El Consorcio

2016.05.13 Esteban Roman

Los alcaldes de Marchamalo y Guadalajara, en su reunión del pasado miércoles 11 // Foto: http://www.marchamalo.com

Por Álvaro Nuño.

Lo que parecía que iba a acabar como otro rosario de la aurora, afortunada y aparentemente se ha reconducido hasta el momento y ha retomado el camino de la cordura, el diálogo y el sentido común que, como ustedes saben, en demasiadas ocasiones es el menos común de los sentidos. La reunión mantenida entre los alcaldes de las vecinas localidades de Guadalajara y Marchamalo, Antonio Román y Rafael Esteban, deja abierto un halo de esperanza en el eterno conflicto entre estas dos localidades por el “quítame de aquí esos autobuses”. Como les digo, la cosa pintaba mal porque al anuncio unilateral por parte de la Junta de aumentar la frecuencia y las paradas de la línea interurbana que une Marchamalo con la capital, le sucedieron unas declaración del vicealcalde con cara de pocos amigos negándose en redondo a dejar que los viajeros marchamaleros puedan apearse en el centro de la ciudad y en su centro comercial.

Sigue leyendo