La importancia de la perspectiva

joven-extranjero-borracho

Joven en el pretil de Toledo tal y como se lo encontraron los agentes. // Foto: Sindicato Policía Local de Toledo

Por Patricia Biosca

Un día, un amigo me contó cómo en una fecha muy señalada de celebración se quedó dormido al lado de la plaza de toros al calor de los licores espirituales a los que sometió su organismo. El cansancio le venció los huesos y acomodó su espalda contra la superficie roja del coso de Las Cruces durante un buen rato. Otra jornada distinta, en un viaje propio, presencié cómo una de mis acompañantes era capaz de quedarse frita al lado de un gigantesco altavoz en una discoteca a las tantas de la mañana con los ritmos machacones del momento atronándole a unos centímetros. También sé historias de gente que se ha quedado roque tras fallar en varios intentos a meter la llave por la cerradura, vaciando la vejiga antes de dormir o debajo de coches y camiones, en algunos casos motivando denuncias por posible secuestro al no ser encontrados por sus compañeros de juerga… Todos son (somos en algún momento) protagonistas de las mejores anécdotas de cañas, de esas que no se pagan con dinero.   Sigue leyendo