Trábalos

Vista panorámica de Dávalos desde la esquina con la biblioteca. // Foto: R.M.

Vista panorámica de Dávalos desde la esquina con la biblioteca. // Foto: R.M.

Por Óscar Cuevas

Desde que Antonio Román Jasanada es alcalde de Guadalajara, se han sucedido muchas obras de reforma y remodelación en el casco histórico. Trabajos que han adecentado el aspecto de muchas calles y plazas de modo evidente. La lluvia de millones que propiciaron el Plan E y la privatización del agua a las arcas consistoriales entre 2007 y 2011 permitieron la multiplicación de actuaciones en zonas como las plazas de Moreno y Beladíez, calle Mayor, el entorno de La Mina, Cacharrerías, y muchas calles adyacentes a estos enclaves. En este segundo mandato “romaniano” (2011-2015) el ritmo de inversiones en el casco ha sido más reducido, por la ausencia de esos fondos, pero aún así hay que anotar reformas importantes, como la del eje Ingeniero Mariño-Ramón y Cajal o, en los últimos meses, las calles Benito Hernando, Teniente Figueroa y, finalmente, la Plaza de Dávalos.

Sigue leyendo