Solar Orbiter: la misión espacial que llevará un poquito de Guadalajara al Sol

p0811q28

Recreacion de la sonda Solar Orbiter en la órbita solar. // Imagen: ESA

Por Patricia Biosca

Mucha gente practicamos el noble deporte de la queja constante. Cuando terminamos de decir lo mal que estamos, como la señora del videoclip de “Ojete Calor” al principio de la canción “Qué bien tan mal”, que le cuenta con gusto a alguien al otro lado del teléfono que los análisis le han dado “todo mal”, nosotros, los quejicas, buscamos otros blancos recurrentes. La decadencia de una ciudad -porque un lugar siempre es decadente según el cristal con que se mire. Si no, vean “La Dolce vita” de Fellini- es la queja de ascensor por excelencia, justo después de la del mal tiempo. Y Guadalajara, la eterna ciudad dormitorio, la que ofrece casi siempre la nada, a la que le faltan vida y recursos, a la que eclipsa Madrid y no sé cuántos clichés más es el paraíso del quejica. Eso es así.  Sigue leyendo