Guadalajara 360

Por David Sierra

Es obvio que la llegada del nuevo campus universitario dentro de Guadalajara implicará cambios importantes en toda la ciudad y, muy especialmente, en el casco histórico que albergará una instalación de esta magnitud con todo lo que eso conlleva en cuanto a trasiego y movilidad en una zona que a lo largo de las últimas décadas ha experimentado un continuo decaimiento de la actividad, fruto de la inoperancia de las diversas corporaciones municipales que han gobernado la capital para establecer un plan de presente y futuro que permitiese aprovechar todas las fortalezas que ofrece el núcleo más antiguo de esta urbe.

Sigue leyendo