El relator

Firma de convenio para campus universitario de la UAH en Guadala

De izda. a dcha., el alcalde de Guadalajara, el presidente de Castilla-La Mancha, la ministra de Defensa y el rector de la Universidad. // Foto: Ayto. Gu.

Por Álvaro Nuño.

Es el oficio de moda desde que la no muy locuaz en esta ocasión vicepresidenta Carmen Calvo pronunció la palabreja que está desatando un verdadera revolución en todo el país. Nadie sabe muy bien para qué sirve realmente ni para qué servirá, pero por de pronto ya ha conseguido que las dos Españas se vuelvan a enfrentar envueltas en la bandera. Ese mismo día, el presidente regional, Emiliano García Page, estaba en Guadalajara y apareció en todos los medios de comunicación nacionales dejando clara su “perplejidad” como la de la mitad del país ante este nuevo anuncio del gobierno de Pedro Sánchez y todo mientras que llevaba cogida del brazo a su ministra de Defensa, Margarita Robles.

Sigue leyendo

Anuncios

¡Guadeamus igitur! (Alegrémonos pues)

2016.01.29 campus

Los alcarreños Lorenzo Robisco (PP) y Reyes Estévez (PSOE) en el debate de ayer en las Cortes regionales // Foto: guadaque.com

Perdonen mi ignorancia, pero realmente no sé lo que ocurrió ayer por la mañana en las Cortes de Castilla-La Mancha. A muchos alcarreños, Toledo nos pilla mucho más lejos de lo que realmente está -geográfica y administrativamente hablando-, puesto que es sede del poder ejecutivo y legislativo de la región a la que pertenecemos. Pero habitualmente las noticias de sus palacios y conventos nos llegan tarde y mal. Pocos son las veces que los diputados por Guadalajara de los diferentes partidos políticos explican lo que han votado o han dejado de votar allí, aunque sean cosas que nos afecten tan directamente como en la sesión de ayer, en la que el Partido Popular presentó una Proposición No de Ley, pidiendo al Gobierno de Emiliano García Page que dote a los próximos Presupuestos de una partida suficiente para comenzar las obras del tan ansiado Campus Universitario.

Sigue leyendo

Campus: 9 años, y en el punto cero

Protocolo

Acto del protocolo a cuatro bandas para la construcción del Campus en Las Cristinas, el pasado 30 de marzo // Foto: Europa Press

Por Óscar Cuevas

A estas alturas les supongo informados, seguro, de que el pasado 30 de marzo, en el último día permitido por la Ley Electoral, la presidenta autonómica, el alcalde de Guadalajara, el rector de la Universidad de Alcalá y el secretario de Estado del Ministerio de Defensa firmaron un “protocolo” (esto es, una declaración de intenciones, aún no vinculante) para ubicar el futuro Campus Universitario de nuestra ciudad en las ahora cerradas instalaciones del Colegio María Cristina. Defensa cederá las instalaciones al Ayuntamiento a cambio de otros terrenos, y el Ayuntamiento cederá a su vez las instalaciones al Gobierno Regional, que aportará también una cantidad de dinero al Ministerio.

Con la escenificación de este acuerdo, María Dolores Cospedal y Antonio Román han pretendido hacernos ver que queda cumplida la promesa que ambos hicieron, muy al inicio de esta legislatura, de que la ampliación de la universidad arriacense quedaría en el centro de la ciudad, enterrando para siempre la iniciativa de los anteriores Ejecutivo autonómico y Rectorado de la UAH, que habían avanzado considerablemente los trámites para levantarlo en el Polígono del Ruiseñor.

Para llegar a este punto han pasado muchos años, y muchas cosas. Y es imprescindible rescatar algunos hechos del olvido. Porque la memoria ciudadana es mucho más frágil que el descaro de los políticos, y creo necesario repasar esta película de “Sé lo que hicisteis en la última década”, con una buena ración de hemeroteca.

Me disculpo de entrada con los lectores por la extensión que tiene este artículo, pero creo que la ocasión lo merece. Así que hagamos memoria.

Sigue leyendo

La Universidad que queremos

Viñeta ilustrativa de las posibles consecuencias de las reformas educativas.

Viñeta ilustrativa de las posibles consecuencias de las reformas educativas.

Por Marta Perruca

“¡Chicas! Me he mudado a Madrid”. Hacía varios años que no sabía nada de mis compañeras de Facultad, salvo de Mónica, con la que he compartido varios años de profesión en Guadalajara, pero aquel mensaje saltó en mi Facebook como si el tiempo  hubiera  estado deambulando perdido en aquellos pasillos grises, escudriñando esos sótanos de película de terror con olor a filmoteca o a las puertas del aula 506, cuando las que estábamos perdidas éramos nosotras y decidimos conocernos a lo largo de los próximos cinco años de Universidad.

Y de repente, me encontré de nuevo en ese vagón de tren con rumbo a Madrid, sentada frente a Mónica, como si esos viajes diarios a Ciudad Universitaria jamás hubieran dejado de formar parte de nuestras vidas, aunque esta vez no se tratara de llegar a tiempo a clase.

Dicen mis compis que diez años no son nada y, en cierto sentido, y teniendo en cuenta que la última vez que nos vimos fue detrás de esas mesas corridas de la Facultad, cuando todavía alguna suspiraba por cierto “atractivo profesor”, no hemos cambiado tanto. Cabría esperar encontrarse con unas perfectas desconocidas con las que ya solo compartes un puñado de años de facultad, por cierto, bastante decepcionantes gracias a una incomprensible reforma universitaria y, sin embargo, fue como si nos hubiéramos despedido el día anterior y todos estos años formaran parte de un extraño sueño. La vida puede dar muchas vueltas en diez años, pero en mi caso creo que se ha dedicado a repetir giros de 360 grados.

Sigue leyendo