un déficit de 11.355 puestos de trabajo y porque a nadie le agrada la idea de pasarse la vida arañando una tierra estéril que no compensa el esfuerzo que se le dedica”. Nueva Alcarria, 1962. (*)

 

Por Gloria Magro.

Guadalajara se vacía inexorablemente. La historia de muchas familias se puede rastrear en un par de generaciones atrás hasta la alcarria, la campiña o la serranía. En algunos casos hasta lugares que hoy solo existen en el recuerdo y que son poco más que ruinas de paso inesperado para cazadores y excursionistas ocasionales. El mapa cartográfico de Guadalajara no recoge puntualmente las localidades que ya no existen, que se perdieron, pero los datos estadísticos demográficos que la Diputación Provincial ofrece en su web son desoladores y dan idea de hacia adonde nos encaminamos en materia de población rural. Sigue leyendo

Archivo de Manu Leguineche: una crónica general del mundo

Los autores, que han investigado el fondo personal del reportero vasco afincado en Brihuega, destacan el hallazgo de miles de artículos y fotografías, y decenas de cuadernos, acreditaciones, escritos inéditos y objetos personales.

La UAH y el Archivo Histórico de Euskadi han mostrado interés en la puesta en valor de un material indispensable para calibrar la talla personal y profesional de Leguineche.

Manu Leguineche

Se acaba de saber que la familia ha cedido, que no donado, su documentación privada de Brihuega al Archivo Histórico de Euskadi.

Por Pedro  Aguilar* y Raul Conde*

Resultaba imprescindible sacar a la luz el archivo personal de Manu Leguineche si, como sabemos, se trata de un testigo presencial de los acontecimientos históricos ocurridos en el mundo durante la segunda mitad del siglo XX. Como periodista, entrevistó y mantuvo conversaciones con los personajes que protagonizaron este período histórico. La mayoría de los testimonios que recogió forman parte de sus reportajes y de sus libros, que siempre entendió como una prolongación de sus crónicas periodísticas. Pero intuíamos que entre las estanterías, en los armarios y en los cajonestenía tenía que haber documentos que completasen esa gran crónica general del mundo según Manu Leguineche que forman sus escritos publicados en uno u otro formato. Sigue leyendo