El 4º de mayo

f5479f1a2d5e8dbb5fe602dbe4ffd3e8_XL

Un momento de la tradicional manifestación del Primero de Mayo, que concitó a alrededor de medio millar de personas en Guadalajara el pasado lunes. // Foto: J. Fraile / guadaque.com

Por Borja Montero

El pasado lunes se celebró prácticamente en todo el mundo el Primero de Mayo, conmemoración internacional del Día del Trabajador. Durante muchas décadas, desde 1889 para ser más exactos, esta onomástica ha servido para que la clase obrera realice un exhaustivo análisis de su situación y de su lucha por las condiciones de vida de los trabajadores y haga aún más visibles sus reivindicaciones, casi siempre a través de las distintas organizaciones que conforman lo que ha dado en llamarse tradicionalmente como movimiento obrero. Con el paso del tiempo y la consideración como día festivo de esta fecha, el contenido crítico y la implicación ciudadana en la efemérides, que debía ser festiva y reivindicativa a un tiempo, ha ido cayendo, lo que no quiere decir que la clase trabajadora no tenga nada de lo que quejarse. Hoy es el 4º de mayo, y la lucha por los derechos de los trabajadores no es menos necesaria que hace tres días. Sigue leyendo

Reivindicar lo perdido

Laur Íñigo, secretaria provincial de UGT Guadalajara.

Laura Íñigo, secretaria provincial de UGT Guadalajara.

Por Laura Íñigo*

Como mujer sindicalista, cada año el Primero de mayo es un día importante para mí. Un día en el que los sentimientos entran en conflicto. Se celebra lo conseguido y se reivindican nuevos retos. Lamentablemente, en los últimos años tenemos que reivindicar lo perdido.

Hagamos memoria: Chicago, 1886, 44 días de huelga, de esas que algunos dicen que no sirven para nada, con trabajadores muertos incluidos, consiguieron la jornada laboral de ocho horas. Ocho horas para el sueño, ocho horas para el trabajo, ocho horas para la casa. Este es el inicio.

Sigue leyendo

“Ya estamos a 30 de Abril cumplido”

Molina de Aragón se apunta a la tendencia de recuperar Los Mayos.

Molina de Aragón se apunta a la tendencia de recuperar Los Mayos.

Por Marta Perruca

“Ya estamos a 30 de Abril cumplido, alegraros damas que Mayo ha venido”. No hace tanto, las tradiciones de nuestros padres y abuelos parecían tener cierto olor a rancio y trasnochado y ahora, sin embargo, parece que todo “lo de antes” vuelve a estar de moda  y ya nadie se siente fuera de onda si lo que toca es desempolvar del arcón la falda de fieltro rojo y el corpiño o enfundarse la enagua y los pololos, para arrancarse con esas tonadas populares que los mozos cantaban en la víspera del 1 de mayo.

Y en esas estamos hoy, 30 de abril, porque una serie de colectivos de mi pueblo, Molina de Aragón, (Las Lunares, la Asociación de Jubilados y su coro, el Centro de la Mujer y el Aula de Música) se han propuesto recuperar, si no el espíritu de esta tradición, al menos sí su música, y han convocado un año más a todo aquel que lo desee en los jardines de los Escolapios, para recorrer las plazas de la ciudad cantando las canciones tradicionales de esta festividad. Sigue leyendo

El 1º de Mayo y la recuperación del papel de los sindicatos

Enrique Alejandre, durante la reciente presentación de su último libro, Un siglo conflictivo, en la biblioteca de Dávalos. // Foto: Rubén Madrid

Enrique Alejandre, durante la reciente presentación de su último libro, Un siglo conflictivo, en la Biblioteca de Dávalos. // Foto: Rubén Madrid

*Por Enrique Alejandre Torija

El Día Internacional de los Trabajadores se celebró por primera vez en Guadalajara el día 1 de mayo de 1901, organizado por el sindicato de albañiles de la Unión General de Trabajadores. Luis Cordavias, redactor de Flores y Abejas, envió esta crónica al diario madrileño El Imparcial del que era su corresponsal en Guadalajara:

“Para celebrar la fiesta del trabajo se han reunido a las diez de la mañana en el paseo de la Concordia multitud de obreros que, en manifestación pacífica, se han dirigido al gobierno. Allí han entregado un mensaje para los poderes públicos. La cordura de los obreros ha merecido elogios de todas las clases sociales. En el Ateneo se celebra esta noche velada”. ( El Imparcial, 2-5-1901)

El mensaje reivindicaba la jornada de ocho horas, y su texto fue publicado al día siguiente en el semanario romanonista La Crónica:

“Sociedad de albañiles de Guadalajara:

Excmo. Sr. Esta sociedad da a V.E. las más expresivas gracias, por la bondad con que ha atendido nuestra humilde petición y suplicamos a V.E. en este día para que recabe de los poderes públicos la forma de mejorar en lo posible la situación tan aflictiva por que atraviesa esta clase tan desgraciada como honrada. Nuestra petición se reduce a que sea una ley la jornada normal de ocho horas de trabajo en todo tiempo con el fin de quitar el contingente de obreros parados que hay la mayor parte del año. Gracia que no dudan en alcanzar de la benevolencia y justicia recta de V.E. Dios guarde a V.E. muchos años.

Guadalajara 1 de Mayo del año 1901. Por la Sociedad, la Comisión. Ignacio Aragonés, Pedro Wandelmer, Nemesio Castillo, Juan Bautista López. Excelentísimo Sr. Gobernador de la provincia.”

Sigue leyendo