Unos 2.290 fantasmas

El Carmen anuncia el despertar de los fantasmas de invierno, en Molina de Aragón. // Foto: M.P.

El Carmen anuncia el despertar de los fantasmas de invierno, en Molina de Aragón. // Foto: M.P.

Por Marta Perruca

Cada año, cuando el verano empieza a asomar las narices por la puerta, me acuerdo de los fantasmas. Sí, de esos que en invierno chillan de frío por las calles  vacías y oscuras de mi pueblo, Molina de Aragón,  pero que están a punto de ponerse su traje de carne y hueso.

Sucede tal y como lo cuento. Cuando media julio, acudimos expectantes a ese momento en el que empezamos a escuchar, lejano, ese extraño latido que, estoy segura, se queda dormido el resto del año en alguno de sus rincones preferidos. Entonce, hay quien podría asegurar estar viendo cómo la sangre vuelve a circular por esos miembros entumecidos.
Sigue leyendo

Anuncios