De “bakalas” y feministas

Rubén (Paco León) y la Jessy (Yolanda Ramos), el paradigma pokero de Homo Zapping. // Imagen: Antena 3

Rubén (Paco León) y la Jessy (Yolanda Ramos), el paradigma pokero de Homo Zapping. // Imagen: Antena 3

Por Patricia Biosca

Allá por los tardíos noventas, época de mi edad del pavo particular, entre mis coetáneos utilizábamos la palabra “bakala” para referirnos a aquella tribu urbana que disfrutaba con los ritmos machacones tipo “Pont Aeri”, llevaba chándal con corchetes y/o los colores de la bandera de España en un lateral y entre los chicos un peinado que reconocíamos como “tipo cenicero” y entre las chicas una coleta alta y apretada solo despeinada por dos mechones finos delanteros que eran rubios en el caso de las más atrevidas. De repente, no se sabe muy bien cómo, la palabra para definir al mismo grupo cambió y pasaron a llamarse “pokeros” y “chonis”. En aquel momento, yo me quedé perpleja. ¿Acaso había algún matiz en el significado que había cambiado y yo no había notado? ¿Los pokeros llevaban el cenicero y la coleta más alta y yo no me había percatado? Me resistí todo lo que pude para seguir con la tradición “bakala”. Nadé a contracorriente para hacer ver que la palabra no estaba hueca, que aún tenía tanta vida como Dj Nano a los platos de “Música Sí”. Luché por hacer ver que eran nuestros “bakalas” y no sus “pokeros” quienes tenían preferencia. Y luego pasó con los góticos y los emos. Los rokeros y los “guarros”. Los litros de toda la vida, que pasaron a llamarse “catxis” y “minis”, como si fuésemos vascos o madrileños de toda la vida. ¿Pero quién había decidido cambiar el nombre a cosas que todo el mundo aceptábamos antes? Sigue leyendo

Molina: cuatro años con el mismo Presupuesto

Imagen del ayuntamiento molinés en la Plaza de España donde tuvo lugar el último pleno municipal, el 26 de enero. //Foto: R.C.

Imagen del Ayuntamiento de Molina de Aragón donde tuvo lugar, en enero, el último pleno municipal en el que se prorrogó el presupuesto de 2016. //Foto: R.C.

Por Raquel Gamo

El Ayuntamiento de Molina de Aragón acordó en su último Pleno del 26 de enero prorrogar los presupuestos de 2016 para el presente año. Es una decisión legal pero no recomendable porque revela dos cosas: o bien la parálisis política para gobernar el consistorio (falta de una mayoría clara) o bien parálisis en los retos y necesidades del municipio en cuestión. Llama poderosamente la atención que la prórroga de las cuentas públicas se produzca por cuarto año consecutivo. Es decir, el anterior presupuesto del consistorio molinés, aprobado gracias al apoyo del Partido Popular, Izquierda Unida e Independientes por Molina, data de marzo de 2013.

Sigue leyendo

Román sin rodillo

2017-01-05-roman

El Alcalde de Guadalajara flanqueado por sus concejales. // Foto: Ayto. Gu.

Por Álvaro Nuño.

“Más diálogo” es lo que reclamaba el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, a los tres grupos de la oposición en el Ayuntamiento, en una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada el primer día laborable del año. Consciente de que él y sus compañeros del equipo de Gobierno y del grupo popular suman un concejal menos que los tres grupos de la oposición unidos, el primer edil ofrecía una política constructiva y de “mano abierta”. ¿Quién no hace buenos propósitos de cara al año que acabamos de comenzar, para él y para los demás?

Sigue leyendo

Un hombre de honor

Pleno del Ayuntamiento de la capital, el pasado viernes. // Foto: Guadaqué

Pleno del Ayuntamiento de la capital, el pasado viernes. // Foto: Guadaqué

Por Concha Balenzategui

Antonio Román, el alcalde de Guadalajara, se despachó a gusto en rueda de prensa hablando de sueldos y de concejales, dos días antes del Pleno que previsiblemente iba a debatir el espinoso asunto de las liberaciones de ediles. Aunque el punto fue retirado del Orden del Día, sin más explicación, las palabras de Román, reproducidas por escrito, audio y vídeo en los medios, mantienen su vigencia por el gramaje de cada frase, la intensidad, y el tono. Les recomiendo escucharlo y leerlo, si no lo han hecho ya. 

Sigue leyendo

Cien días que saben a poco

El Alcalde y su equipo haciendo balance de sus primeros cien días de gobierno // Foto: Europa Press

Por Álvaro Nuño

Quizás mientras que usted, amigo lector, esté leyendo este articulo, el Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara esté celebrando la sesión ordinaria del último viernes de cada mes (en este caso, del primero). Por mi trabajo como periodista local, cubrí durante muchos años largos y en demasiadas ocasiones tediosos plenos municipales en los que el guión estaba más que escrito antes de que el Alcalde de turno abriera si quiera la sesión. Así ocurría siempre que un equipo de Gobierno estaba respaldado por su propio grupo político detentando una indiscutible mayoría absoluta. Ese rodillo -democrático pero rodillo-, funcionaba prácticamente a piñón fijo y así, todas las propuestas presentadas por el grupo que mantenía esa mayoría se aprobaban con el voto en contra de la oposición, y, por contra, las mociones presentadas por los grupos minoritarios eran rechazados casi automáticamente. Menos de las deseables eran las ocasiones en las que una de las dos bancadas se saltaba el guión y el debate terminaba en acuerdo por cesión de una de las partes o de ambas. Sigue leyendo