Verdad, justicia y reparación.

204dd74f-2d87-47fb-b2d8-32340fc510bc.jpeg

977 nombres escritos en folios y expuestos cada 1 de noviembre, la única memoria de lo sucedido en las tapias del cementerio de Guadalajara ochenta años después.

 

Aquí en Guadalajara hay una fosa común con cientos de compañeros ejecutados por defender la justicia, la democracia y la libertad. Las hermanas de Luz, luchadoras por la Memoria Histórica, han confeccionado una bandera tricolor con tanto cariño que la extienden cuando nos reunimos… ¡que a mí me salen las lagrimas cuando veo los nombres de los muchos compañeros que allí están! El ayuntamiento del PP se niega a poner sus nombres, en cambio puso allí una placa ofensiva y amenazante “En recuerdo de los fallecidos que yacieron aquí por causa de sus ideas. Para que sirva de memoria a todos los hombres…”

Emilia Cañadas Dombriz.(*)

Por Gloria Magro.

Aunque la lluvia se tomó un descanso y el día amaneció soleado, el cementerio resulta en estas fechas un lugar húmedo y frío, y este año si cabe más. Quizá por eso el pasado jueves algunos de los familiares que cada 1 de noviembre acuden a dar visibilidad a sus muertos sin sepultura, sin lápida, sin nombre y sin justicia, este año faltaron a su cita. Quizá también porque el tiempo pasa por los hijos y los nietos de los represaliados, cada vez más mayores. El paso del tiempo es inmisericorde, como también lo es la falta de justicia y de reparación. Y de dignidad. Cientos de familias de Guadalajara siguen a día de hoy, en 2018, llevando flores a una fosa donde no hay nombres, ni sepulturas, ni monolitos, ni nada que recuerde con rigor histórico lo sucedido en las tapias del cementerio de Guadalajara durante la represión que siguió a la Guerra Civil. Rodeados de familias que SI pueden honrar a sus muertos, los familiares de los represaliados por el franquismo sólo pueden dirigirse a un trozo de césped sin identificar. Allí yacen sus abuelos, procedentes de pueblos de toda la provincia, a cuatro metros bajo tierra, para vergüenza del grupo municipal Popular.  Sigue leyendo