Más humanos

Por David Sierra

Cuando coincidimos en el supermercado, nos saludamos. Desde que dejara su Afganistán natal en busca de un futuro mejor, ha luchado por tierra, mar y aire hasta llegar a nuestro país. Recuerdo cuando nos conocimos en esa misma tienda de barrio. Me abordó entre indicaciones y signos para preguntarme sobre un producto. Aunque chapurreo el inglés, él no lo entendía o quizá mis expresiones no fueran todo lo correctas que debían. Quién sabe. El caso es que salimos de la situación con éxito y pudo llevarse lo que andaba buscando. Fue el inicio de una relación de confianza que ha perdurado hasta la actualidad.

Sigue leyendo